El joven cancionista desembarca en la ciudad, por primera vez, con su banda completa. A días de su presentación charlamos con el.

Adrian Berra es uno de esos  cancionistas que entienden que el arte puede autogestionarse y a través de las redes llegar a todo el mundo. Actualmente cuenta con 3 trabajos discográficos editados, (“A favor de mi corriente”, “Mi casa no tiene paredes”) con una fuerte impronta intimistas, que encuentran el basamento fundamental de sus canciones en el apoyo de su guitarra. En su tercer disco, “El funeral”, se destaca la fuerte presencia de la banda, a la que se suman grandes invitados como Martín Buscaglia, Ana Prada o Emilia Sade. Prensa Adri-2Hay, también, canciones que formaron parte de proyectos como “La educación Perdida”(Documental sobre la educación Libre” o “Asira” (Asociación Síndrome de Rett) y un primer “èxito” (“Un beso en la Nariz”), que fue tomada por Nito Mestre para interpretarla en su disco “Flores de Nashville y que hasta el día de hoy forma parte de su repertorio.

Aprovechando el concierto que tendrá lugar el sábado 9 de Abril en Cocina de Culturas, en Otra Canción conversamos con Adrian Berra.

Otra Canción: Sabemos que sos un gran escucha de Miguel Abuelo y la música uruguaya. ¿En qué cosas crees que te influenciaron?
Adrián Berra: Miguel Abuelo me causó admiración desde la primera vez que lo escuché. Me parecía una suma de tremendo cantor, filosofo, poeta y personaje de circo. La sensibilidad e intuición de un ser intenso y profundo a flor de piel. Mirá: “He venido a mover y dar marcha a la fanfarria, me fecunda la música que tonifica y cura. Los poetas me acusan de deber ser valiente. Las artes para siempre, las musas sin cadena”o “No todas son rosas en el campo del rey. No todas las rosas del campo son del rey. No todos los reyes saben mucho sobre rosas.No todas las rosas quieren saber de algún rey”. Escuchar eso a los 14 años me mató. Además de un adelantado en su época.  “En la era de acuario, tirando piedras al río”. Cuando  murió estaba escribiendo un libro llamado “La historia universal de la realidad”.  Hoy cada vez que lo vuelvo a escuchar o investigar sigo descubriendo cosas. Me pasa algo parecido con Mateo y Gustavo Pena. Gente que me interesa su mundo. Ellos me meten en su universo y eso me gusta. A veces uno está acostumbrado a que se metan en el mundo de uno, que salgan a buscarte y posiblemente te encuentren con un par de atajos. En cambio ellos no. El poder del encuentro no es el mismo. Por eso también se los valora tarde, porque lleva tiempo descubrirlos.

OC: La canción “Sigue”, del disco “Mi casa no tiene paredes” cuenta con el coro de “El himno a mi corazón”. ¿Fue idea tuya hacerle esos coros? ¿Pensaste la canción con ese coro o fue algo que salió?
AB: Ese disco está compuesto íntegramente de viaje. Y cuando uno viaja lo invade esa sensación de unidad con los demás y hasta te parece raro como estamos divididos en ciudades, países y nos quedamos cada uno en su quintita gran parte de la vida. A romper con esa idea le canta “Sigue”. Ese estribillo lo dice todo sin decir nada. Yo escribí varios y el mejor era ese. Ese estribillo era mejor que todos los míos así que lo dejé como una especie de cita y homenaje a quien admiro y quiero.

OC: Hablemos un poco del último disco “El Funeral” ¿Por qué decidiste llamarlo así?
AB: 
Porque creo mucho en la renovación de los procesos. Muchas culturas pasadas hacen hincapié en esta necesidad de aceptación con lo que termina para darle inicio a lo nuevo. Antes era mucho más común porque era la que quedaba. Hoy se lucha contra eso, la idea de retener a toda costa. De vivir hasta los 100 años de cualquier manera, es raro. El disco habla todo el tiempo de Soltar. Soltar para recibir lo desconocido, que muchas veces nos da temor. Pero de eso se trata. Soltar aunque no sepamos que hay después. Es un disco un poco más intenso pero que busca la luz. Hace hincapié en lo que viene, más que quedarse dando vueltas en lo que se fue.

OC: Si hablamos de los tres discos, me atrevería a decir  que este último marca un quiebre desde lo melódico.  ¿Se puede decir que dejaste un poco ese lado intimista para embarcarte un poco más en el rock, para ser tocado con banda?
AB: 
Dejé de tocar sólo, empezaron a sumarse músicos y terminamos siendo ocho. Eso corrió de eje el plano intimista para tomar un poco más de fuerza y volumen. Hoy miro para atrás y creo que era lo que ese disco necesitaba, o por lo menos así se dio naturalmente. Hoy me volví a correr pero para esa etapa estuvo bien.

OC: El disco cuenta con varios invitados entre ellos Martín Buscaglia, Ana Prada, Joaquín del  Mundo y Emilia Sade ¿Cómo fue le elección?
AB: Con Martín Buscaglia y Ana Prada sucedió que cuando estábamos ensayando con la banda todos hacíamos referencia de que eran dos temas para ellos. Lo mismo me paso con Emilia y Joaquín, que en “Ego” que canto con él hay unas líneas que son de una canción suya vieja que se perdió en el tiempo y las rescaté y lo invité a cantarla.

OC: Sabemos que estás preparando ya el próximo material discográfico. ¿Qué nos podes adelantar? ¿Va por el lado sonoro de “El funeral”?
AB: No, justamente lo contrario. Es un disco que no va a sonar a banda como el anterior. Vuelvo a rescatar un poco la intimidad del cantor pero se expande el universo sonoro.

OC: A Córdoba viniste  varias veces, pero está es la primera vez con banda. ¿Qué músicos te acompañarán?
AB: Vamos a presentarnos en cuarteto. Dos guitarras(junto a Matías Pozo), un set de percusión, (Nicolás Soares Netto), un contrabajo (Rafael Climente) y ellos también cantan conmigo.

OC: ¿Qué nos podes adelantar del show de cocina para aquellos que nunca te vieron o que te vieron pero en formato acústico?
AB: 
La idea en general es proponer un show íntimo donde estemos tranquilos, cara a cara. Es un concierto con una energía tranquila y relajada donde la idea es que suceda un encuentro cercano con las canciones de los discos anteriores algunas tocadas con el cuarteto, otras solo, o en dúo. Va a haber varios momentos, siempre sucede que alguien pide alguna y seguro empecemos a presentar algo del nuevo material.