A días  de empezar un recorrido por la provincia hablamos con el cantautor riojano que repasará parte de los 3 trabajos editados hasta el momento.

Después de su destacado paso por Cosquín Ramiro empieza una recorrida por la provincia en la que para repasará parte de los 3 trabajos discográficos  editados hasta el momento “Mojando la vida”, “En el ojo de la tormenta I” y su reciente disco editado en formato digital “Peñero”. Su último trabajo, que puede descargarse desde su web oficial, parece volver a poner a la propuesta musical de el riojano en clave festivalera y, en pos de corrobar resultados, emprenderá una mini gira que lo llevará 18 de Marzo al escenario de El vecindario, el 19 a Lido Arte Bar de Unquillo; el  25 a Tierra Querida de Capilla del Monte y el 26 a La Nogalera, en Villa Giardino.

Otra Canción- A muchos nos sorprendiste cuando al mismo tiempo que estabas en cosquín dejabas tu nuevo disco “Peñero” en la web para descarga. ¿Qué fue lo que te llevo a tomar la decisión de subirlo en la web?
Ramiro Gonzalez: En realidad, “ Peñero” en un principio fue un disco pensado para la libre descarga, pero también la idea de hacer el lanzamiento en Cosquín surge de una charla fuera de micrófono en el programa Disco Pi de Víctor Pintos, fue él quien me sugirió aprovechar esa instancia para anunciar que el disco estaba disponible para su libre descarga, por lo cual le estoy muy agradecido con el que tuvo esa ocurrencia.

O.C-Si le tuvieras que decir a alguien “está canción es la que más representa la esencia del disco” ¿Cuál sería?
 R.G: Hay dos canciones que representan la esencia del disco, una es “ Estoy donde debo estar” porque habla de hacerse cargo de lo que nos toca en suerte, de aceptar el tiempo que nos toca vivir sin mayores pretensiones, y sin echarle la culpa a nadie. La otra canción es “Más bien prefiero callar” , que si bien es una canción de amor, también es un manifiesto en el que le digo a una persona con quien tuve una relación y a quien venga, que yo soy esto y no tengo nada que esconder “No ando buscando engañar te/no quiero hacerte sufrir/soy un costal de quimeras/que canta para vivir”, y en el estribillo es más claro un el mensaje “ andar por andar andando/amar sin poder amar/cantada por andar cantando/más bien prefiero callar.

O.C- En uno de los escritos de tu página decís que la idea que el disco  surge de la necesidad de hurgar en tus orígenes, en el ámbito de las peñas. ¿Con el disco terminado lograste poder demostrar eso?
R.G: No se si lo conseguí, pero por lo menos hice el intento. En el medio de la producción quedaron algunas canciones afuera, y otras se metieron por la ventana, y creo que eso le sacó un poco la carga peñera que traían algunas canciones que quedaron fuera.

 O.C.-El disco tiene varios invitados entre los que se destacan, Natalia Barrionuevo, Luis Chazarreta, Pachi Herrera, Monchi Navarro entre otros ¿Cómo fue la elección de los invitados?
R.G: No hubo mucha elección que digamos, Pachi Herrera es el coautor de “Pachamama”, a él le pertenece la música. Natalia Barrionuevo es amiga mía desde la adolescencia, y es quien primero comenzó a cantar “Entre tu amor y mi amor”, que es mi primer zamba. Monchi está porque es un hermano y forma parte de un grupo llamado La Pacota que es un grupo muy comprometido con lo social, yo necesitaba unos coros y me pareció que era esencial que quienes los hicieran fueran ellos, por su compromiso, porque “Pachamama” está íntimamente relacionada con un sentimiento de respeto hacia la tierra que compartimos con los Chicos de La Pacota, allí cantan los Hijos de Monchi, Benjamín y Manuel, y mis hijos Fermín y Federico.

O.C -Luis Chazarreta  hace su aporte como productor del disco, como en tus dos trabajos anteriores ¿Qué aporte hizo en este disco?.
R.G: En realidad el productor de mis discos siempre he sido yo, lo de Luis es algo más como un consejero, tengo una relación muy afectuosa desde muy chico con él, es muy amigo de mi viejo, y por ende muy amigo mío. Luis es muy generoso conmigo, siempre ha estado dándome una mano con las producciones, haciendo correcciones cuando algo no está bien musicalmente, como notas que no pertenecen a la armonía, etc. Y también haciendo algún aporte con los arreglos, el único disco en el que los arreglos son casi por completo de Luis es en “El ojo de La Tormenta”. En este disco, como en los otros se puso la camiseta, hizo arreglos para algunas cosas puntuales como la Cueca “Niña del Vino”, se autoinvitó en una chacarera, lo cual es una alegría enorme para mí porque los arreglos de guitarra que yo hice fueron pensando en su forma de tocar, yo aprendí de él, y un día llegamos al estudio y me dijo que le había encantado la chacarera y le había hecho una segunda voz. Está como invitado en la chaya saltada “por los barrios” que tenía armada las introducciones desde que la compuse, y el le aportó toda esa picardía que tiene en las partes cantadas.

