Moderado extremismo es el trabajo que la banda presentará mañana, jueves 11 de agosto, en la sala Luis Gagliano.

moderadoextremismoNo es fácil en la escena cordobesa cumplir 10 años. Llegar a esa edad implica un trabajo de persistencia, un ejercicio de resistencia y de cierto equilibrismo que permite mantenerse vivo en una escena tan movida, ecléctica y cambiante, como es la escena cordobesa. Por suerte en los últimos años son cada vez más los proyectos musicales que logran longevidad en actividad, y este 2016, será el turno de The Tristes, de festejar sus 10 años activos, y para festejar: ¡con nuevo disco!

Moderado extremismo será el material que el jueves s e presente en la Sala Luis Gagliano del Sindicato Regional de Luz y Fuerza. Moderado extremismo, es el cuarto disco de The Tristes, banda que persiste, resiste y hace equilibrio -nada más y nada menos que en el mismísimo segundo semestre-. Es que la agrupación asegura que este nuevo disco significa un “milagro” ya que al momento de su grabación la banda “estaba destartalada, con varias bajas y sin rumbo cierto”. Por suerte en algún lugar encontraron la razón que les permitió afrontar una sesión de ocho horas en estudio Maya y documentar un repertorio que la misma banda califica de “extraño, tendiente a interpretar este tiempo de posteos permanentes, de exacerbación del punto de vista personal sobre lo que sea”.

La banda siempre trabajo cierta ambigüedad, siempre fueron moderados extremistas. En estos 10 años, la banda ha mostrado detalles de obsesión y un toque del descuido rockero, vanidad y sencillez, y aunque el propio nombre de la banda lo refute esta lejos de ser lánguido y aburridos.

Habrá que esperar al jueves para escuchar lo nuevo de la banda que en su tercer disco, Horror de Mucho, dejó una vara bien alta. Es que ese trabajo producido por Kari Mana de Hyperstatic, la banda llegó a un punto alto e interesante de la evolución que habían comenzado con Menos dormir. En ese punto, el estado de las cosas de The Tristes había parecido resolver la tensión pop-rock, con madurez, vistiendo sus canciones con prolijas ropas. Hay un punto de incertidumbre, de sorpresa, al encontrarse con un disco que fue grabado en 8 horas y en el medio del desequilibrio que  implica rearmar un equipo para hacerlo.

El segundo semestre nos encontrará moderados o extremistas.