El músico, compositor y productor riojano radicado en Córdoba prepara un nuevo disco, el cual será financiado de manera colectiva en la plataforma Ideame.

Luego de haber recibido elogios de la colegas y la critica especializada por su tercer trabajo discográfico “Un Ínfimo Hilo de luz” (2016) y su EP “Amar la Tierra” (2017), el músico riojano prepara el sucesor “Barrio”. El trabajo, al igual que su antecesor, cuenta con una visión artística busca ampliar las posibilidades estéticas de la música de raíz folclórica y expandirlas hacia otros estilos, principalmente el jazz. Tal como lo dice el nombre su cuarto disco rinde homenaje al lugar que lo vio crecer, a los amigos de la infancia, y los distintos momentos vividos, algunos buenos y otros no tanto, pero que en todos los casos  lo hicieron detenerse y mirar las vida de otra manera.

“Barrio” estará compuesto por canciones de autoría propia y contará con la participación de Amaro Ferraris en bateria, Franco Vitttore en guitarra eléctrica y Federico Simandi en contrabajo.

Quienes participen del financiamiento colectivo recibirán distintas recompensas que van des del disco en formato digital o físico hasta un concierto acústico o con banda. Toda la información puede obtenerse haciendo click aquí

A días de haber lanzado el financiamiento colectivo el riojano nos adelanta como será “Barrio” y de que se trata “canciones despojadas”, ciclo de vídeos que acaba de lanzar por medio de Youtube como parte de la campaña. Además aprovechamos para hablar sobre su rol como productor y profesor.

Otra Canción: Si me dejo llevar por tu disco anterior el “Barrio” tiene un significado especial para vos,  hablas mucho de él. ¿Qué significa el barrio?
Juan Arabel: El nombre nació un verano que volví a mi casa en La Rioja particularmente el año pasado donde pude recorrer varios de los carnavales que se hacen en los barrios. En ese momento también volví a caminar el barrio, a juntarme con mi vecino que hacía mucho que no lo veía. Sucedieron un montón de cosas que me hicieron pensar primero en una canción que hable del barrio como ese lugar donde uno aprende un montón de valores que suceden principalmente durante la infancia. Eso quedó sonando hasta que finales del año pasado hice la canción  y cuando la terminé vi que conceptualmente sonaba al camino que yo quería empezar a emprender en el disco. Lo primero que salio fue el titulo después las canciones cuando generalmente sucede al revés, armas un álbum y ahí es cuando empezas a pensar  el nombre del proyecto. Todo lo que me está pasando como artista tiene mucho que ver con el lugar de donde yo vengo pero desde una mirada más barrial. También viene de la  mano con una música que cada vez se viene urbanizando más como es el folclore, la forma en que pensamos a la hora de crear.

O.C: Me imagino que cuando uno empieza armar un disco elige las canciones acorde al momento personal que vive, escoge los temas que más lo representan en ese tiempo. ¿En qué momento personal te encuentra “Barrio”?
J.A: Me agarró en un momento de aprendizaje muy fuerte porque  cuando saqué el segundo disco “Un ínfimo hilo de luz” sentí un salto con respecto al primero “semilla”, sobre todo un salto de profesionalidad, de intentar comunicarlo al disco, salir de gira, de posicionarme como artista con un proyecto. Todo eso hizo que yo me encuentre en una situación en la que tenía que seguir produciendo contenido con una  necesidad de empezar a decir las cosas un poco más crudamente. Empecé  a ver que el corpus de canciones que tenía para seguir trabajando estaban muy cerca unas de otras. Ahí fue cuando me propuse armar un disco sabiendo que  el proceso iba a ser mucho más corto que un ínfimo hilo de luz que duró como cuatro años. Barrio surge estando en una meseta un poco más alta que lo que fue  semilla, se fue arreglando un poco más rápido el panorama de por donde quería ir con este nuevo disco. Creo que artísticamente estoy pasando por varios estados como el de volver un poco a las raíces de nuevo, pero también de seguir  expandiendo por eso creo que se viene un disco bastante  ecléctico.

