Al cierre del primer Obras de la banda, Charly García, Nito Mestre y León Gieco subieron al escenario para participar de la interpretación de los temas “Tristeza de la ciudad” y “No te enamores nunca de aquel marinero bengalí”.

La relación de Charly García con Los Abuelos de la nada fue siempre fluctuante. Sobre todo por los cruces con Miguel, lo que desembocó en el alejamiento entre las partes.  Charly fue quien produjo el primer LP de la banda fundada por Miguel Abuelo, “Los abuelos de la nada” de 1982. Es cierto también que, por esa relación iniciática,  Charly invitó al grupo a telonear lo que fue la presentación de su disco solista (“Yendo de la cama al living”), realizada en Ferro, el 25 de diciembre de 1982. También es necesario recordar que por esos años, Cachorro, Bazterrica y Calamaro fueron parte de la primera banda estable que acompañó a García durante sus primeras presentaciones como solista (cosa que también molestaba, y mucho, a Miguel). Esos eran los indicios de la relación (pública) hacia 1982.

El 4 de junio de 1983, Los Abuelos de la nada se presentaron por primera vez en el estadio de Obras Sanitarias. En aquel concierto, la banda comenzaría a mostrar algunas de las canciones que formarían parte del segundo disco (“Vasos y Besos”) a la vez de repasar los temas del disco que había producido García un año atrás. Los Abuelos ya eran una banda masiva y ese espectáculo empezaría a delimitar la estética de lo que fue su etapa más exitosa. La imagen que aparece en el telón de fondo y las piernas del afiche de convocatoria son variantes de lo que luego fue la ilustración de la tapa del disco (cuyo título en portada, dato para adeptos, es producto puño y letra de Roberto Pettinato).

Al cierre de aquel concierto, Charly García, Nito Mestre y León Gieco subieron al escenario para participar de la interpretación de los temas “Tristeza de la ciudad” y “No te enamores nunca de aquel marinero bengalí”, dos de los mayores éxitos del primer disco del grupo.