O.C -El disco tiene un track especial  “El poema del vidalero y el ermitaño”. ¿Fue idea tuya hacerlo grabar a tu papá, teniendo en cuenta que hace tiempo que no graba o aparece en público?
R.G: Lo de invitar a mi viejo fue por una conexión entre el relato, que de alguna forma es parte del ser mítico que son mi viejo y su oratoria, como un todo que ha pasado desapercibido en su disco “De la Infancia a mi casa”, y también entre el poema  y la canción que le sigue, “Coplitas para la copla”, es como un desprendimiento de esa historia en la que el vidalero ( en este caso yo) en lugar de juntar estrellas para comprar la luna, intenta juntar tantas coplas como estrellas hay en el cielo. Es una canción inspirada en esa historia y en ese poema, yo me crié escuchándola como un cuento maravilloso y profundo, y cuando escribí la canción lo hice pensando en esa profundidad “/si logró juntar de noche/copitas como hay estrellas/ ha de quedarse en mi pecho/ la luna de los que sueñan/ Pa que me alumbre por dentro/con fulgores el camino/ y me aternure cantando/ coplitas para los niños”.

 O.C-El disco está en descarga, pero creo que todavía hay gente que sigue apostando  además al formato físico. ¿Lo podremos ver editado físicamente?
R.G: La idea es poder editarlo en algún momento, mucha gente nos escribe o nos dice en los recitales que le gustaría tener el formato físico, pero fue una producción costosa como cualquier producción, y no nos alcanzó para editar. Cuando consigamos del dinero lo vamos a editar.

OC-Este año volviste al festival de Cosquín con tu proyecto propio después de algunos años de ausencia. En un año bastante especial por todo lo que se vivió en cuanto a la organización.  ¿Cómo fue regresar al festival que en algún momento también te premio?
R.G: Cosquín siempre es un lugar adonde uno quiere volver, pese a que para mí allá por el año 1997 cuando salimos revelación del festival significó tomar una postura, un punto y aparte respecto del tipo de trato que este tipo de organizaciones por aquel entonces tenía para con los artistas. Creo que ahí fue cuando decidí alejarme de los grandes escenarios un poco asustado por la competencia, y cierta actitud desleal de algunos artistas para con sus compañeros.

 O.C- Me atrevería a decir que de a poco te vas transformando en un referente del nuevo cancionero folclórico teniendo en cuenta que tus canciones son interpretadas por Juan Iñaki, Bruno Arías, Natalia Barrionuevo, Pachi Herrera (compositor también de Pachamama)  La Bruja Salguero o el dúo Orellana Lucca. También escuche a Raly varias veces destacarte.  ¿Te sentís un referente?
R.G: Nunca fue mi intención volverme un referente, si en ocasiones me siento como tal es porque de alguna forma la gente del medio, compañeros, prensa y público, me lo hacen sentir de esa manera, de todas formas yo no me la creo, sigo trabajando con el mismo placer y el mismo compromiso de siempre. Lo único que hago diferente es ser un poco más consciente de que para muchos jóvenes uno termina convirtiéndose en un ejemplo a seguir, es lo que me dicen seguido en las redes sociales, y en ese punto trato de ser un buen ejemplo y no uno malo. Creo que hay cierta responsabilidad implícita en ese hecho que a uno lo hace actuar de manera más consciente y coherente entre lo que se dice y el modo el en que uno actúa cotidianamente como ser social. 

O.C- ¿Teniendo en cuenta tu trabajo anterior que  El ojo de la tormenta I, seguís pensando en el volumen II. Disco al que si no me equivoco la producción estaba a cargo el Titi Rivarola en su momento?
R.G: Por supuesto, la idea es poder hacerlo, de ser posible empezar la producción este mismo año. El hecho de que Titi no pudiera seguir con la producción me hizo tomarme un tiempo para repensar cómo encararlo. Viene madurando la idea con un equipo muy grande, de queridísimos amigos, muy admirados. Creo que del poder hacerlo va a ser una producción grande que probablemente deba grabar la en Buenos Aires, debido a que muchos de los músicos que participan vive allá.

 O.C- ¿ En que quedo el proyecto Amicho dúo, si no me equivoco habían empezado a grabar o recuerdo alguna vez se había subido una foto grabando?.
 R.G: Amicho sigue vivito y coleando, sucede que es medio difícil coordinar las fechas de José Luis y mías, además de que ambos vivimos en dos valles diferentes el en Paravachasca, y yo en el sur de Punilla, y ambos tenemos hijos pequeños, todas esas cosas hacen más difícil aún coordinar la agenda. Al disco le faltan tres temas por grabar, se va llamar “entrevero”, y bueno,  hay que ver también como un solo financia.

 O.C- Para terminar ¿Cómo sigue el año de Ramiro?
R.G: Viene con muchas ganas, el dieciocho de marzo tenemos una presentación con el Trío en El vecindario, la idea es poder tener el disco antes de en mitad de año para presentarlo en Córdoba,  Buenos Aires y La Rioja, terminar de grabar el disco con Amicho, continuar con la producción de “El ojo de la tormenta 2”, y seguir componiendo como vengo haciendo lo ahora. También está un trabajo que vengo haciendo sobre la obra de Ramón Navarro, que incluye algunas canciones que hice con él y están inéditas. Y un par de proyectos que vengo escribiendo hace rato. Siempre tengo más proyectos de lo que puedo encarar en un año, así que creo que tengo para un par de años de laburo,  siempre se me ocurren ideas nuevas.