O.C: Creo que existe un salto sonoro entre “Semilla” y  “Un ínfimo hilo de luz”. El primero es más folclórico mientras que el segundo está mas ligado al jazz. ¿Este tercer trabajo discográfico por dónde va?
J.A: Desde lo sonoro sigue una estética urbana pero desde lo estilístico creo “Barrio” va ser un poco más rockero y mucho más ecléctico. Por ejemplo hay una tonada que le escribí a mi hermano que es a guitarra como  fue concepto del primer disco con el trío Semillas,  y al lado de ese tema va haber un tema con batería, samplers y voces. Sonoramente esa linea va a estar mucho más separada y estilistícamente no va a ser tan jazzero sino que va más por el lado de la canción con un sonido más rockero.  Cuando digo rockero no me refiero a un rock duro sino  de una música urbana un poco más estructurada que no lo es tanto el jazz que ofrece  un poco más de improvisación.

O.C: “Un ínfimo hilo” nace en una época histórica donde la pelea por el Famatina estaba presente y creo que parte de eso se puede apreciar en el disco. ¿Este nuevo trabajo esta atravesado por alguna temática social?
J.A: Sí, incluso se viene un poco más fuerte. Yo como artista de La Rioja creo que tengo que seguir hablando y generando conciencia desde la música con respecto a la contaminación del medio ambiente, en mi caso es la defensa del cerro Famatina. Hay  una vidala que se llama “como soy yo” que la compuse en la época en que se habían hecho unos discos para el Famatina no se toca y que siempre tuve ganas de hacerla y va a ir en este disco. También creo hablar del barrio no es solo hablar de las cosas buenas que uno paso. Yo viví en el barrio Evita en La Rioja, al lado de barrio Pango y el Chacho, barrios tradicionales donde sucedieron muchas cosas desde lo social. En esos barrios hubieron mucha injusticia con respecto a la mano dura de la policía y el trato hacía los jóvenes. Algo que también sucede en córdoba con la portación de rostro y el código de falta. Yo lo viví eso en La Rioja pero nunca cobró la envergadura que cobró acá por ser un lugar mas chico, pero lo tengo  muy presente porque lo viví y creo que se merece hablar un poco de eso. Estamos buscando la forma de decirlo desde mi perspectiva.

O.C: ¿Cuando hablas de un mensaje más crudo, te referís de cierto modo a un mensaje menos poético y más directo?
J.A: No sé si decirlo menos  poético porque uno siempre se preocupa porque poéticamente tenga un vuelo. Pero sí por el lado que es más directo. El termino sería no tanta metáfora que de vuelta sobre una cosa. Por ejemplo  la canción “Como soy yo”  tiene la estructura de una vidala antigua y el mensaje va plasmado en ese tipo de canción que es más directa, más sencilla sería la palabra. La canción “Barrio” por ejemplo está la idea de invitar a un rapero de Córdoba que tire a manera de copla chayera unos versos improvisados que hablen de ese tipo de  situación.

O.C: Desde hace un tiempo tus canciones vienen tomando un vuelo más allá de tu voz. Tus canciones están empezando a ser interpretadas por distintos referentes de la música como La Bruja Salguero o Clara Cantore. ¿Qué sentís cuando escuchas que esas canciones empiezan a tomar ese vuelo?
J.A:  Es algo fuerte logicamente, pero más allá de la emoción, me llama la atención  y me gusta pensar porque eligieron esa canción. Creo que siempre tiene un motivo tal artista para elegir una canción mía que esta alejada del motivo por el que yo la hice. Eso me habla de cierta universalidad que tienen las canciones que una vez que salieron de adentro tuyo ya no es  más de uno, sino que forma parte de todos. Lo que más interés me causa es darme cuenta de como una canción  puede cobrar vida de diferentes maneras dependiendo del artista que la interprete, más cuando se hace populares  que un fenómeno que aún no me a tocado pero que  debe ser increíble.

O.C: Si hacemos una análisis de tus tres o cuatro últimos años creo que se nota un crecimiento en cuanto al trabajo pero también en cuanto al reconocimiento. Muchos te tienen como uno de los nuevos compositores a destacar del folclore riojano. ¿Eso te pesa de alguna forma o no es algo de lo que estés pendiente?
J.A: No, para nada. Si me obliga a seguir trabajando, creo que más que un peso es  un compromiso que se hace cada vez más grande. Cuando te catalogan  de esa forma quiere decir que tu trabajo es considerado más allá de tu entorno y eso implica una responsabilidad más grande. Creo que  simplemente es seguir por ese camino y tratar de ir creciendo siempre, de ir subiendo peldaño sobre todo con respecto a lo artístico.

