El uruguayo volverá a Córdoba el próximo 30 de Junio. También actuará en Villa General Belgrano y Nono.

Buscaglia-300x225En las propias palabras de Martín Buscaglia, la gira “Hombre Orquesta tiene un nombre oculto: la gira constante. En este caso voy en el formato hombre orquestal, pero en realidad uno puede hacer absolutamente cualquier cosa, excepto ser lo que no es. Entonces en el magma del asunto no hay diferencia entre tocar con diversos instrumentos como lo haré en esta ocasión, o tocar con el quinteto eléctrico (Bochamakers) como lo haré a mediados de mes en Montevideo, o en tocar a dúo con algún colega, como lo haremos en Agosto por España con Kiko Veneno o como lo hicimos este verano en Uruguay con Lisandro Aristimuño. Todo forma parte de la misma gira. Inclusive no tocar”.

Con respecto a las posibilidades que se abren desde el formato que lo traerá a Cocina de Culturas el próximo jueves, Buscaglia señala a Otra Canción que el estar solo en escena le permite “eventualmente dar golpes de timón, pero eso a su modo también ocurre cuando toco en otras encarnaciones”. Al escucharlo, repasar su discos y sus conciertos, uno imagina a Buscaglia como un creador permanente. Él lo relativiza. “La disciplina lleva a que el proceso creativo y la concentración sean al mismo tiempo omnipresentes y nulo”, señala, a la vez que aclara que “Hombre orquesta” está lejos de ser un concierto improvisado. “Más bien todo lo contrario. Solo podes improvisar fehacientemente cuando tenés una raíz lo suficientemente extensa profunda y arborícola. Y el aspecto cantábile de un concierto es de lo más hermoso e importante que sucede en la noche. De esto soy consciente desde que escuché por primera vez la versión en vivo de Queen cantando “Love of my life”. Cantar al unísono te vuelve creyente”.


“Plácido Domingo”, “Ir y volver e ir”, “El evangelio según mi jardinero”, “Temporada de conejos” y “Somos libres” son los discos que desde comienzos del nuevo siglo llevan el nombre de Martín Buscaglia como creador único. En el medio, también editó “El pimiento indomable”, junto al español Kiko Veneno y seis discos a la par del proyecto “Cuentacuentos”. Hacedor incansable, en el año 2015, editó un disco junto a Antolín, un polifacético protagonista que ocupó un lugar central en el under uruguayo, sobre todo durante la efervescencia cultural del periodo post-dictadura. El resultado del trabajo es un material marcado por el peso poético de recitados y canciones que se acompañan por el desprejuicio estético sobre los que Buscaglia y Antolín se propusieron trabajar en su encuentro que derivó en disco. En lo insondable (o no tanto) “Experiencias musicales” es un producto denso. En el fondo, aparece una reflexión y un trabajo profundo en torno al mundo que nos viene tocando en suerte. “No son cosas que se decidan. Es cuestión de querer hacerlo, poder hacerlo y deber hacerlo” dice Buscaglia, “Antolín es inefable. Lo más cerca que estuve de lograr ese imposible es en el texto del librillo del CD. Compradlo. Si tuviera que hacerlo en tres palabras diría “Pureza Radiante” y me guardaría la tercera como un as en la manga”.


El 30 de Junio, “Hombre Orquesta” se presentará en Cocina de Culturas (Av. Julio A. Roca 491), el día siguiente hará lo propio en “Familia Giannone” de Villa General Belgrano y el sábado 2 de Julio a las 20, será el turno de la presentación en el Hotel del Alto, en Nono, Traslasierra,