Celeste Carballo: “Es una misión básica rebelarse contra cualquier autoridad”

Celeste-Mundo Verde

A 33 años de la salida de uno de “Me Vuelvo cada día mas loca” Celeste Carballo se presenta en en el escenario homenaje a los 50 años del Rock Argetino del Festival Cosquín Rock. A días de su presentación en el valle de Punilla charlamos con ella sobre su relación con Melingo, Charly, Pappo y la actualidad del rock en nuestro país.

Otra Canción: A lo largo de los años te conocimos a partir de varías facetas de Celeste. Una más punk con Celeste y la generación, después la rockera y otra amante del tango como en el disco “Celos” ¿Cómo definirías vos?
Celeste Carballo: Te faltó mencionar a la canción que es mi forma preferida para componer, por ejemplo “Qué suerte que viniste”. Eso de intentar definirse y quedarse ahí como en una estantería lo veo re lejos. Sobre todo porque hacer una canción para mi es como escribir el guión resumido de una road movie. En tres minutos va una vida, una historias y varios mundos para recorrer. Es maravilloso el juego de hacer música para contar cuentos. Eso sí me gusta. Por eso a veces es importante generar otro escenario estilístico. Aunque mi lugar favorito siempre es el rock.

O.C: Aún haciendo rock a veces yo te siento más cercanas al tango. ¿De dónde viene esa influencia tanguera y cuánto tiene que ver tu amistad con  Melingo en esto?
C.C: Creo que cada persona hace su propia lectura de un texto, siente distinto una canción, interpreta a su manera el contexto creativo. A veces me han contado mis propias canciones con otra mirada que jamás había visto. Con Dani nos encontramos hacia el año 2000 y sí, me influenció, como que me ha concedido el permiso para escribir en la frecuencia tango. Así nació por ejemplo “Buenos Aires no tiene la culpa” y luego el maestro José Colángelo le compuso la música. Todo un nuevo mundo, re interesante por lo amplio y libre.

O.C: “Se vuelve cada día más loca por amor al blues”, incluye material de tu primer disco mas algunos temas inéditos.  La idea de poner tus clásicos en el Teatro Opera y grabar el concierto fue recuperar los derechos fonomecánicos. ¿Podrías explicarle a la gente de que se trata?
C.C: Hace como veinte años que vengo produciendo mis discos, a veces es unión estratégica con otros sellos que han realizado la fabricación y la comercialización. Esta vez como ya tengo mi sello “Cecedigital”. Me interesó recuperar el derecho fonomecánico de “Me vuelvo cada día mas loca”. Así nació la idea de grabar los mejores temas de ese disco en el Teatro Opera y sumar el material Por Amor al blues que venía componiendo y grabando en estudio. El derecho fonomecánico de una canción es como un título de propiedad sobre el sonido grabado.

O.C: Da la sensación de que siempre fuiste alguien  que escucho de todo, tango, jazz, blues  pero también música Latinoamérica, recuerdo una versión de  “Yo no te pido”. Ahora escribiste una zamba,  “Alfosina volvé a nacer”. ¿Cómo surge la canción y porque en ritmo de zamba?
C.C: Crecí en un país multicultural, Argentina!! escuchando zambas desde la infancia y también cantándolas en los recreos del colegio!. Es maravilloso poder cantar una zamba,  la primera que he escrito se llama “Algo Nuevo” y esta en Celesteacústica. Hoy “Alfonsina volvé a nacer” trata en realidad el tema de la mujer que se desarrolla en un mundo violento hacía el otro en general.

O.C  Se me vino a cabeza  la canción “Los poetas de Latinoamérica”,  donde nombras Alfonsina, Pedroni, Víctor Jara, Cortazar.  Aparte de haberte escuchado muchas veces nombrar a Pedroni como una influencia… ¿En que te influenciaron ?
C.C: La formas poéticas que tienen un calado muy profundo en el formato canción popular. Las candencias, las formas fonéticas, el ritmo y la melodía están incluidos en el texto. Cuando tomas la maravillosa costumbre de leer a los poetas de nuestro idioma vas incorporando esa técnica, ese perfume y aprendiendo mucho de las formas, también para cambiarlas!

O.CA lo largo de tu carrera compartiste escenarios con grandes cantantes, pero no puedo dejar de preguntarte por dos:  El primero Charly Garcia, a quien le dedicas “Amanecer de un día García”, el otro es Pappo a quien le dedicas “Hermano sol”. ¿Qué significan estos personajes en tu vida y como surgieron las canciones?
C.C: Claramente hermanos mayores. Sabes, por eso hago canciones, porque son mejores para expresar eso que contiene tu pregunta.

O.C: Cuando le cantas a ellos,  me imagino la emoción de la gente.  ¿Que sentís cuando cantas estas canciones en los shows? ¿Qué cosas te emocionan?
C.C.: “Amanecer en un día García” nos ha emocionado cuando la grabamos con Juanse, suena muy poderosa y lo es. “Hermano sol” se ha convertido en una canción que tengo ganas de cantar cada día, se me re pego. Las imágenes del texto lo traen al Carpo en su moto con los pelos al viento y disfrutando del día.

O.CEn un par de días estarás siendo parte del escenario 50 años de Rock Argentino en Cosquín. ¿Qué nos podes adelantar de ese show?
C.C: Estamos muy ansiosos con la banda de tocar como lo venimos haciendo hace un par de años. Esta vez traer a Cosquín rock nuestro estilo de rock con saxo, de blues con trampa, de canción con ganas. Pedro Colpachi en la batería es un motor que nos lleva a mil, Pablo Rizzi en el bajo siempre a tierra, el gaita, Gonzalo Laties en la guitarra tocamos juntos hace mucho es un capo total, me encanta su estilo, Gimena Alvarez Cela en teclado con los sonidos originales de loca agrega valor al repertorio y el Oso Leo De La Rosa en el saxo es el toque funk que me encanta hacer en el rock. Jugamos y hacemos jugar a la gente con un power especial

O.C: Tu nuevo disco “Se vuelve cada día mas loca por amor al blues”,  tiene una versión  de “Querido Coronel Pringles” en vivo.  Pero también existe una versión junto a Nito Mestre  que  se la puede escuchar en Spotify.  ¿La versión de Nito fue exclusiva para las tiendas digitales ?
C.C: Grabamos con Nito el tema porque el viajaba para le fecha del opera y pensamos que estaría bueno tener la versión original. Después el show nos llevó a un lugar de emoción total y nos pareció que estaba buena para el disco. Igual es genial la posibilidad de subir versiones especiales en Spotify.

O.CNo hace mucho un diario chileno titulo “Me veras caer: la crisis del rock argentino” y decía que estaba en un escasez creativa. ¿Hoy  que cumple 50 años el rock argentino como lo ves?
C.C: Sabemos que las políticas culturales apuntaron últimamente a unos estilos más latinizados digamos, como el reggaetoon, etc. Así que está bueno si hay que dejar el centro de la escena para volver a crear una mirada algo crítica y remover las estructuras. Hay que llevar las cosas siempre hacía adelante. Los movimientos migratorios migratorios en el planeta tierra son cada vez mayores y eso conlleva mezcla cultural, por eso hay que abrir la mirada en el lugar de encerrarse en conceptos negativos.

O.CEl rock argentino nació dentro de un marco social donde no se lo veía como solo música, también era una forma expresarse, de revelarse  contra un sistema. Algo que hoy algunos sostienen que se perdió un poco esa idea del rock.
C.C: En los sesenta comenzaron a escribir las primeas canciones de rock nacional y también los blues argentinos, claro, música de adolescentes. Es una misión básica rebelarse contra cualquier autoridad. En la adolescencia también hubo canciones pop que entraban en el mismo disco. La mitad critica hacia una sociedad ensordece puede plantearse en cualquier estilo.

O.C: Cuando hay que mencionar a  las mujeres más importantes del Rock argentino,  aparece tu nombre junto a Epumer, Yorio, Cantilo, Lizarazu, entre otras…
C.C: Con Maria Gabriela Epumer, mi sobrina que tanto extraño, decidimos en un momento dejar de sumarnos en las notas del tipo “Las mujeres en el rock”. Porque a la hora de ir a grabar, a ensayar, de estar componiendo, de pagar el estudio o cualquier otro asunto somos todos iguales, mùsicos generando un lugar de expresión y aprendiendo cada día como ser mejores personas.
Es un honor compartir con todas y todos esta profesión de ser musicos, todo por amor al Blues!

#Foto de portada tomada por Elías Hernan Mendez en el Festival Mundo Verde en el mes de Diciembre 2016.

Estudiante de periodismo. Actualmente se desempeña como colaborador del programa 19 días y 500 siestas para la 100 La Rioja. Se desempeño en el 2012 como conductor del programa "Con que necesidad". Ha realizado transmisiones y colaboraciones con Radio Líder de Córdoba e Inédita de Cosquín.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *