Los cordobeses lanzaron su cuarto disco desde su plataforma www.lautremont.com.

image002Definitivamente, Viejasound y Guille Camusso acaban de lanzar su disco más cordobés. Un disco motorizado por un pulso roquero por definición, que vuelve a hilvanar géneros y sonoridades que terminan por acentuar la potencia experimental de la que han hecho una de sus marcas registradas. “Solo caminan con lenta decisión/ van hacia la música sin alardear/ están queriendo encontrar algo como la calma/están cambiando la piel como si fuera nada” dicen en “Camaleones Adictos a Un Espejo Negro“. De algo de eso se trata el disco que, a diferencia del relato, devuelve un buen reflejo. “Isla es una ciudad, un estado mental, una fantasía. Un disco autóctono, cordobés. Una forma de ver a la ciudad como una isla que es, a su vez, el lugar desde donde uno hace las cosas con total convicción y sin pensar que estamos donde no debiéramos. Un auténtico acto de perseverancia y de fe”, explica Viejasound a la hora de presentar el trabajo y una vuelta las canciones terminan por confirmar todo el concepto.

Desde la misma denominación de los temas, esa identidad se afirma. “Córdoba City Blues” y “Jean Carlo´s Panic” remiten a escenas de danzas frenéticas y situaciones que pueden ser identificables con facilidad por aquellos que han desandado el latir de la ciudad.  En “Scabius Landscape” hay un paisaje autóctono sin traducción, pero que se entiende desde cualquier lugar del mundo a medida que el tema comienza a detonar. Hasta pueden hallarse retazos críticos a esa tierra que pisan en el nombre con el que el disco se nombra y que, políticamente, puede remontarse al concepto esgrimido por el infausto Eduardo César Angeloz en algún instante de sus años de estadía en la Casa de las Tejas, aunque es posible que todo se trate de una casualidad semántica. Los Lautremont dicen que “Hacer las cosas un poco mal es infinitamente mejor que solo criticar bien. Puede ser que a veces la isla sea un poco hostil, pero es nuestra. El que llegue a la orilla que avise“. Y con eso dejan sentada, también, una postura que se evidencia de punta a punta en disco. El “Ya no quiero estar/ en este espacio mental/ isla es que tan grande/ no se alcanza a ver el mar” con el rematan que rematan “Isla” se entiende también como un desafío. Una provocación lanzada desde ese tema, en el que también aparece un fragmento de la letra de la canción “¡Oh Señor!“, cuyo intérprete más conocido es “La Mona” Jiménez pero que en realidad fue tomado del epígrafe inicial del libro “Automotrices”, del poeta cordobés Lucas Tejerina.

Lautremont_by_Rocio_YacoboneLos ocho temas que forman parte de “Isla” fueron grabados en vivo en Casa Babylon, en septiembre del año pasado como parte de una búsqueda por reflejar la intensidad de la banda en el escenario.  La grabación estuvo a cargo de Fede Flores, con la asistencia de Hurón Tazzioli, a excepción del tema “Blade Runner” que fue grabado durante Junio de este 2015 en los Estudios Liverpool, por Hernán “Chinchu” Guerra. La edición digital se hizo a través de su propia plataforma (www.lautremont.com), también estará disponible para su descarga legal y gratuita a través de Bestiario Records, y se recurrirá a la distribución digital para su venta y será presentando el próximo 7 de noviembre en Aquelarre (San Francisco) junto a la banda Una Clon Sabia.

 

* Las fotos son de Rocío Yacobone.