A menos de un mes del lanzamiento de “Muta”, Morbo y Mambo regresa  a Casa Babylon el Sábado 16 de Septiembre a la medianoche.

La banda de rock fusión instrumental oriunda de Buenos Aires llega a Córdoba para presentar su tercer trabajo discográfico “Muta”, que al igual que sus dos trabajos anteriores se caracteriza por indagar en distintos géneros musicales, con la particularidad que este nuevo disco tiene un sonido más electrónico y cuenta con tres canciones cantadas con grandes invitados como Andrés Nusser en “Plan de Vuelo”,  Nick Albrock en “Portal” y Santiago Motorizado en  “Pomán”.

A poco día de presentarse en la ciudad los chicos de Morbo y Mambo nos cuentan porque surge la necesidad de empezar a poner voz algunas canciones, cuales son sus influencias y si ya están pensando en un futuro proyecto…

Otra Canción: ¿Cómo definirían lo que hacen? Tienen mezcla de  jazz, funk, dub. Diría que también tienen algo de rioplatense o uruguayo me hizo acordar, por momentos, a la banda uruguya El Kinto o al movimiento tropicalista…
Morbo y Mambo: Somos tan esponja con la música que escuchamos, y tan desprejuiciados, que a la hora de tocar no nos ponemos a pensar en si pertenece a tal o cual batea. Podemos pasar de escuchar Flaming lips a Miles Davis en la misma tarde. Entre todo lo que mencionas hay elementos en común, como el groove y la pulsión de baile. Entonces los límites entre músicas son imaginarios realmente.

O.C: Formaron para de la banda sonora de “Fokus” junto a otras bandas argentinas ¿Cómo llegaron a ese momento?
M.M: La película tenía una secuencia en Buenos Aires y los directores le pidieron a una colaboradora local que le recomendase bandas. Por suerte le gustaban bandas muy independientes, como Nairobi, Los Espíritus y también nosotros. Un flash ver nuestro primer tema en una película de Hollywood!!!

O.C: Los discos anteriores me daban la sensación a ser más intrumentales, más jazzeros, funkeros diría. Sin tanto juego electrónico como esté ultimo disco. ¿De donde surge la idea o la necesidad de jugar más con lo electrónico?
M.M: Creo que con el primer disco la idea fue capturar una imagen que generaba la banda en vivo. Para boa lo que hicimos fue un paso intermedio entre un disco grabado en vivo, o sea todo tocando en simultáneo, pero con más tratamiento de estudio. En “Muta” las canciones estuvieron mucho más trabajadas de antemano. Maxi Russo, trombonista y guitarrista, trabajó mucho materiales que veníamos registrando, temas hechos en solitario, algunas zapadas, otros compuestos por Mauro Alberelli, el tecladista. Muchas grabaciones que luego se editaban, se tocaba la nueva forma en banda, se vuelve a grabar y a editar, hasta dar con la forma condensada de cada tema. Digamos que Muta está pensado más como obra fonográfica que buscando recrear una sensación naturalista.

O.C: “Plan de vuelo” que abre el disco tiene algo de tintes de música africana, a Rokia traore o fela kuti con esas voces al principio después va directamente a algo más electrónico… ¿Cómo compusieron en disco, lo hacen de forma colectiva o lo hacen sobre la base establecida por alguno de ustedes?
M.M: En “Plan de Vuelo” el compositor primordial es Maxi. Está pensado para una voz, pero lo que nos devolvió Andrés (Nusser, cantante de Astro y Kararoram) superó cualquier expectativa. El no quiso escuchar la versión cantada demo, se mandó a hacer la suya sin condicionarse. Lo bien que hizo.

O.C: Volvieron apostar por la canción cantada, algo que en Morbo y Mambo no existía aunque en un viejo EP hay una canción así. ¿Por qué está decisión de volver a apostar al canto?
M.M: Recordas bien, “La Pulseada de La Mosca” se llama el tema. Lo cantaba Noelia Pollini cantaba esa, y también estaba “Das Papier” que lo cantaba Carla “Tu Vieja” Flores. No nos podemos encerrar en ser instrumentales, no es nuestra naturaleza, ni renegamos de ello. Escuchamos tanto música instrumental como cantada, y para tocar nos llama la atención de todo, también las “canciones”. Tienen esa calidad de ser como una pequeña historia de pocos minutos.

O.C: Del disco participan cantando Santiago Motorizado, Andrés Nusser y Nick Albrock. ¿Cómo surgieron estás invitaciones?  ¿Quién compuso las letras?
M.M: Maxi, de nuevo, fue quién escribió las letras de Pomán y Portal. Yo la traduje al inglés. Luego Nick la retocó, engrosó y australianizó, agregando cosas a la canción que la terminaron de cerrar. Su input fue decisivo para redondear una canción muy emotiva. Toca temas como las utopías, la alienación, los femicidios y jugársela por tus ideas, con un poder de síntesis y una expresividad que ninguna imaginó.“Pomán” siempre estuvo pensado para Santi, entonces el retocó algunas palabras o frases para poder articular mejor. En cuanto a composición surgieron, a Nick yo lo conocí en 2012 cuando vino a tocar con Tame Impala, ya pegamos onda entonces. Yo trabajaba como productor técnico en Indie Folks, y en 2014 Pond vino al Music Wins. Luego nos vimos en Sao Paulo, en Paris el año pasado y nuevamente en Buenos Aires, cuando tocaron en Niceto. Luego del show nos fuimos unos días a Mar del Plata, él y Jamie (tecladista de Pond), y entre rabas, mates y fernets surgió la idea de la colaboración. A Andrés yo lo conocí por Indie Folks también, pero fue Dr Sepian, quien les hizo un video a Astro, el que nos puso en contacto. Con tantos años en el under hemos tenido el gusto de compartir escenario con El Mató. Se dió muy naturalmente

O.C: Estuvieron de viaje por Brasil con muy buena recepción, me pregunto cuanto ayudó ser una banda instrumental. Pensando que no existe esa barrera que por ahí da el hecho del idioma.
M.M: Si, seguramente eso ayudo, pero también el hecho de que el público brasileño tiene una predisposición al baile y a bandas con fuerte impronta rítmica. Eso fue, para mi, lo que nos puso en sintonía con los hermanos brasileños.

O.C: Leí por ahí que hay dando vuelta la idea de un disco con gente Brasil. ¿Hay algo concreto sobre eso o es solo una idea?
M.M: Estamos siempre trabajando en música nueva, y hay puentes muy prometedores para encarar un trabajo de esa naturaleza. No puedo decir más.

O.C: Morbo y Mambo parece tener mucho de improvisación a la hora de tocar. ¿Cómo se hace para improvisar pero sin distorsionar de algún modo la canción que grabaron en el disco?
M.M: Quizás sean menos las canciones de este disco donde hay lugar para las improvisaciones en cuanto a la estructura formal, la improvisación seda más bien en las transiciones entre parte y parte pues la estructura armónica es más rica. Ya lo verán este fin de semana.

O.C: ¿Que nos pueden adelantar del show que darán en córdoba?
M.M: Vamos a tocar el disco entero, en orden. Luego seguramente toquemos canciones de los discos anteriores.