La Reina del soul Aretha Franklin, considerada la última gran diva de la edad de oro de la música afroamericana, nació en 1942 en Memphis (Tennessee) pero creció en Detroit (Michigan), lugar en el que ha dicho adiós a los 76 años de edad. La ganadora de varios premios Gramys fue hija de un conocido reverendo que la llevó a cantar en el coro de la iglesia de su padre provocando gran repercusión en la música de los 60 por introducir recursos gospel en la música secular.
Gracias al reconocimiento de los colegas y críticos se convirtió en la primer mujer en figurar en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1987. La  Reina del Soul fue además reconocida por  llevar una vida turbulenta teniendo un hijo cuando apena era una niña y pelear por los derechos de la mujer y la raza negra. En el 2010 sufrió un cáncer de páncreas que deterioró su estado de salud hasta este jueves que la familia confirmó su fallecimiento.

A continuación repasamos algunos clásicos, colaboraciones, saludos de colegas  y momentos históricos

En el 2015, Aretha participó del homenaje a la artista Carole King, donde cantó  “Yoy Make Feel Like a Natural Woman” . La interpretación de la cantante hizo llorar al entonces presidente Barack Obama, entre otras personalidades que se hicieron presente esa noche. Hoy, Carole King la despidió en twittwe escribiendo  “¡Qué vida. Qué legado! Mucho amor, respeto y gratitud”.

En varias ocasiones, Aretha mostró su admiración por The Beatles pero sobre todo por Paul McCartney. En modo de homenaje grabo una versión de “Let it be”. Paul hoy la despidio escribiendo “Let’s all take a moment to give thanks for the beautiful life of Aretha Franklin, the Queen of our souls, who inspired us all for many many years. She will be missed but the memory of her greatness as a musician and a fine human being will live with us forever. Love Paul” (tomemos un momento para dar gracias por la hermosa vida de Aretha Franklin, la Reina de Soul, que nos inspiró a todos por muchos años. Será extrañada, pero el recuerdo de su grandeza como músico y un buen ser humano vivirá con nosotros para siempre. Con amor, Paul).

Sin duda uno de los dúos más sorprendentes que hizo Aretah fue con Lenny Kravitz. El músico rockero declaraba al enterarse que la reina estaba internada .”Ella significa mucho para mí y fue una gran influencia en mí y en mi música. Aprendí mucho de ella y nos volvimos amistosos en esa época”, dijo.

A pesar de empezar con una marcada influencia de la música Gospel, la discográfica Columbia la llevó por el lado del Blues, jazz y Pop. De la primera sesión de 1960 salió el clásico “Today I Sing The blues”.

Por ese entonces los criticos veían en Aretah un gran potencial, pero no fue hasta 1966 cuando la diva graba con Atlantic Records. La discográfica la ayuda a encontrar su verdadera voz mostrando sus raices Gospel. Al poco tiempo, será catalogada como una de las inventores del Soul.
“I neever Loved a Man the Way I Love Your” (1967) será  su primer trabajo grabado en Fame Studios para el sello Attlatic con gran exito.

En 1967  Franklin consiguió dos nominaciones a los premios Grammy, siendo la segunda mujer en hacerlo. A lo largo de su carrera estuvo 44 veces nominada consiguiendo 17 estatuillas.

Para muchos el himno de la mujer negra y el feminismo es “Respect”. La canción fue escrita y grabada originalmente por  Otis Redding pero se transformó en himno en 1967 cuando la Franklin decide grabarla nuevamente logrando una interpretación que pasaría a la historia.
Vale decir que la canción originalmente estaba pensada para ser cantada exclusivamente por hombres. La creación de Otis  habla de un hombre que luego de trabajar todo el día llega a su casa para exigirle respeto a su mujer. La idea surge luego de una gira cuando el músico llega a su casa y le exige respeto a su esposa mientras ella le contesta que como puede exigir respeto si está todo el día fuera de la casa.
La canción no tuvo gran reconocimiento hasta que en 1967 Aretha decide interpretarla pero a su manera. La reina del soul decide cambiarle el sentido a la canción contestándole al autor original. La historia dice que la diva decide cambiarle el sentido a la canción por el mal momento que estaba viviendo su manager y esposo Ted White.

Con los cambios hechos por Franklin la canción cambiaría por completo. La mujer es quien le dice al hombre que si quiere respeto se lo tiene que ganar, y no el hombre que pide dignidad.  Gracias a los cambios la canción pasó a la historia y no la original. Hoy, la versión de Aretha es una de las más interpretadas tanto por mujeres como por hombres.

Aretha fue la primera mujer negra en aparecer en la portada de la revista Time y en 2008 consiguió el puesto número uno de la lista de los 100 cantantes más grandes de todos los tiempos de la revista Rolling Stone.