El fundador del mítico boliche salteño se encontraba internado en una clínica de la capital de su provincia.

Juan Balderrama fue el creador de lo que con el paso del tiempo se conoció como el «templo del folclore argentino». En las mesas de aquel boliche, fundado en 1954, se  inspiraron gran parte de los artistas populares del cancionero folclórico de nuestro país, especialmente los salteños. El lugar, fundado por Juan Balderrama junto a sus hermanos, había sido declarado «Interés Turístico» por el Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte de la Nación en el año 2003.

«A orillitas del canal/ Cuando llega la mañana/ Sale cantando la noche/ Desde lo de Balderrama» reza la zamba que Manuel J. Castilla y Gustavo «Cuchi» Leguizamón, escribieron  en homenaje a aquel legendario lugar.