La música argentina radicada en México regresa a Córdoba para presentar su último trabajo discográfico Lo Azul sobre mí y repasar su discografía. La cita será el lunes 29 de Marzo, a las 20 en Studio Teather, y llega luego de haber tenido que suspender sus shows durante el 2020 por el confinamiento. Después de eso, Loli se encuentra retomando la actividad con una gira pospuesta que la llevara por Rosario, Córdoba y Buenos Aires.

A pocos días de presentarse hablamos con ella sobre como vivió la pandemia y sobre su último trabajo discográfico Lo azul sobre mí, un disco que se destaca por ser el más minimalista de su carrera hasta el momento, y también el más poético. El mismo nos invita a reflexionar sobre los estadios de la vida como la muerte; mientras lo sonoro está centrado en la guitarra española y un cuarteto de cuerdas.

Otra Canción: Te imagino ansiosa por volver a los escenarios, después de un año de parate y con un disco que si bien salió en el 2019 casi no pudiste presentar en vivo. Si no me equivocó estuviste ya en Uruguay…
Loli Molina: Ando bien, con días muy intensos en Buenos Aires, con ganas de saber que pasa en Córdoba que hace mucho que no voy. Al disco no lo pude presentar por la pandemia, pero por suerte en el verano compartí en Uruguay con Nico Ibarburu, esa fue una poco la previa de la vuelta a los escenarios. Igual esto es mucho más intenso porque esté es mi país y voy ciudades muy fuertes para mi música.

O.C: Me atrevería a decir que el nombre Lo azul sobre mí suena un poco oscuro o, por lo menos, algo minimalista. A la vez, obliga a una escucha atenta.
L.M: Estoy de acuerdo con lo que decís. Lo de azul sobre mí es una imagen poética que se puede leer desde varios lugares. El azul está ligado en general a las emociones, a la profundidad, puede ser tanto el cielo como el mar. La frase «lo azul sobre mí» puede ser tanto aquello que está sobre mí o acerca de mí, de acuerdo a como lo entiendas. Es un título que reúne bastantes licencias poéticas en una sola oración. Desde la instrumentación, lo pensé con guitarra española y un cuarteto de cuerdas y voz. Donde las canciones no requirieran de artificos extras. Quise hacer énfasis en el funcionamiento de la composición por si sola.

O.C: ¿Cómo es tu relación con lo oscuro, la muerte? ¿Sos de escarbar las piedras internas que muchas veces tenemos para llegar a la luz, al diamante?
L.M: Es un disco que tiene que ver con la transformación. La muerte es un estadio de transformación, nosotros todos los días estamos viviendo pequeñas muertes y pequeños renaceres. Yo honro mucho esos estados, no hay muerte si no hay vida, y no hay vida sino hay muerte.  Son dos caras de la misma moneda por eso el disco celebra las dos cosas.

O.C: Estás radicada en México, un lugar donde se festeja la muerte. En cambio, en Argentina mucha gente la vive como algo malo o por lo menos tabú.
L.M: Creo que tiene que ver mucho con las civilizaciones originarias donde todas tenían una relación muy fuerte con el inframundo. En México eso está bastante más presente. Si bien en la conquista se arrasó con todo, esa relación con la muerte tuvo mucho más preponderancia. Argentina tiene muy poca consideración y respeto con los pueblos originarios en general. En toda tradición latinoamericana siempre hay una relación  de observación y respeto con la muerte. El mundo occidental y capitalista es el único que le da la espalda a la muerte como si no existiera, e inventa artilugios para evitar la muerte.

O.C: Eso me lleva a pensar que vivimos en un mundo donde estamos intentando vivir más, compramos cosas para no envejecer, nos cuesta aceptar a veces el paso del tiempo, lo natural, la muerte.
L.M: Además vivimos en una cultura donde tenemos muchos viejos, pero pocos sabios. La figura del anciano en una tribu en general se relaciona con la sabiduría y eso no sé si está pasando ahora. Creo que vivimos en una cultura bastante alienante y, como vos decís, está orillada a lo que se compra. La vida es un insumo más. Vemos lo que está pasando con la naturaleza, el agua, los pueblos originarios. Está decadencia que estamos viviendo es auto provocada porque estamos decidiendo mirar al costado.