O.C: Pensándote como músico, productor y profesor de la cátedra de composición en de la Universidad Nacional de La Rioja. Pienso en tu impronta más jazzera,  ¿Cómo vez el futuro de la música riojana, la generación que viene atrás tuyo?
J.A:   Más que ligado al jazz diría que es ligado a una música universal. Es algo que a pasado con otros artistas también, lo veo a Ramiro González y tiene mucho funk en su música, o el Pica Juaréz que indagó con el hip hop en algún momento, algo que yo lo estoy por hacer ahora. Creo que forma parte de un aire musical que se respira en el mundo debido a que hoy las comunicaciones están mucho más estrechas. Es mucho más fácil escuchar música de todo el mundo y eso influye  también en el modo de hacer. Creo que eso  va ligado al futuro de la música riojana. Sostengo que es una de las provincias con mayor calidad de músicos, con una sensibilidad tremenda para el arte, la música. Yo estoy plantado en un gran desafió que es formar gente, artistas pero por sobre todo formarlos desde el lado de la profesionalización. creo que ese es el paso que tiene que dar La Rioja, porque siempre fue una sociedad muy intuitiva desde lo musical, muy sensible. Hablando desde lo musical en La rioja equivocarte te puede salir caro. Creo que lo que le falta al músico riojano es ese pasito que tiene que ver con la profesionalización, saber comunicar tu música, que la sociedad riojana se abra a nuevos espacios, invertir no solo  económicamente sino también en tiempo para que tu propuesta comience a ser considerada en un ambiente más amplio.

O.C: Me hablaste de apoyo, cuanto tiene que ver las políticas culturales. Por ahí me parece que falta un pequeño aporte o por lo menos cierta difusión de algunas gestiones culturales como la ley del disco.
J.A: Siempre hubo apoyo en mayor o menor medida desde el área cultural del gobierno simplemente por el hecho que se gestó una ley como la del disco. Creo que donde habría que reflexionar es en como hacer crecer al músico de la rioja en la perspectiva. cuando hablo de perspectiva me refiero a desde donde lo miras, lo tomas y hacía donde queres ir. Por ejemplo la ley del disco se concretó hace muchos años y siguió con las mismas reglamentaciones desde el 2006 (o incluso antes) hasta el 2016. Pasaron casi quince años con los mismos tópicos, estructura y las cosa fueron cambiando, eso creo que atrasó un poco. Ahora la ley se cambio y creo que hace que a los músicos de La Rioja se les complique un poco realizar un disco por los monto que se han establecido ahora. Desde ese lado se podría mejorar y ver en función del contexto social de hoy como articular una ley que es importante. Creo que los músicos de La Rioja la conocen, lo que pasa que los mecanismos para llegar a implementarla son muy antiguos ya quedaron obsoletos, ese un paso que tiene que dar la ley. También  esta la feria de la música que se hace todos los años y culturalmente la rioja está creciendo en los últimos años y la sociedad riojana debe entender que es un proceso muy largo porque implica concientizar generaciones….

O.C: “Barrio” va por el financiamiento colectivo está vez y no por la Ley del disco…
J.A: Fue una decisión mía, personal, que tiene que ver con no recurrir a la ley porque ya lo hice dos veces y es momento de  ceder ese espacio a otros artistas que estén emergiendo y quieran hacer uso e la ley. Por eso optó por el financiamiento colectivo.

O.C: Sos de los que piensan que una vez que una vez que el proyecto vuela tiene que dejar el lugar a otro hablando de la ley del disco.
J.A:  Es una cuestión muy personal. Mi caso con el segundo disco es que ya empezó a tener una trascendencia un poco más nacional, más grande y hace que me pueda valer de otros medios  para solventar el financiamiento del proyecto y no así uno que está emergiendo. De todas formas  es una posición personal, yo elegí esa manera de hacerlo porque creo que es la más correcta pero no quiere decir que todos deban hacerlo.

