Doctos es una especie de supergrupo urbano de la Córdoba cancionera de los últimos años. Marcos Luc, Enrico Barbizi, Edgardo Contizanetti, Agustín Lasa, Emanuel Orona, Agustín Druetta, Max Sánchez, Claudio Sarmiento y Carlos Salinas se reunieron por primera vez para subirse al escenario callejero que cerró la tradicional marcha de la memoria en el año 2017. Fue una propuesta de la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos la que convocó a un grupo de artistas que traían consigo una trayectoria de testimonios musicales que les servían de espalda para poder hacerse cargo de la recreación de un repertorio que pudiese cruzar historias de lucha sociales y ponerlas de manifiesto en ese histórico tablado callejero. Así nació la experiencia que tendrá una especie de nueva coronación cuando el sábado 28 de abril Doctos se presente en El Vecindario (Marcelo T. de Alvear 835).

Los colectivos se fortalecen cuando las partes individuales tienen un peso lo suficientemente sustentable como para unificarse y asegurar un resultado contundente en la urdimbre. Cada uno de los actores que conforman Doctos son poseedores de una trayectoria individual que, en algunos casos, cumplen tres décadas de actividad ininterrumpida en nuestra ciudad, ese plus es el que les permite (incluso) animarse a jugar y aportar al grupo desde lugares que no son sus “espacios naturales”. Los lugares se van intercambiando y las intensidades se van cruzando, al igual que los géneros y los ambientes. Marcos Luc toca el bajo y Druetta la trompeta, por sólo poner dos ejemplo de la conservación lúdica que apuesta a la frescura que escapa a zona de confort.

El concierto del próximo sábado tendrá a la Reforma Universitaria como eje transversal. De hecho, la forma en que este colectivo decide nombrarse tiene su asiento en ese hecho político que tuvo lugar hace cien años y que siempre sirve de base para asentar la identidad revolucionaria de la que gusta ostentar “la ciudad más mediterránea del mundo”. Todo quedará expuesto en el puñado de canciones que se ejecutarán el próximo sábado 28 cuando los sonidos que ya coparon la calle estallen en El Vecindario.