O.C: También lo encuentro más abstracto, algo que no sé si era muy palpable en los discos anteriores. También creo que hay una búsqueda más poética.
L.M: No sé si fue una decisión o una búsqueda. Te diría que mi obra es una consecuencia natural de mi crecimiento, de quien soy yo, de cómo vivo y percibo el mundo. Rubí es del 2015 y algunas canciones son de dos años antes. Es decir paso mucho tiempo. Ocho años en la vida de una persona sobre todo entre los 20 y los 30 es un montón de tiempo. Este disco refleja naturalmente ese proceso de madurez, crecimiento, de velos e ilusiones  que han caído. En relación a mí búsqueda poética estoy tratando ya no hablar tanto de mí y mi experiencia. Sino de entender de cómo ser canal de las experiencias humanas generales, quizás más abstractas y generales para comunicarlas de una manera  más poética.

O.C: El álbum abre con Fantasma, una canción que plantea un poco la idea de  no ser nada, solo parte del aire.
L.M: No sé si me gusta explicar de qué se tratan las canciones. Lo que si te puedo decir es que  todo lo que está en el disco gira entorno a la relación de los humanos con un todo. A esa sensación de pequeñez ante la inmensidad y la belleza cruel o cruda que muchas veces tiene la naturaleza. Esa belleza que está en cómo se dan las relaciones. Yo no creo que las cosas sean separadas. Creo que todos somos lo mismo, de hecho nos pasan las mismas cosas y el disco habla un poco de eso.

O.C: En Fronteras participa Juan Quinteros.
L.M: Juan y yo somos amigos hace muchísimos años, no respetamos y queremos en muchos planos, inclusive en el musical. Compartir con él es algo natural. Juan es una inspiración para muchos y para mí también, por eso para mí es natural que el fuera parte de este disco.

O.C: También grabaste la canción Martín de Edgardo Cardos, basada en el Martín Fierro.
L.M: Es una especie de reversión que el hizo de los primeros versos de Martín Fierro poniéndole música. Quedo una canción muy linda y preciosa. Edgardo es un maestro de la guitarra y las palabras.

O.C: En la plataforma bandcamp  hay un tema extra que es Ouróboros, junto a Álvaro Ruiz. Tiene un concepto bastante interesante de la serpiente que se come su propia cola
.
L.M: Es Gigan track es un track que está al final y que no está trackeado. No la pudimos poner en Spotify porque no les gusta que haya silencios y lo puse ahí. Ouroboros es una figura mítica de una serpiente que se come  la cola por lo tanto ese track representa el nexo entre el final y el comienzo del disco. si escuchas el disco en loops comienza en la misma tonalidad  que el último tema y termina a través de una modulación en la tonalidad del primer tema. La canción habla un poco de la sensación de limbo, de eso que pasa cuando supuestamente morimos, del lugar a donde vamos o el lugar donde las almas esperan para reencarnar una vez más.

O.C Estuviste muy activa con ONGs ambientales en los últimos tiempos también.
L.M:
Siempre me interesó colaborar con ONGs ambientales como el Instituto de conservación de ballenas o Fundación vida silvestres. No hay sentido en hacer canciones, discos, ni ninguna expresión artística o humana en una planeta muerto. Creo que lo que estamos viviendo es de una devastación y desolación total. Hemos hecho mucho daño como sociedad. Desde el estado se ha  ninguneado a los pueblos originarios y la sabiduría ancestral en relación al cuidado y el respeto que le debemos a la naturaleza. Vivimos en una ilusión de separación con la naturaleza sin entender que nosotros también somos la naturaleza. Por eso intento hacer todo el énfasis que puedo en eso, porque como dije antes no hay sentido en hacer discos si el planeta se muere.

 O.C: ¿Cuál crees que el rol del músico dentro de la problemática del medio ambiente?
L.M: El rol que cada músico pueda asumir. Yo no soy científica, no soy política pero si puedo ser comunicadora y ser humano. Puedo aprovechar mis canales para comunicarle a la gente cosas que creo que son importantes.

O.C: ¿Qué nos podés adelantar sobre lo que veremos el 29 en Studio Teather?
L.M: Voy hacer un poco de todo, canciones del nuevo discos de los de antes. Van haber unos invitados muy lindos, es una oportunidad única porque no sabemos cuanto va a durar esto. Además toda la industria de la música y les trabajadores necesitamos el apoyo de la gente porque estamos en un momento muy difícil.