El sábado 3 de septiembre Enroque presenta su tercer disco en el Salón de Actos del Pabellón Argentina de la UNC.

Lo cromático está relacionado a la conformación de los colores. No vale la pena entrar en tecnicismos, en épocas de Google y Wikipedia pero gracias al círculo cromático, por ejemplo,  se puede observar a los colores primarios y sus derivados. Dentro de la música también se usa el término. La escala cromática es una de las más populares en el mundo de la música. Sea como sea, durante unos días nos olvidaremos de pintores y teóricos de la música, para pensar en Cromático, como el tercer disco de la agrupación folklórica cordobesa Enroque.

Previo a la presentación del disco en el Salón de Actos del Pabellón Argentina, hablamos con José López una de las cabezas creativas de Enroque para hablar del nuevo disco y del futuro inmediato de la banda.

portada-evento-2Otra Canción: ¿Qué es cromático?
José López: Cromático es el nombre de nuestro disco nuevo, el tercero de Enroque. Otro CD realizado absolutamente con canciones propias, una nueva instancia para sentir que seguimos contribuyendo con el cancionero actual, para alentar a quienes escuchan música a pensar que el repertorio de raíz folclórica argentina no es una lista de hits cerrada si no algo vivo, que por suerte crece y cambia. Se llama Cromático porque siempre nos gustó encontrar conceptos que representen al disco como una sola obra de arte y no como un compilado de temas. En esta ocasión el cromatismo aparece como la posibilidad de abarcar varias gamas, pasando sigilosamente de una a otra. Cromático por la variedad de luces o colores representados en la poesía y en las mismas temáticas de las canciones. Cromático por la gráfica del disco, por el juego y la edición de imágenes a color en contraste con un fino trabajo en blanco y negro. Cromático por los sonidos, por el uso de todas las alturas disponibles en el mundo de las notas. Cromático porque también apuntamos a un cromatismo de las ideas, de la creatividad, invitando a músicos amigos a componer y grabar intermedios que sirvan para unir los tracks de nuestras canciones. Es así como el disco se desarrolla prácticamente sin cortes entre las canciones, amalgamadas por estas breves intervenciones de los invitados que no tuvieron filtro, fueron incluidas directamente confiando en que la variedad de ideas y de gustos también colaboraría con el concepto de lo cromático.

O.C.: Mucho se ha escrito al respecto, pero desde la perspectiva de Enroque, ¿Cómo creen que se puede entender la música desde conceptos visuales?
J.L.: No somos expertos en la cuestión ni mucho menos. De hecho solo nos abocamos de lleno a lo visual cuando tenemos que idear la gráfica de un disco, imaginar una escenografía, o filmar un video. En este disco la alusión a lo visual está explícito, pero como un guiño artístico, un juego estético, no como un contenido protagónico. Digo que solo nos abocamos en esas oportunidades porque sabemos que hay músicos y propuestas de otros géneros cuyo trabajo con lo visual toma casi la misma relevancia que lo estrictamente musical. En nuestro caso tenemos claro que nuestra propuesta es ofrecer música para escuchar, la mayor parte de nuestro arte va a parar a las composiciones, al trabajo textural, a la orquestación, al pulido y los detalles interpretativos. Sabemos que el intercambio visual existe y tratamos de cuidarlo desde la sobriedad, desde la no invasión al mundo de lo que suena, pensando a las imágenes como un complemento o acompañamiento de nuestro contenido concreto que son las canciones.

“Cromático es una nueva instancia para sentir que seguimos contribuyendo con el cancionero actual”

