Emilio Pasquini acaba de editar “Hilos”, su disco debut.

Detrás de una intensa actividad que lo lleva a recorrer cientos de escenarios de todo el país, las canciones de Emilio Pasquini nacían con la fuerza suficiente para pedir ser escuchadas. Como todo nacimiento, los procesos fueron puliendo las manifestaciones iniciales generando las formas definitivas que se expresan de modo contundente en “Hilos”, su primer disco como solista. “Siempre me gusto componer y escribir. Mientras hacia música para otras bandas, yo sabía que en algún momento de mi vida quería hacer un trabajo solista” cuenta Emilio a Otra Canción, con motivo del lanzamiento del material que ya está disponible a través del espacio bandcamp del músico.Cuando pensaba en ese trabajo, no pensaba en que sea netamente jazzistico, folklórico, o de raíces afro, como uno puede pensarlo en un inicio. Si bien me he manejado y sigo elaborándome y abordando los géneros, no me sentía absolutamente identificado. Entonces fueron viniendo influencias y sonidos desde la niñez que me hacían mucho bien. De todas formas, creo que siempre hubo una idea clara de lo que quería que suene en un disco en solitario” dice sobre el disco que fue grabado, mezclado y masterizado por Pablo Granja en 1961 Audio Studio.

Otra Canción: Te conocemos desde varias facetas musicales. Estimo que no sería arriesgado pensar que esta que escuchamos en “Hilos” es la más tuya. ¿Qué es esto crees que podríamos haber imaginado escuchándote participando en otros proyectos y qué de todo eso crees que también están presentes aquí?
Emilio Paquini: “Hilos” tiene mucho de si mismo, es una corriente que tiene su identidad, es “arrogante” en cierta forma, pero también es muy suave y sincero. Si bien esta influenciado por una veta que abarca varios estilos trata de ser canción. Mis otros proyectos siempre han ido de la mano conmigo a todos lados, pero este disco estaba como guardado, “ahí” como aguardando mi decisión y aprobación.

O.C: En el disco tocas con otros cuatro acompañantes. Entre todos los artistas que siempre te acompañaron y acompañaste, ¿Cómo terminaste eligiéndolos para trabajar en “Hilos”?
E.P:  Los elegí porque he compartido muchísimo con ellos. En muchos aspectos, no solo musicales. Son parte de mi familia también, la que uno se topa o sin querer elije, y si, elegiría de nuevo una y otra vez. Tuve la suerte de conocer a Bruno Cravero (a cargo de las teclas en “Hilos”) en un encuentro con una apertura y una extraordinaria simpleza que me llevo a darme cuenta de todo lo que teníamos en común. A la hora de acompañar o arreglar, y siempre lo admire mucho y me pareció que el debía ser quien este al frente de las teclas aquí. A Dani Dalmasso (que se hace cargo de flauta y pone también su voz en el disco) la conozco desde hace mas tiempo y ha sido siempre como una hermana para mi, una amiga incondicional y una persona llena de cariño e ideas claras, hemos compartido muchísimo también. Además de que musicalmente es tremenda. Pablo Dalmasso fue el primer baterista de Sur Oculto.  Imaginate!, es uno de los bateristas que mas rock me ha transmitido en Córdoba, es un reloj y tiene todo el estilo marcado, y eso busque en los temas donde tocó pero con un concepto definido para este disco. Y Laura Dalmasso es mas allá de todo un viejo y nuevo amor. Un día me encontré acomodando unas cosas en su casa y de repente la escuche tarareando a Bill Evans, a Charly García y al otro día a Ravel, yo me puse tan contento que le dije de una para que cante en el disco. Me llevó a imaginarme compartiendo música juntos, y así fue que la invite, sin certeza de que me diga que si, cantó y fui feliz de nuevo.

O.C: De todas formas, es casi como que sumaste acompañantes en el cuidado de los detalles, el disco está interpretado casi en soledad.
E.P: Si, totalmente. También tenia ganas de tocar los instrumentos que no suelo tocar en vivo, a diferencia de bajos y contrabajo.

O.C: Me gustaría preguntarte por las letras. Hay un trabajo concienzudo ahí. Además de reflejarse en ellas lecturas y escuchas muchas. ¿Cómo las trabajas? No te pregunto por la importancia que les das porque creo que se desprende fácil la respuesta.
E.P: La verdad no sé. Me siento y escribo lo que tengo ganas, de cosas vividas, o fábulas que me invento, o alguna sensación que pasó alguna vez. A veces tomo un personaje y escribo sobre cómo lo veo. En “Muñeco de Marfil” estoy hablando del muñeco de marfil de Spinetta. De ese “Hoy hace su gracias, el muñeco de marfil y el sueña que sueña y se va…” en “Sin Abandono”. Bueno, aquí me imagine ese muñeco de marfil como un eterno laburante nacido mil veces, lleno de enojo y amor, y salio eso.

O.C: Si bien está enmarcada en una historia particular, decís “sólo escribo lo que tengo que dejar para librarme de esas redes de esos miedos y demás” ¿Hay algo de eso en tu hacer artístico en general también?
E.P: Y en realidad, uno siempre debería dejar lo que tiene que dejar.

O.C: Recién hiciste mención a “Sin abandono”, un tema de Luis. No quiero dejar de decirte que hay fraseos y gestos a lo largo del disco que me llevan mucho a una parte de los últimos tiempos de Spinetta, sobre todo a la etapa en tándem con Malosetti. “Hilos”, precisamente me parece uno de los momentos más fuertes en esa clave.
E.P: Me temblo la panza del nervio! (risas). Lo tomo como un elogio y mucho respeto, y te agradezco. Spinetta es amor y liberación, y Javier es un capo total. Todos dejan sus formas de mirar y las influencias que generaron cambios y vueltas de rosca nos llevan a abrazar momentos muy íntimos que están en esas canciones y más.

pasquiniO.C: ¿Cuáles son los planes, ahora, con el disco?
E.P: Hay que dejarlo que ande, presentarlo, hacer más discos y tocar.

O.C: ¿Qué otras cosas estás haciendo? ¿Cómo ves que vas a ir cruzando los proyectos en el mediano plazo?
E.P: Estoy tocando con los grosos de Roberto Cantos y Julio Paz en el Dúo Coplanacu, junto a los amigos que están en el mismo camino, feliz de poder tocar música de nuestras raíces folklóricas, y feliz de acompañarlos. Además, estoy grabando para varios solistas, arreglando algunas cosas, y ya pensando en un audio para el disco que sigue. Y, la verdad, no me detengo mucho a pensar en cómo se van a ir cruzando los proyectos, cada uno tiene su espacio de comodidad.

 

*Las fotos utlizadas son de En Vivo Producciones y Juan Ceballos.