En medio de un proceso interno que sirvió para barajar y dar nuevo, Rayos Laser se despachó con un disco que, en medio del segundo semestre del 2020 volvió a poner las guitarras al frente a partir de un puñado de letras y melodías que invitan a mirar para adelante, justamente cuando el mundo se dirime entre lo que fue y lo que puede llegar a ser, reinvención mediante.

El reflejo podría ser exactamente eso, un nuevo cambio de piel para la banda nacida en Villa María hace poco más de una década y que luego de cuatro discos volverá a los escenarios cordobeses exactamente a un año de haber cerrado uno de los escenarios en la última edición del Cosquín Rock.

A diferencia de otros discos, desde un principio nosotros sabíamos hacia dónde queríamos ir y nos mantuvimos en el idea original. El resultado nos encanta”, asegura Tomás Ferrero en la previa al concierto que los depositará el Club Paraguay el próximo 13 de febrero.

El proceso del disco fue algo particular. A los bemoles de un reencuentro cargado de particularidades que sólo quedarán en la memoria emotiva de Ferrero, César Seppey y Gustavo Rodríguez, se sumó la pandemia. La distancia, entonces, metió la cola aunque el trío pudo sortearla de manera ejemplar. Eso, incluso, se nota en el resultado del disco. Un sonido que se transparenta orgánico que se trabajó de un modo “super digital”, es decir, cada uno por su lado, grabando las pistas y enviándolas para la mezcla final.

El plan original fue sacar las maquinitas, sacar los teclados y conseguir un sonido mucho más ‘banda de rock’ que se pudiese”, comenta el cantante de la banda. “Nos divierte mucho trabajar así, entonces dejamos que esa sea la razón para trabajar”, señala Tomás que ubica el punto de partida de esta “nueva etapa” de Rayos Laser en el simple Nuestro amor, aparecido en agosto del 2019. “Estábamos pensando en un cambio y cuando apareció ese tema y decidimos encararlo de esa manera, fue como que apareció el sonido que estábamos buscando. Ya para el show que hicimos en Cosquín estaba todo listo, fue sin pistas. Dos guitarras, bajo y batería, lo más crudo posible”, advierte.

El concierto en Córdoba será el tercero de El Reflejo Tour, la serie de shows con los que el trío presentará su último disco en todo el país, que ya comenzó en la costa, seguirá en Buenos Aires y se extenderá hasta Rosario. La propuesta será escuchar las canciones que forman parte de El Reflejo y traer aquellos clásicos de la banda «que no pueden quedar afuera de un concierto» a este nuevo formato.

Para adelante “el plan es tocar lo más que podamos». «Tenemos ganas de tocar por el país y de volver a viajar a lugares como México y España. El país es inmenso y queremos recorrerlo Mientras se pueda, lo haremos”, anticipa Tomás.

*La foto de portada está extraída del IG oficial de la banda (rayoslaser)