O.C.: ¿Qué conceptos utilizaron para trabajar este disco?
J.L.: Es una pregunta muy general, porque cuando uno produce un disco se le ramifica el cerebro en mil partes, cada una de ellas con conceptos gestores, con disparadores, con ideas que te interpelan a diario y te obligan a repensar, re-reflexionar, repasar. En lo general, sí hay una idea madre que circunda el trabajo del disco y que de alguna manera nos mantiene vivos como grupo: privilegiar el contenido por sobre la forma, decir las cosas que nos parecen importantes y aprender a dejar de lado lo liviano o ciertos “caprichos” expresivos. Buscar peso. En esta intención de explotar lo que tenemos para decir aflora un concepto enorme que es el de la sinceridad, la sinceridad con uno mismo. Aprender a conocerse como compositor, como cantor, como aquel que lleva un mensaje, es un desafío enorme que afloró cabalmente mientras imaginábamos este disco. Hacer conciencia de nuestro rol, saber por qué queremos cantar, para qué. Aparecieron entonces temáticas literarias nuevas más allá del amor, lo gracioso o lo cotidiano, que eran los temas más representativos de Enroque hasta antes de este CD. Hay ciertos conflictos sociales o disyuntivas ideológicas en las que sentimos necesidad de aportar algo. Nos entendemos como actores de la cultura y eso nos alienta a no esquivarle al bulto, a no mirar hacia otro lado. Viendo lo que acabo de decirte se me ocurre pensar que antes éramos más impulsivos, veloces, y que ahora estamos más reflexivos y calmos.

O.C.: El segundo disco fue más experimental, en este tercer disco retoman el camino del primero, ¿está bien ésta apreciación?
J.L.: Es una opinión válida en cuanto el formato de las obras de Cromático se acerca más al estándar cancionístico. En “Paisajes de por acá y de un poco más allá” -nuestro 2º CD- el mismo título ya proponía una ruptura por la extensión. Su contenido también era más complejo porque incluía dos discos en un mismo CD, de hecho siempre hemos comentado que hubiese ameritado la réplica de dos CD`s para que se escuchen por separado, pero que aquello era un gasto imposible. Así fue como resultó muy heterogéneo por su orquestación variada -yendo de arreglos para big band a orquestas de cuerdas o ensambles de vientos- y también por un estilo compositivo más arriesgado, estructuras menos usuales, desarrollos musicales más emparentados con el jazz o ciertas corrientes contemporáneas. Nosotros amamos aquel segundo disco, y a veces nos pasa que hay gente que lo tuvo desde el comienzo y recién ahora, cuatro años después, nos comenta maravillada algo de aquellos últimos seis tracks que representan los Paisajes de un poco más allá. En fin, quizá sea una virtud nuestra que cada disco sea una puerta abierta hacia una escucha diferente.

O.C.: ¿Qué cambios sintieron al grabar este disco, respecto a las otras dos veces que entraron al estudio?
J.L.: Creo que por primera vez pudimos ocupar el rol de productores artísticos distanciándonos un poco de nuestras funciones de intérpretes, compositores o lo que fuere. Hubo una visión más concreta de lo que queríamos comunicar, posiblemente a causa de la madurez lograda en nueve años de recorrido con la misma propuesta. Hemos sabido dejar de lado canciones, ideas, así como supimos explotar mejor nuestras virtudes y reconocer nuestras limitaciones. Por otra parte hemos sido más organizados. Llegamos al estudio habiendo maqueteado el disco completo, sabiendo perfectamente qué tocar y de qué manera. Además el hecho de que Amaro (nuestro nuevo batero estrella) y el flaco Alabarces (nuestro flautista de siempre) se hayan sumado a Enroque como integrantes estables, enriqueció el grupo humano y renovó el aire. Nos conocemos y queremos mucho, eso es muy importante. En general pudimos concretar una grabación bastante prolija, si no fuera por las limitaciones económicas que sufrimos los músicos de gestión independiente quizás el disco hubiese salido en 2015.

“Si no fuera por las limitaciones económicas que sufrimos los músicos de gestión independiente quizás el disco hubiese salido en 2015.”

O.C.: ¿Qué han preparado para la presentación?
J.L.: Básicamente será un concierto. Un conciertazo diría yo, con el quinteto titular de Enroque a la cabeza, acompañados por nuestro cuarteto de cuerdas de lujo (Germán Gamón, Gabriela Scieppaquercia, Rosario Ocampo y Pablo Doliñski), la flautista Ilona Gálvez, el bandoneonista Alejandro Colombatti y el genio de José Luis Aguirre -cantor de nuestros pagos- como invitado especial. No habrá fuegos artificiales, ni cantará el coro Kennedy, y nadie de nosotros se va a desnudar en vivo (creemos). Tocaremos todos los temas de nuestro nuevo disco mechando con algunas de las canciones más destacadas de los anteriores, por eso es que también hemos subido el disco completo a la web, para que la gente vaya escuchando y preparando la oreja. Ojalá podamos dejar a los espectadores con los oídos llenos y el corazón contento! Es la idea.