O.C: Hablemos un poco de tu rol de productor. Tuve la posibilidad de escuchar el nuevo disco de Josho González, “Cause”. Se nota la impronta tuya. ¿Cómo fue ese trabajo?. Pensando que el estilo de Josho es más tradicional que el tuyo.
J.A: En este caso Josho quería hacer  una música más  cercana a la que hago yo, no quería  un disco criollo, quería empezar a decir las cosas desde un audio más grande, desde un formato más banda. Cuando uno  habla a un productor es porque sabe como trabaja esa persona que  características sonoras puede llegar a obtener. Ese trabajo fue un proceso muy lindo, es el primer disco que yo produzco de esa manera porque hice otros discos  como el  de Memi Vietto pero es netamente folclórico. Es un proceso en el que vengo trabajando y me gusta mucho.
En este  caso trate que el disco suene a Josho González con un empujoncito mío y creo que se logró porque en vivo sigue sonando el Josho de la farra riojana, el de la guitarreada  y ahora también esta el de la ciudad, el de Buenos Aires.

OC: Recién nombraste el disco de Memi Vietto que está pronto a salir. ¿Va por el lado sonoro tradicional?
J.A:  Yo separo lo estético de lo estilístico. Cuando hablo de estético me refiero a como suena, que herramientas se está usando para que suene de determinada manera. Estéticamente es folclórico porque esta instrumentado con guitarra, bombo, contrabajo, percusión, flauta y Memi cantando. Desde  lo estilístico siempre está ese lenguaje que es un poco más complejo desde la armonía y los arreglos que se tiene que amalgamar con la forma de cantar que tiene Memi. Es un disco folclórico acústico, más cercano a lo que fue Semillas con Juan Arabel Trío.

O.C: Vuelvo al disco “Barrio”. Pensando que Ínfimo hilo de luz tuvo varios músicos invitados. ¿”Barrio” tendrá invitados al igual que el anterior?
J.A: Si hay invitados pero me voy a reservar los nombres, pero seguramente la producción va a llevar un engranaje un poco más grande que  Amaro, Fede, Franco y yo. Después saldremos nosotros a defender la música pero  siempre uno aprovecha las producciones del disco en estudio para  ayornar los temas de la mejor manera posible y eso implica a veces que  se sumen cosas que no están en  el vivo, aunque la esencia siempre se mantiene.

O.C: Acabas de lanzar el vídeo de la canción “Carnaval de los Amigos II” que sino me equivoco va a pertenecer a una serie de vídeos que vas a ir lanzando llamados Canciones despojadas.
J.A:  Es una estrategia  que se me ocurrió para acercar más a la gente  al financiamiento colectivo, para que la gente sepa de que se va a tratar barrio. La idea es cantar algunas de las canciones que van a estar en el disco en formato acústico. Se llama canciones despojadas porque va ser la canción, el entorno donde la canción puede crecer y yo. El primero es Carnaval de amigo que es muy importante para mi porque esta dedicada a la vereda donde yo creí,donde hice mis amigos y donde se gesta un poco el nuevo disco… En el vídeo salgo con mis amigos del barrio cantando en la vereda como fue siempre, desde ese lado viene el formato canciones despojadas, mostrando la canción desnuda tal cual es.

O.C ¿Cuantas canciones va tener el disco?
J.A: Tenemos una selección de alrededor de quince canciones de las cuales me parece que sacamos alguna. Todavía  no está del todo decidido pero espero que sea rápido porque e un proceso doloroso sacar una canción del disco. Con respecto al ínfimo por ejemplo se decidió de entrada cuantas iban a ser, en barrio no porque hay muchas canciones nuevas y estamos viendo como pueden llegar a funcionar dentro de la dinámica del disco.

O.C: Para terminar ¿Cuantos vídeos tendrá Canciones despojadas?
J.A: El ciclo son seis vídeos, uno por semana que son las semanas que dura la campaña. Los vídeos son algunas de las canciones más emblemáticas que va a tener el disco, son las que ya tenemos decidas que van a formar parte como es el que acabo de sacar, Carnaval del amigo. La semana que viene sale “La que vuelve” una chacarera que dedique a Ulapes, el pueblo donde  me críe los fin de semanas  y la cantó en el patio de la casa de mi abuela.