El músico platense llega a Córdoba en medio de la gira de presentación de Revoltoso Anti Folk su nuevo disco.

A veces una palabra se repite tanto que pierde sentido. Indie, indie, indie. Hoy está de moda ser indie, para muchos es  sinónimo de cierta tristeza y melancolía, o como dice Ricardo Cabral: «Es una pose / un desliz pulcro y espeluznante / la octava maravilla de un mundo / que jamás la advertirá». Hoy hay bandas indicadas como indies con contratos discográficos y que participan de festivales sponsoreados por marcas internacionales. Hay agrupaciones indies demasiado marcadas por el pulso del mercado. Hay tipos detrás de un escritorio que decidieron que lo indie debía ser un elemento de producción masivo, y mientras leo algunas páginas del recién salido libro autobiográfico de Kim Gordon (Sonic Youth), entiendo que se ha perdido lo ético de ser indie, para solamente dejar lo estético como elemento predominante.

billordo2Tanto preámbulo es para hablar de un tipo del cual ya hemos hablado en estas páginas virtuales y a quien hemos entrevistado, por ejemplo, en la versión radiofónica de Otra Canción. Ese tipo es Billordo, el cantautor platense, que de verdad hace culto del indie, no solo como elemento estético, sino entendiendo que hay una forma de comprender el mundo y las cosas desde ese rincón del mundo de la música. Y sí, será más difícil, muchas veces cuesta arriba, pero el tipo sigue girando por todo el país y mientras muchos se esconden en excusas para no grabar nuevos discos, Diego Billordo ha dado a luz su séptimo disco. Billordo deja plasmada una obra, que emerge con la inmediatez y la vertiginosidad de estos tiempos que vivimos. Las canciones nacen y necesitan ver la luz ya, ahora, y ahí entre el low-fi y el «hazlo tu mismo», Billordo graba 4 discos en 5 años, todo un record.

Su último trabajo Revoltoso Anti Folk, mantiene esa mezcla de folk y punk, que Billordo viene cultivando hace un par de discos, pero que tiene la certera virtud de hablar de las «cosas de ahora», de personajes actuales. «Un beso en el aire nos damos / chica de anteojos rotos./ Unas medias con bragas, / un pupo y un jardin. / Cuando son las 6 de la tarde / a fines de septiembre, / y sopla una brisa del sur, / ¿No es algo lindo?», se pregunta Diego en la canción que abre el disco, «Chica de anteojos rotos», que da muestra de que no hace falta estar deprimido, ser languido o hablar de chicas tiradas en el piso para ser indie. Billordo demuestra que se puede ser feliz desde el indie. No es la historia de un derrotado, o de alguien que se auto derrota en pos de pertenecer a un selecto grupo de moda. Billordo es así. Es feliz y visceral, e indie de verdad. Billordo cuenta la historia de un sobreviviente, como en su track 5: «Cuando la vida te vuelve a cachetear, / cuando las cosas están muy mal. / En el trabajo humillación, / el de la facu no te aprobó. / En el barrio incomprensión, / el amor te abandonó, / no te tires del balcón. / No vale la pena por favor».

¿Está bueno el disco de Billordo? Pues, eso depende de cada oído que se preste a su escucha. Muchos van a valorar el hecho de que Diego regala un disco grabado con celular, y en estos tiempos de hiperconexión el tipo le hace caso a sus impulsos, dando rienda suelta a las canciones para seguir acrecentando su obra y dejar circular sus canciones. Para otros, el recurso de Billordo puede ser una irresponsabilidad, hoy que están tan altos los standars hi-fi y aducirán que no se pueden poner a circular esas canciones como un canto rodado. Al disco hay que bajarlo o escucharlo y percibir que se siente al escucharlo.

¿Es lindo el disco de Billordo? Los discos no están para ser lindos o feos, o en todo caso depende del background de cada quien lo escuche. En Revoltoso Anti Folk, Billordo nos hace pensar que se puede ver y creer en un mundo mejor; y por sobre todas las cosas nos permite reflexionar, quizás sin querer, acerca de la actualidad de la producción y circulación de las canciones en estos nuevos tiempos que vivimos. ¿Cuántas canciones han muerto porque nunca fueron grabadas ni siquiera en un grabador? Billordo no deja morir sus canciones y eso da para celebrar.

La gira de Billordo por Córdoba:
12/3 – Budapest – Río Cuarto
13/3 – Club Central – Alta Gracia
14/3 – Bela Lugosi – Córdoba
15/3 – Polaroid – Villa María