La agrupación liderada por el pianista Cirilo Fernández presenta “No Fear”  junto a los cordobeses OMVR Jazz Quartet este Sábado 29 de Agosto en Estudio Teather.

Cirilo Fernández es un reconocido pianista. Actualmente sumergido en el proyecto Octafonic, Fernández regresa a Córdoba con su nuevo proyecto llamado Fernández 4. Una banda de jazz o, como dice el propio Cirilo, de “No Jazz”,  porque si bien tienen una clara influencia de jazz, sus canciones atraviesan diferentes géneros como el soul, rock, hip hop y el pop. Todos esos géneros son los que se escuchan a lo largo de las 12 canciones que componen su primer disco “No Fear”, un trabajo elogiado por la crítica que fue nominado como mejor álbum de Jazz en los premios Gardel del 2015.

Cirilo no está sólo en Fernández 4. Allí está Nicolas Sorín, quien pone su voz al ritmo de las canciones que por momentos parecen acercarse al hip hop, al rock o al pop, además de tocar el teclado; Daniel “Pipi” Piazzolla, reconocido por su marcada ascendencia rockera a la hora tocar su batería y por ser parte fundamental de Escalandrum, una de las bandas de jazz con mayor repercusión en nuestro país y el exterior; Mariano Sivori, el encargado de hacer sonar el contrabajo, donde se mezcla su vocación por Jaco Pasrtorius y la esencia rock-pop que por momentos asume el grupo; y Sebastían Lans, guitarrista de la banda de rock Huevo y última incorporación a Fernandez 4.

Antes de la presentación de “No Fear”, Otra Canción habló con  Cirilo Fernández sobre Fernández 4, su formación en el quehacer musical y, por supuesto, sobre el disco y la presentación cordobesa.

Otra Canción: Venís de un estudio académico en Berklee College of Music, en un país que para muchos es como la cuna del Jazz.  ¿Cómo es la relación con la gente que por ahí no necesariamente tiene una formación académica y hasta diría tampoco jazzera como vos?
Cirilo Fernández
: Yo creo que la academia te da herramientas, que tal ves en una situacion autodidacta tardan mas en aparecer, simplemente eso. Luego cada uno hace con eso lo que le pide el cuerpo y es ahí donde todos estamos todos en la misma, en la busqueda del sonido propio, la propia voz.

O.C:  Sos licenciado en musicalización de películas y trabajaste con Carlos Sorin varias veces. ¿Todavía seguís componiendo para películas y publicidades?
C.F:
Trabaje con Nicolás Sorin, como asistente, en las películas de Carlos. Pero sí, de hecho es una de mis actividades musicales favoritas. Hice la música de las películas de Javier Chillon, un director español muy talentoso y también recientemente termine la música de la opera prima de los Hnos. Dawidson (Los creadores de Jazz al Sur)  “La Sangre del Gallo”. Es un mundo que me atrae , el desafió de ayudar a contar la historia , donde el que manda es el guion, las imágenes, el director, donde se esta al servicio de la película, y no en un contexto libre.

O.C: Muchas veces algunas personas hablan de ciertos tipos de músicas de las que resulta “difícil vivir”. Entre ellas el Jazz porque para algunos no tiene una escena consolidada o es para cierta elite. ¿Vos como ves la escena actualmente?
C.F:
Es cierto que el Jazz difiere del Pop o el Rock, o los estilos de música más populares, en el sentido de que no tiene un publico masivo, por tener tal vez el mote de música ‘difícil’. Yo igual veo una escena llena de propuestas muy interesantes, y sobre todo un montón de jóvenes músicos que tocan jazz. Claramente hubo un crecimiento en los últimos años, y eso ayuda a que el estilo se consolide.

O.C: Aparte de músico en los ratos libres sos del surf y en algunos de tus temas suenan como música de surf  ¿Cuánto hay de relación entre el surf y el jazz en la música que hace la Fernández 4?
C.F:
El surf y el skate son disciplinas contestatarias, rebeldes, con sus propios códigos, y sobre todo se basan en el buen estilo y en la libertad de expresión. Creo que esto mismo aplica al Jazz o en todo caso el “No-Jazz” de Fernández 4.

O.C: Al escuchar las canciones, me suele pasar que por ahí encuentro un parecido a otros proyectos, músicos, pero con “No Fear” me ha costado encontrar un parecido o una influencia a nivel nacional. Si, por ahí, una relación con músicos de jazz del exterior lo que me lleva a preguntarte. ¿Qué cosas y que músicos influencian  a la hora de componer las músicas para “No fear”?
C.F:
Que bueno que no se parezca a nada! “No Fear” tiene temas que fueron apareciendo gradualmente , hay algunos como “Kua Nalu” o “Base” que son temas que quedaron de cuando eramos un trió, y “Hack or Shack” o “Tag” que surgieron con Nico siendo ya parte de la banda. Lo que mas influencia la composición en mi caso son los músicos (Pipi, Mariano, Nico y Seba), que son los que le dan vida a esas ideas.

O.C: Hace un tiempo escuche decirte que decirte que a jazz lo calificas como algo de riesgo, mas si pudieras traducir la palabra al español te significaría “quilombo”.  ¿Por qué lo tomas como algo de riesgo al jazz?
C.F:
Porque, por mas que uno tiene una idea de lo que quiere hacer, el jazz te da el marco y justifica cualquier dirección que la música tome sin tener que rendirle cuentas a nadie. Es una forma de expresión que hasta realza los errores, conviertiendolos en potenciales soluciones.

O.C: ¿Hay alguna razón por la que deciden componer en ingles?
C.F:
Es una decisión estética, que no tiene que ver con la geografía. Nos interesa la sonoridad de las palabras en el contexto musical que estamos planteando. Nos gusta como suena.

O.C: Teniendo en cuenta los distintos proyectos en los que participaste y participas como el punk de Elbou,  el rock de Octafonic y los distintos proyectos de Jazz ¿Sos capaz de encontrar el punto en común de todos esos estilos?
C.F:
La verdad que no lo se. Puede ser. Yo creo que son , cada uno por su lado, interesantes y cada uno tiene su personalidad y su identidad propia.

Fernandez 4 se presenta el Sábado 29 de Agosto en Estudio Teather junto a los cordobeses de OMVR Jazz Quartet desde las 21.30.