La interprete y cantautora se presentara el próximo viernes 23, a las 22.30 en Rio Arriba, Agua de Oro. Mientras que el sábado 24 lo hará en Aleph Espacio Cultural, Córdoba, a las 21:00.

Luciana Jury es dueña de una interpretación profunda en la que conviven el canto y la actuación corporal, mezcla que la convirtieron en una de las referentes de la escena actual de nuestra música popular y re significadora de aquellas canciones de antaño que desde su interpretación vuelven a la actualidad con nuevos significados.

De vuelta en Córdoba durante el fin de semana, la cantautora se prepara para repasar parte de su discográfica compuesta por 5 discos: Canciones brotadas de mi raíz, En desmesura y La Madrugada, a los que se suman Maldita Huella, junto a Carlos Moscardini y El Veneno de los Milagros con el cantautor Gabo Ferro.

A pocos días de presentarse en Córdoba hablamos con ella:

Otra Canción: Hace poco subiste dos videos, uno fue «El extrañante» que ya habías grabado anteriormente junto a Gabo Ferro. El otro es «Desmesura» que tienen la particularidad de estar más cerca del rock, o por lo menos hay una búsqueda por algo más eléctrico en cuanto a lo sonoro, ya que en lo vocal siempre mantuviste cierta fuerza.
Luciana Jury:
Son dos canciones mías que ya fueron grabadas en anteriores discos míos. Hoy, trabajo con la banda (Leandro Savelon en Bateri, Lautaro Matute en guitarra y Lucas Biancon en bajo), nuestra propuesta es rockear esas canciones a modo de búsqueda hacia un camino sonoro distinto de los discos anteriores.

O.C: ¿Hay planes de nuevo disco?
L.J:
Esos videos son un comienzo de lo que será un próximo disco para el 2020. Esté año estaré presentando mi ultimo disco que se llama Abrazo y que es el resultado de un puñado de canciones que vine cantando todos estos años, desde el 2016 a la fecha

O.C: Muchos te destacan como una de las rupturistas y una de las referentes del folklore actual por la forma de cantar y de ver la música. Además que sos una de las pocas mujeres que va ganando espacio en los festivales y abriendo la puerta para que más  mujeres pueden entrar en esos espacios.
L.J:
Me esfuerzo por tocar la guitarra, investigar otros instrumentos, en como decir lo que quier cantar, en buscar canciones que me conmuevan y voy para adelante. Trato de compartir con otres musiques y de aprender de la gente con la que me rodeo. Si esto le sirve al otre bienvenido sea pero no me creo referente.

O.C: Recién pensaba en Lucian Jury, la interprete. ¿Cambia algo al momento de interpretar alguna canción de Leonardo Favio o musicalizar un poema de tu padre o de algún otro autor?. Me imagino que debe haber alguna presión familiar, por lo menos autoimpuesta.
L.J:
Lo que sucede es que los elijo por el calibre artístico que los contiene. No los pienso, cuando canto canciones de ellos, como vinculo familiar. Es parte del oficio del interprete, supongo. En todo casi, si me emociono una vez que veo el hecho artístico consumado. Cuando veo lo que hice en Cosquín por ejemplo con «Ella, ya me olvido» me emociono mucho pensando que si tío estuviera vivo estaría muy feliz del resultado.

 O.C: Varias veces dijiste que te sentís más una interprete y resignifcadora que cantautora. ¿De qué manera un intérprete puede resignificar una canción? Pensando que muchas veces el significado ya está puesta en la letra.
L.J:
Sobre lo que ya está puesto en la letra, letras que en general vienen de canciones viejas, que son la mayoría en mi repertorio, le imprimo mi tiempo que es mi hoy con todos los conflictos y las dichas que puede haber vivido entonces. Ahí las canciones cobran otro sentido.

Por ejemplo en «Yo no se que me han hecho tus ojos» en vez de cantarla como siempre se la escucho, en forma de vals, diría cuadrado y derecho, la vuelvo como una especie de lamento español de cante Jondo después de haber conocido la historia de Ada Falcón, (la musa cancionista que inspiró a Canaro a escribir esa obra) que es muy triste porque ella renunció al canto por un desengaño amoroso con Canaro.

Otro ejemplo puede ser «Volviendo«, una chacarera olvidada por muchos, del Chango Rodríguez, donde habla simplemente de un lugar a donde él quiere volver, se convierte, para mi, en un himno y una bandera de resistencia esperando volver a mejores tiempos políticos.

O.C: Para terminar sabemos que te vas a estar presentando en Córdoba y Agua de Oro. ¿Algo que nos puedas adelantar de lo que serán esos shows?
L.J:
Cantaré un «Lado B» de todos mis discos, adelantaré canciones de mi próximo disco y lo que pida la tribu. Pues estoy para servirles en el alma.