A 10 años del regreso a la música de Gabo Ferro hacemos un repaso de 10 discos editados por el cantautor.

En el año 1997 Gabo Ferro dejó sobre el escenario del Bauen a su ex banda Porco durante el tercer tema y abandó por completo la música, la guitarra y su voz para dedicarse a estudiar historia. Siete años después, en el 2004 se reencuentra con Ariel Minimal y Fosforo García de Pez, banda con la que compartían escenarios en aquella primera época. Eran tiempos de Folclore para Pez  y ya tenían su propio sello en marcha. Ese reencuentro fue también uno de los primeros reencuentros de Gabo con la música.

Gabo Ferro recupero la voz, se acercó a una guitarra prestada en ese momento y nos sorprendió cuando volvió a cantar. Y nos sigue sorprendiendo en cada canción. En esta primera parte repasamos sus cinco primeros discos.

Canciones que un hombre no debería cantar. La irrupción de la voz

Texto del booklet del disco:

“¡Un hombre no debería cantar cosas así!”

Declaraba escandalizada Edith Piaf en 1959

después de escuchar interpretar a Jaques Brel Ne me quitte pas.

Allí Brel interpretaba a un hombre que suplicaba no ser abandonado

bajo palabra de reducirse casi a la nada.

¿Qué escandalizaba a la Piaf?

¿Acaso ver a un hombre

en el lugar que cierta (gran) parte de la sociedad y la cultura

venían (con pocas excepciones) colocando a la mujer?

¿Qué cosas deberíamos, entonces, cantar los hombres?

De la mano del sello Azione Artigianale, con Ariel Minimal y compañía acompañando, graban el 25 de febrero de 2005 en los estudios ION todos los temas. Esta dinámica de grabación como si fuese un ensayo la va a tratar de mantener en toda su obra, dejando un registro arreglado pero incidental al mismo tiempo, con una búsqueda mayor en la expresión. Con una prosa pulida y sensible Gabo pone en palabras el lado oscuro del corazón, del ser humano y de la sociedad. La operación no está solo en invertir el statu quo, aquello establecido y dado como natural, sino que va más allá. Pone en palabras realidades que estaban ahí latentes, esperando por alguien que se animara a revelarlas. Esto no es casual, luego de terminar la carrera de historia en la Universidad de Buenos Aires, Gabo asume la importancia de las palabras en la construcción de relatos que son los que definen nuestra interpretación del pasado y presente. En 12 canciones Gabo Ferro sienta la piedra fundamental y marca las cuestiones políticas que estarán siempre presentes en su obra: clase, raza y género. Además de Minimal en guitarra también graban Leopoldo Pepo Limeres en teclas y Rogelio Jara en percusión. El instrumento principal igualmente es la voz del trovador, parte fundamental para dar vida a esa operación de subvertir nuestro lugar de confort dentro de la canción.

Todo lo solido se desvanece en el aire. El disco de El Manifiesto

Gabo cita a Marx y Engels para volver a lo fundamental en un disco, es decir las canciones y la música. Desde la propia tapa elimina cualquier diseño y fotografía. Elude los recursos accesorios de grandes sellos discográficos y agencias de publicidad para volver a aquellos que se puede mantener firme en el tiempo y el espacio, sin evaporarse.

En este disco hay mayor instrumentación. Participan, entre otros el Círculo de Guitarras de Buenos Aires y La Quimera del Tango. Pepo Limeres sigue aportando desde las teclas, además se suman Federico Ghazarossian en contrabajo y  Claudio Lafalce en guitarras y arreglos de varias canciones. Incluso Flopa y Florencia Ruíz hacen sus respectivos aportes. Y no repite la misma formación para cada tema. Gabo nos introduce a pequeños universos, donde conocemos por ejemplo al niño costurera y la niña carpintero. A pesar de tener un trabajo musical más profundo, la voz permanece ahí y es la que nos guía. En este sentido, Dios me ha pedido un techo prescinde de cualquier instrumento y pone solo su voz al frente para demostrar que es suficiente para llegarnos a lo profundo de nuestro ser.

Mañana no debe seguir siendo esto. El amor primera parte

Acá se deja el uso del potencial del primer disco y cierra está especie de trilogía de manera contundente. En el último disco bajo Azione Artigianale Gabo se propone hacer un disco sobre el amor como tema central. Dentro del disco nos propone un universo romántico clásico, la naturaleza, la noche y el destino trágico de las cosas como escenario de un yo – que somos nosotros – que se resiste a que mañana siga siendo esto. Y la razón la da él mismo: “Una vez descubrí que alguien en un blog escribió anónimamente ‘Ahí está Gabo y su mariconada del amor’; por eso decidí dedicarle un disco completo al tema. Porque el amor no fue, es ni será un tema menor. Hay gente que se sostiene por y en él y tantos otros han muerto en nombre suyo. ¡¿Cómo que hablar de amor es marica?! El tratamiento de algunos y algunas –sobre todo del pop latino o ciertos subgéneros de la canción– lo realizan de manera liviana, pero el amor como problema de liviano no tiene nada; y de marica muchísimo menos. En mi caso, quise emparentarme con lo sublime del amor, quiero decir, con lo bello y lo aterrador del problema del amor” (en Revista La Central, Marzo 2008)

Los músicos que participan son: Claudio Lafalce en guitarras; Bruno Delluchi en piano; Diego Goldztein en contrabajo; Diego Moller en violín y Rogelio Jara en percusión. Se destaca un aire folclórico más marcado emparentandoce con los estilos tradicionales como la chacarera y la zamba.

Amar, temer, partir. El disco de la ruptura

Cuenta la historia que Gabo Ferro llegó a la sala del Centro Cultural Caras y Caretas con este puñado de canciones ya terminadas y le propuso al público que eligiera, las anteriores o estás nuevas e inéditas. Eligieron bien. Solo hizo falta masterizar (contra la voluntad al principio del propio Gabo) pero el disco ya estaba hecho. Es sin dudas un disco sobre la ruptura, el fin de una relación marca el tono donde cada canción busca representar un estado de ánimo, como si fuera  un vía crucis personal. La separación fue verdadera, Gabo terminó una relación y deja este testimonio de cada etapa que fue transitando. Sin embargo el cierre no puede ser más esperanzador, Volví al jardín nos habla del renacer, así como una flor vuelve a florecer con más fuerza después de la tormenta. Amar, temer, partir también es el primer disco bajo su sello propio Costurera Carpintero.

DVD + CD Piratas

El cierre de esta parte tiene este bonus. Más allá del nombre, fue una edición limitada que se conseguía en los recitales de aquel momento. No es la primera vez que se autopirateaba, Gabo editó el registro en vivo de la presentación de Canciones… en el Centro Cultural San Martín y otro de su primera gira por Estados Unidos. En este caso, el DVD es la presentación de Amar, Temer, Partir en Niceto con varios invitados, que está disponible también en YouTube.

El disco es la grabación de la presentación de Mañana no debe seguir siendo esto en la Sala Zitarrosa de Montevideo con la banda estable de ese momento.