La versión cordobesa de Disquería Mercurio estará ubicada en la galería Paseo Achával (Achával Rodríguez 225, Local 3) de Barrio Güemes.

Hace un poco más de dos años, el ambiente de la música independiente porteña veía nacer un proyecto interesante la Disquería Mercurio, un pequeño local en Avenida Santa Fe donde uno solo puede comprar discos independientes. Un paraíso de discos, que encima es atendido por sus propios dueños y allí uno se puede cruzar con Diego Bulacio (más conocido como Villa Diamante), Marina Fages, Lorenzo Anzoátegui, Lucy Patané y Lucas Caballero. Mercurio es un hermoso lugar que de muestra que solo esta muerta aquella disquería que vende colchones y solamente 3 o cuatro discos de moda multiplicados por doquier. En Mercurio encontramos un amplio catalogo de música independiente.

El logo de Mercurio Córdoba y la puesta a punto de la disquería.

El logo de Mercurio Córdoba y la puesta a punto de la disquería.

La novedad es que el jueves 5 de junio abre la versión cordobesa de Disquería Mercurio, en el corazón de Barrio Güemes  (Achával Rodríguez 225, Local 3). Allí Lucía Leiva, Leo Martín y Fran Kreiman generarán un espacio realmente necesario para la música independiente, en un lugar que lo pedía a gritos. La idea es que todos los discos de artista cordobeses puedan venderse allí, y además acercar los discos de artistas independientes de otros lugares del país. Esta será la primer franquicia de Mercurio, que además tiene la particularidad de ser copyleft, es decir que no se pagó para abrirla.

La inauguración comenzará a las 18.30 contará con los toques en vivo de Fly Fly Caroline, Candelaria Zamar, Telescopios y Bosques de Groenlandia. A continuación Lu Leiva, una de las cabezas al frente del proyecto responde algunas preguntas de Otra Canción:

1) ¿Como fue que decidieron vos, Leo y Fran armar Mercurio? ¿Por qué?
La idea surgió de la necesidad y ganas de hacer algo con el amor por la música, de materializarlo en alguna forma, de combinar la música con acciones culturales, y cuando pensé en una disquería me cerró por todos lados: eso sumado al contexto independiente actual, en donde considero que es oportuno el surgimiento de un espacio en donde se le dé especial lugar a las producciones musicales independientes, que desde hace ya un tiempo que vienen creciendo, que cada vez son más, y a que, hasta ahora, en Córdoba no tenían un lugar exclusivo de difusión y apoyo. Mercurio entra en escena porque como conocía esa disquería y veía que el espíritu era el mismo que tenía en mente, se me ocurrió contactarlos y proponerles abrir una acá. La disquería se iba a abrir fuera Mercurio o no, pero me parecía que podía ser aún más enriquecedor hacer ese lazo. Y resultó que al tiempito ellos me comentan que justo planeaban abrir franquicias copyleft; así que, hermosa coincidencia, aquí estamos! Desde el inicio lo pensé como un proyecto para llevar a cabo en equipo, por personas motivadas por los mismos objetivos, como lo son Leo y Fran, que compartían la misma necesidad y ganas de todo esto mismo, y nos encontramos y nos convertimos en compañeros de viaje.

2) ¿Cuál crees es la importancia de lo independiente?
Creo que hacer algo de manera independiente permite disponer de libertad de creación y realización; hace que, verdaderamente, sea uno mismo el límite y no algo externo. Demuestra que es posible encarar un proyecto profesionalmente sin depender de los gigantes o de 700 km. Ahora, y desde ya hace un tiempo, es el momento de la autogestión, y lo bueno que tiene es que es una conducta contagiosa. Ver que se pueden lograr cosas con el esfuerzo propio y conjunto, inspira y transmite confianza. El contexto actual es de gran ayuda, ya que el músico tiene un acceso mucho más fácil (y regional) a las herramientas que le permiten gestionar su carrera, desde grabar su disco, darlo a conocer, organizar las presentaciones en vivo, llegar al público de manera mucho más rápida y concreta.
Cuando uno encara un proyecto de manera independiente debe apelar a todo aquello que le permita que eso se lleve a cabo: el conocimiento propio, el ajeno, la tecnología, la creatividad. Y está bueno creer en uno, confiar en que es posible lograr las cosas con el esfuerzo propio y tendiendo redes, y también crear uno mismo las oportunidades y no esperar a que lleguen por sí solas.
El trabajo independiente favorece la horizontalidad, y eso está bueno; el trabajo autogestionado permite enlazar y articular diferentes áreas, involucrando distintos actores, cada uno aportando lo suyo, para lograr el resultado final, armándose así una red que si se quiere no tiene fin y que posibilita un enriquecimiento mutuo, y eso es súper alentador. Mercurio vendría a ser, justamente, una parte de esa red.

3) ¿Que bandas pueden acercar sus discos?
En Mercurio bienvenimos todas las producciones independientes, en forma de cd, dvd, casete, vinilo y sin distinción de género.