Diosque: «Soy absolutamente libre de hacer lo que quiera con la música»

Diosque, una de las bandas más interesantes de los últimos años por combinar la electrónica con el pop, regresa a Córdoba para actuar el jueves en Villa María y el Viernes en el Club Paraguay de la capital.

Con esa excusa, hablamos con Juan Roman Diosque, líder de la banda, sobre su último trabajo discográfico Terruño, y sus proyectos a futuro.

Otra Canción: Antes que nada, contanos cómo te estás preparando para la vuelta a Córdoba, que es parte del regreso a los escenarios en general.
Juan:
Bien, como el tiempo que estamos viviendo, donde uno no sabe hasta último momento si viaja o no.  Vamos cuatro músicos y estamos esperando con ansias volver a tocar allí.

O.C: Me imagino que, si bien el 2020 fue un año duro en cuanto al vivo, habrá servido para poder grabar, componer, imaginar cosas.
Juan: Al comienzo de la pandemia estaba emocionado y contento, de alguna manera, porque estuve produciendo y componiendo mucho desde casa. También me estuve ligando mucho a otros músicos en la composición, algo que empecé a escarbar el año pasado y me terminó gustando mucho. Colaboré con Los Besos en Alegría Dispersa. También empecé a trabajar en otros proyectos ligados al ambient como Romanov, por nombrarte algunos.  En ese sentido, me sentí muy bien el año pasado pero hoy no tanto. Estoy un poco harto, yo vivo de tocar. Ya paso un año  sin tocar y para mí fue un golpe fuerte.

O.C: Nombraste a Los Besos, contanos un poco como surge esa colaboración.
Juan:
Yo siempre hablaba con Paula (Trama), y decíamos de hacer algo juntos. Además compartimos músicos, así que estaba todo como medio dado de antemano. Finalmente lo hicimos con una canción que fue grabada a distancia durante la cuarentena.

O.C: También sacaste Mentirosa, que tiene un tinte folklórico por lo menos en la guitarra. ¿Es la nueva búsqueda de Diosque?
Juan:
En el verano del dos mi veinte estuve en Cafayate un tiempo largo rodeándome de folklorista. Desde siempre me gustó el folklore pero la última vez que estuve flashee fuerte con la guitarra criolla, volví a Buenos Aires y salieron una camada de  canciones, que más que folklórica, tienen rasguido folklórico, pero son otra cosa. Me encanto meter bombos legüeros,  guitarras criollas mezcladas con sintetizadores.

O.C: No sé si tu intención es «meterte en el folklore» pero pienso que estás incursiones ayudan a pensar la música popular desde otro lado y por momentos ayudan abrir el panorama.
Juan:
Yo no me puedo meter en el folklore, es palabra mayor para mí. Soy un paria del genero pero si puedo tomar elementos porque soy absolutamente libre de hacer lo que quiera con la música. 

O.C: Hablemos un poco de tu último disco Terruño, que tiene una fuerte impronta melancólica o nostalgiosa.
Juan:
Es un disco que hice muy desde el dolor. Está atravesado por la muerte de mi madre. La verdad que hice unas canciones que seguro te llevan a la melancolía y nostalgia. Aparte Terruño es por Tucumán, provincia donde nací y hoy me encuentro lejos. Hoy no me quejo, pero sí hubo un momento que sentí el impulso de respirar eso.

O.C: ¿No te cuesta interpretar alguna de esas canciones? Me imagino que al momento de cantarlas debe traerte algún recuerdo. ¿Cómo se hace para que no te caiga una lagrima cuando estás interpretándola y acordándote de alguien o algo?
Juan: Yo creo que ahí  está el oficio porque vos solamente podes escribir una canción cuando realmente estás bien. Cuando estás muy mal de verdad, no podes ni siquiera tomar un papel y una lapicera. Es una parte del duelo en el cual vos te sentís bien para poder escribir desde el dolor. Después viene el oficio y compromiso que es plantearte y tener que cantarlo.

O.C Volviste a grabar la canción Federico García Calor, que originalmente estaba en tu primer disco.
Juan:
La volví a grabar en realidad a pedido del público porque es una canción que nosotros siempre la hacemos de la forma que está grabada en Terruño. Después la discográfica nos sugirió volverla a grabar. Quedó una linda  versión.

O.C: Han pasado trece años de esa primera versión. ¿Cómo te vez hoy en comparación  ese primer trabajo?
Juan:
Son muy diferentes, aprendí mucho sobre todo a escribir y a encarar una canción. Imagínate  que compuse Federico García Calor el mismo día que la grabe. Creo que esa canción la grabe con el micrófono del monitor de la compu. Creo que tiene una frescura respetable pero ahora le dedico más tiempo. Es la manera de hacerme profesional y hacer buenas canciones.

O.C: Pareciera que en Terruño encontraste el sonido de Diosque, un sonido que al mismo tiempo creo que empezó con el disco Constante.
Juan:
Vos sabes que si encuentro algo seguramente ya me quiero rajar. De hecho quiero terminar con la etapa de Constante, Llanero y Terruño. Creo que en el disco que estoy grabando ese sonido se terminó. Yo también creo que encontré algo con lo que me identifico y no es poco. Siempre decimos con los chicos que lo más difícil de hacer es lo más simple. En este nuevo disco quiero tratar de meter menos elementos en cuanto a voces, tonos de sintetizadores. Crecer más con menos cosas sería el concepto.

O.C Al mismo tiempo queres repensarte nuevamente con otro sonido.
Juan:
Es necesario en cada individuo, hay unos que se repiten y les funciona.  A mí personalmente no me funciona, no hablo de vender. Mi idea es siempre cambiar.

O.C: ¿No causa miedo el cambio permanente?. Más cuando ya hay cierta parte del público que te identifica con un sonido y género.
Juan:  
No  me pongo a pensar en eso, más allá que lo noté. Mi tema más escuchado en Broncedado del disco Constante y yo las últimas veces  no lo toqué en vivo. Otras veces lo toqué porque lo tenía que tocar. En general respeto mi interés, mi decisión de vida.

O.C: ¿Sos de los que arman la lista de tema a gusto o pensás también un poco en lo que la gente quiere escuchar?
Juan:
Para Córdoba ensayamos una lista que nos gusta a todos. Tampoco es que vamos hacer Broncedado dos veces. Pero si al momento de hacer la lista hacemos mitad y mitad.

O.C: En el disco creo que se nota la mano de Ezequiel Araujo, un gran productor conocido por tener un trabajo muy vinculado a lo electrónico pero también a bandas como Intoxicados.
Juan:
En la canción Chau que es la más destacada que el produjo es super Ezequiel. La hicimos con aparatos  analógicos, todo montado sin mirar a la pantalla. Es una canción electrónica de verdad. La manera en las que están ordenadas las líneas de los bajos y lo sintes es muy de  la onda de Eze que es lo que yo buscaba.

O.C: Para cerrar. ¿El disco nuevo tiene fecha?
Juan:
Va  ser después de mitad de año, estamos grabando todas las semanas.  Se viene un single con Luciana Tagliapietra y otro con Sara Hebe. El disco estará para agosto y septiembre.

Deja un comentario