Luego de un par años de espera, el cancionista cordobés Agustín Druetta empezó a hacer sonar conocer las canciones de su primer disco solista.

En el disco que empezó a grabarse allá por junio del 2017 Druetta está acompañado por un puñado de viejos y conocidos compañeros de batalla. Allí están Nacho Ramia, Julián Beulieu, José Gómez, Enrico Barbizi, Diego Bravo, Sofía Bonessi, Chelko Parajon y Marcos Porras, entre otros. El disco fue grabado en los Estudios Desdémona y producido íntegramente por el propio Druetta. “Fue un desafío muy grande tener pensar en toda la sonoridad de las canciones, de repente me tuve que sentar a escribir arreglos para batería” dice a Otra Canción a la vez que alega su felicidad con los resultados expuestos a lo largo de los once temas de “La mala palabra”.

El primer adelanto del disco, “La quién es quién”, es casi una crónica con sabor a autobiografía que servirá como tarjeta de entrada para un disco en el que Druetta decide abrirse en cuerpo y alma y dejar de lado las dobles lecturas y los mensajes entrelíneas para embanderarse en las verdades que hoy decide levantar. “Es un disco de rock y de pop y es mi primer disco sin el humor como herramienta” anticipa. “Yo grabé dos discos con Ole Blando y uno con Los primos de la bigornia y en los tres estaba el humor como un vehículo a través del cual decir algunas cosas. Me parece que yo tenía una deuda conmigo mismo y que era precisamente trabajar sobre un material concreto en el que la lírica vaya por otros lados” dice Druetta de las once canciones que serán lanzadas a través de un formato digital que se comercializará a partir de tarjetas personalizadas que tendrán un código único de descarga que se pondrán a la venta en el próximo mes.

Si bien el autor no descarta una futura edición en formato físico, otros desafíos aparecen en el horizonte. “Me estoy yendo a México para ver si llevamos algunas canciones para aquellos lugares. Me voy y vuelvo pero la idea es poder empezar a buscar por otros lares. Yo siento que con las bandas de las que he formado parte hemos trabajado fuertemente en un circuito como el cordobés o el villamariense que si bien me gusta y lo disfruto se agota en algún momento. Quiero ver qué pasa en otros espacios, aspirar a algo más allá de un Comedor Universitario o un Cosquín Rock” advierte con las valijas llenas de (nuevas) canciones y expectativas.

Las canciones de “La mala palabra” ser irán conociendo lentamente con el paso de las semanas. La primera ya está rotando y podes escucharla en Otra Canción: