La aparición de Lorenzo «Toto» Ferro en la escena artística nacional es una de las mejores noticias de los últimos años. Su aparición como protagonista en la película El Ángel, de Luis Ortega, cosechó elogios de todos los sectores y le abrió el camino a una carrera que mucho auguran sin techo a la vista. Esas condiciones actorales se confirmaron cuando personificó a Moco (el sobrenombre de Cristian, un joven que ingresaba a la prisión y se sumergía en el universo de San Onofre). En medio de eso, vimos nacer a Kiddo Toto, su alter ego musical, con el que Ferro mostró su otra faceta artística: la de autor, compositor, cantante y agitador cultural.

Kiddo Toto es sólo un nombre. Es Toto diferenciando su faceta artística y mostrando su parte como músico, más allá de su perfil de actor. También es posible que algún kiddo se esté formando adentro mío, todavía no lo sé. Pero, en realidad, es algo más táctico”, cuenta respecto al nombre elegido para el proyecto que traerá el próximo fin de semana al festival La Nueva Generación.

Choque el auto de papá fue el primer sencillo con el que se lanzó al mundo musical durante el 2018. Un tema cargado de ironía y frescura que, con el trap como bandera, descubrió una impronta personas que se profundizó con el repertorio de Resfriado, su primer disco editado en el 2019. Explícitamente influenciado por Travis Scott y Kanye West, y con un oído atento en Manu Chao y el Pity Álvarez, las canciones continuaron apareciendo durante este año, que cierra con un corte que rápidamente enloqueció a su emergente público que se cuentan por millones, según se desprende de sus reproducciones en las plataformas de streaming.

-¿Cómo fue el proceso de grabación del videoclip de Two 1 Two, que de hecho es un auténtico delirio?
-El proceso de grabación de Two 1 Two surgió cuando teníamos que irnos a Japón a hacer una película y tener que decidir si nos íbamos ir de vacaciones o lanzarnos a una locura como la que terminó siendo. No teníamos idea lo que queríamos hacer, pero ahí nomás nos comenzaron a caer un montón de ideas, así que empezamos a tirar mensajes por Instagram hasta que conseguimos un director de fotografía, un foquista, una productora, un vestuarista y nos mandamos a hacer el video. Todo muy guerrilla, como se hacen las cosas. Corta, las cosas hay que hacerlas, olvídate.

Desde hace mucho yo empecé a hacer freestyle. Yo escribo mis temas desde que estoy en la escuela, hasta que un día me encontré en un estudio de grabación con mis amigos y se me llenó el alma de libertad. Ahí me di cuenta de que quería hacer música”, afirma Toto que aparecerá sobre el Escenario Azul del complejo Ferial el sábado a las 16:50.

-¿Qué significa el festival para vos? ¿Qué crees que tiene de particular esta generación de artistas con los que vas a compartir grilla?
-Hoy es muy fácil hacer tus temas, grabar tus propias canciones y hacerlas conocer rápidamente. Antes era mucho más complicado porque necesitabas unos equipos analógicos enormes, necesitabas contratar un estudio y gastar un montón de plata, hoy hay pibes que pueden grabar un beat de Paulo Londra con una compu del Gobierno. Hay muchas más oportunidades y eso es algo que está buenísimo. A la vez, cada vez hay más subgéneros dentro de los más tradicionales que escuchábamos cuando éramos chicos. Hay más facetas de todo, hay muchas más capas de información para explorar y hacer tus propias cosas.