El cantautor Fer Romero presenta “Parte de la nada” (2017), su segundo trabajo discográfico como solista y heredero de “Color Canción” (2014). La cita es el Jueves 20 de septiembre a las 22 en Cocina de Culturas (Julio A. Roca 491).

“Parte de la nada” está compuesta por diez canciones con fuerte raíz folclórica marcado por la impronta del nuevo cancionero donde también aparecen sonidos provenientes del  rock. Cada uno de estos ritmos se dejan entrelazar con la lírica de un artista comprometido con el presente y el futuro de la canción. Un ejemplo de ello son las canciones “Parte de la nada” y  “La voz del viento”. También hay un lugar para destacar a una de las cosas más hermosas que le sucedió desde la salida de su primer disco, el nacimiento de su hijo Astor a quien le dedica una pieza que más que una canción suena a una declaración de libertad al decir “No seré yo, será tu tiza la que describa tu andar de vida/ una estrella con su propia luz, sueña y por sueños titila/ He vivido perdiéndome, pensándote/ soy solo un soñador que dibujo tu libertad/ Y has de saber que te amare con la quietud / que el universo tiene con las almas de luz/ que él les provee”. 

Como muchos de los nuevos cantores de los tiempos que corren, Romero también busca revalorizar y apropiarse de algunas de las canciones nuestro cancionero popular como son “Diamante” de Jorge Fandermole y “Sin ella vienen los días” de Hugo Ovalle y Patricio Jiménez. Algunos de los amigos que participaron del disco son Nacho Ramia (bajo eléctrico y coros)  Bachi Freiría (guitarras), y Diego Marioni (percusión y accesorios) como parte estable de la banda. Además participaron grandes invitados como Romina López, Soledad Ceballos, Chelko Pajón, Airena Ortube, Juan Ceballos, Eugenia Menta, Fernando Stisin y el DJ Fede Flores.

O.C: ¿En que anduvo Fer Romero desde que salió “Color Canción” hasta ahora que salió “Parte de la Nada”? Se nota un sonido más urbano a diferencia del primero podríamos decir un poco más rockero o del nuevo folclore como lo llaman algunos como en la canción que da nombre al disco “Parte de la nada”.
F.R: Básicamente pasaron por el medio dos discos más, “10 Caprichos de Carnota”(2015), y “Caprichos de Carnota de Cámara” (2016) que fue grabado en vivo. También nació mi hijo y pasaron dos mudanzas entre Santa Fe y Córdoba. Para la instrumentación y la sonoridad de este disco quería tratar de preservar de qué manera habían sido paridas las canciones; en ese juego de probar instrumentos y colores es que fue equilibrándose la armonía de esta placa. También sabía que necesitaba de músicos que me ayudaran a plasmar esa idea, la de combinar y hacer convivir sonoridades diversas dentro de la estética folclórica o el género más amplio de la canción. Ahí entra el ensamble que conformamos junto a Nacho Ramia, Bachi Freiría y Diego Marioni.

O.C: ¿De dónde surge la necesidad de cantarle a tu hijo?
F.R:
“Astor”, la canción, es una de las composiciones más antiguas del disco, que tiene aproximadamente más 3 años, casi la misma edad de “Astor”, hijo. La paternidad en mi caso es un regalo muy hermoso, que viene desde la elección, no como concepto de propiedad sino de tener la posibilidad de acompañar en ese camino, de mostrar. Un amigo me dijo una vez que ser padre es también una manera de salirse de uno mismo; creo en eso y la canción corre la misma suerte.

O.C: ¿Por qué decidiste llamarle “Parte de la nada” al disco?  Diría que es una declaración de principios, de necesidad de volver  de algún modo a la lucha desde lo que sabe hacer un cantor como es empuñar una guitarra y cantar.
F.R:
 “Parte de la nada” significa hacer música desde lo colectivo. Resistir haciendo música en estos tiempos. En mi caso es la música, pero también puede llevarse a cualquier manifestación artística y/o cultural-social. La “nada” que muchxs no ven, que ningunean o simplemente pasa desapercibida. Trabajar para la cultura, generar y auto-gestionarse en este contexto y momento del país que nos toca a todxs, es una manera de sostener con el cuerpo lo que se dice con la voz y lo que toca un instrumento. Creo honestamente que podemos construir desde lugar, porque ya para mi generación y compañerxs de esta tribu que hacemos música, ya no hay pasos para atrás, a lo sumo pararse un poco en el temblor y bancar la parada. Parte de la nada es eso, en concepto de disco.

O.C: Entre las canciones que elegiste está “Diamante”. Creo que es una de esas canciones que cada uno le puede dar un significado diferente de acuerdo al momento que uno transcurre. En lo personal creo que son de esas canciones que trascienden al autor. ¿Qué significado tiene dentro de las diez canciones que componen el disco pero sobre todo en vos?
F.R:
Si, claramente. Es como “El Principito”, un libro que se puede leer toda la vida y vas a encontrar significados diferentes siempre. En este caso de “Diamante” es donde se cierra verdaderamente la labor artística, la canción es más importante que la persona. Y eso también habla muy bien de la persona, en este caso Jorge Fandermole. La canción tiene un paralelismo con “Astor”. Decidí incluirla justamente por eso.

O.C: La voz del viento dice “Que planeando lejos me lleve vientre adentro/ al canto de mis ancestros  testimonial y honesto/ y que para la vuelta me deje en un cerrito bien cordobés”. ¿Cuán necesario es en estos momentos volver a al canto testimonial de los ancestros en estos tiempo? ¿Se puede hacer un canto testimonial y honesto sin volver  en algún momento al canto de los ancestros?
F.R:
Esta canción  me parece dictada, siempre lo pienso así. Dictada por mi abuelo, cuando la estaba componiendo sentía eso, que el me la estaba dictando. Quizás porque hacía rato que venía buscando en la música que uno hereda en el ADN o en los cromosomas. Estaba ahí tocando sintiendo que el de alguna forma la silbaba. Fundamental es tratar de encontrar esa punta del hilo de adentro para desenredar la canción genuina. Yo la estaba buscando y el viento la llevo hasta ahí.

O.C: Algo que nos puedas adelantar de lo que veremos el 20 en Cocina de cultura. Por lo que anticipaste en las redes, vas a tener muchos amigos  invitados…
F.R:
La presentación va a ser a partir de las 22 hs. Vamos a tocar todas las canciones del disco y vamos a sumar otras canciones del disco anterior “Color Canción”, reversionadas para este nuevo formato de ensamble. Van a participar todxs lxs invitadxs que estuvieron grabando “Parte de la Nada” y otras invitadas también como Clara Cantore y Silvia Lallana. Tenemos el gustazo de que Guillermo Mena, que fue el creador del diseño del arte gráfica del disco, va a estar dibujando y proyectando en vivo todos los elementos que hacen a la visual de “Parte de la nada”. Va a ser un lindo momento para celebrar con todo el público presente. Así que ahí les esperamos este próximo jueves.