La banda cordobesa editó su primer disco.

Hace poco más de un año, las  zapadas entre Francisco Beltran y Giuliano Pesetti desembocaron en la necesidad de avanzar a un plan mayor. Como sucede en cada rincón del planeta en el que una banda deja el estado de ebullición para tomar formas concretas, el proyecto definitivo necesitó del proceso que amplifica las comuniones originarias. Las dos guitarras que comenzaban a encontrar sus canciones salieron, entonces, en busca de las partes necesarias para completar el todo.  Allí aparecieron Ignacio Buteler y Juan Abaca y los desafíos se hicieron más grandes. Urgentes también ¿por qué no?. La expresión, cuando fluye, necesita canalizarse.  “Quisimos hacer algún cover pero no encontrábamos el que nos caiga bien, y fue ahí cuando decidimos largarnos a hacer nuestras propias cosas” cuenta Giuliano a Otra Canción. En ese transcurrir tan común pero no por eso menos mágico se gestó Violencia en el Parque, la banda que acaba de lanzar su primer material homónimo que ya puede ser descargado desde los espacios que la banda tiene en bandcamp y spotify.

A veces, los gestos que transgreden los juicios iniciales se evidencian con facilidad. No hace falta escarbar tanto para darse cuenta de que los preconceptos se derrumban. Debilidades y fortalezas de varios laterales se expresan en esos re-descubrimientos conjuntos. Uno, que escucha discos casi todo el tiempo y que anda por la vida con una cantidad enfermarte de información en la cabeza no puede permitirse darle click al enlace del disco de Violencia en el Parque sin esperar que lo comience a sonar lo traslade a algún momento particular de la vida musical de nuestro país anclada en la primera parte de los setenta. A los dos minutos deja de esperarlo y a los cuatro ya se olvidó de esa relación. “El nombre surgió escuchando el tema de Aquelarre pero no tanto por la música, sin despreciar que es un temón, sino por el nombre en sí” cuenta Giuliano. “Hacía mucho tiempo que estábamos buscando el nombre y quedó Violencia en el Parque. Medio que al principio no entendíamos por qué pero nos gustaba. Pero empezaron a preguntar y respondiendo caímos en la noción de que la elección escondía una razón. Nosotros, nuestra música es ese parque, y por medio de distorsiones, modulaciones, golpes o gritos lo vamos violentando. Nos gustan los matices, nos encanta que de tanta paz pueda dinamitarse todo. Y así queremos seguir, violentando nuestro parque“. Podríamos empezar a cruzar lecturas sobre las relaciones entre este Violencia en el Parque y aquel Violencia en el Parque. Quizás, al escuchar el disco, el panorama tienda a aclararse un poco…

Otra Canción: En el disco aparecen algunas formas que marcan una búsqueda con un anclaje en una época de la música de la Argentina, que tiene matices muy propios pese a estar, también, cruzada por lo que sucedió en el mundo entero. ¿Como convive todo ese bagaje con todo lo que vino después que, estimo, también los cruza personal y estéticamente?
Giuliano Pesetti: Se podría decir que nuestras influencias son de muchos lugares y de muchos tiempos también. Fran y yo, que somos los que componemos tenemos muy presente clásicos como Los Beatles, genios como Jeff Buckley o bandas un poco más actuales como Tame Impala o Radiohead que sin duda están siempre presentes. Con el ámbito nacional Spinetta surge inmediatamente aunque quizá no musicalmente, pero si en la estéticay poesía. También hay mucho de Cerati con todo ese detalle en el sonido, y tal vez de Charly en la simpleza y sin duda mucho de bandas del under cordobés que cada día suenan más en nuestros parlantes.

O.C: En varias canciones aparece la idea de lo violento como una marca. Algo duro, algo de realidad, algo de sensaciones encontradas con una especie de desencanto. ¿De cuando son estas canciones? ¿Son conscientes ustedes de esas marcas? 
G.P: Nosotros somos conscientes de la realidad que nos rodea, sabemos que estamos en Córdoba y vemos a nuestro barrio, a nuestra ciudad y creo que por eso existen esas marcas. No siempre son voluntarias, a veces nacen sin querer y después las vemos ahí. No estamos muy contentos con muchas cosas que pasan, y a veces nuestras letras pueden ser un reflejo de eso.

O.C: Por razones de cruces y comparaciones obvias, “Taravella” me lleva a “Los aviones” de Andrés Calamaro. Pero también se le puede entrar a una lectura (o un sentimiento) sobre Córdoba. ¿Como se sienten ustedes, como músicos, como artistas, insertos en este lugar?
G.P: Como te contaba antes Córdoba es una influencia grande para nosotros y alguna marca en nuestras canciones siempre va a tener. “Taravella” es de esas canciones que parecen que están dirigidas para alguna mujer, pero en realidad va para nuestra ciudad. Tal como esos clásicos rocanroles del corte de “Me gusta ese Tajo”, “Taravella” quiere parecer desprolijo y superficial pero es en realidad rebelde y pensado.

O.C: Ustedes dicen “EP” pero un material con siete canciones podría ser considerado tranquilamente un disco de formato tradicional. ¿Como lo trabajaron? ¿Qué creen que el disco muestra de Violencia en el parque?
G.P: Nosotros entramos al estudio con la idea de grabar unos pocos temas, ya enfocábamos que lo que surgiera de ahí fuera un EP. Terminaron siendo 7 temas, cuestión que nos sorprendió, pero creo que nunca se nos cruzó que fuera a ser nuestro primer disco. Veníamos tocando hace casi un año, y ya teníamos armado unos 8 temas. Ahí fue cuando nos mandamos a grabar. Grabamos en Estudios Liverpool, con el Chinchu Guerra que nos mostró un mundo nuevo para nosotros. El proceso duro unos meses por temas de tiempo y dinero pero finalmente para Junio ya lo habíamos terminado. Aprendimos mucho ahí. Y creo que eso es mucho lo que se muestra en el disco. Una banda que recién empieza, que tiene ganas de tocar y tiene un sonido particular.

O.C: ¿Cuales son los planes inmediatos con el disco?
G.P: La idea ahora es salir a tocar que creo que es lo más complicado en la docta. Es difícil tocar en lugares donde te traten bien a pesar de la gran cantidad de buenas bandas que hay y del público que las siguen. Igual pensamos en una próxima fecha para presentar el disco junto a otras dos bandas en algún lugar copado donde podamos tocar para los que ya nos conocen y para gente que nunca nos escuchó también.

O.C: ¿Hay canciones que van surgiendo para pensar en materiales futuros?
G.P: Hay material para trabajar y pensar en un próximo disco, quizás un LP. Nos quedaron temas viejos fuera de la grabación que luego estuvimos afilando, y en los ensayos de a poco van surgiendo nuevas melodías que están empezando a sonar como temas. Nos gustaría mucho volver al estudio pronto, pero ahora nuestro objetivo es hacer que llegue a mas orejas nuestro trabajo.

_MG_3952 como objeto inteligente-1