La cantautora chilena Francesca Ancarola presenta este Domingo 3 de Mayo junto al músico  Simon Schriever su ultimo trabajo “Templanza”.

Francesca Ancarola es considerada una de las principales cantautoras de Chile. Cuenta con 8 discos
editados con una fuerte raíz latinoamericana pero donde también convive el jazz. Dos géneros que son parten de la música cotidiana de Farncesca. Entre los grandes compositores latinoamericanos que la influenciaron se encuentran Víctor Jara, Silvio Rodríguez, Chabuca Granda, entre tantos otros.

Simón Schriever: Compositor, Arreglador chileno, reconocido entre la nueva generación de chilenos interesados en abordar raíces musicales latinoamericanas bajo una visión integradora. Su música  aborda la tradición musical chilena con influencias armónicas, rítmicas y melódicas de géneros brasileños. Bajo esa visión, inicia el proyecto discográfico “Verdevioleta” (2007)  que integra las tradiciones de la poesía y canto popular de Violeta Parra y la escuela de música contemporánea brasileña de Hermeto Pascoal y de Itiberê Zwarg.

10522721_10152859015669631_4953802641622425505_n

Foto: Patricia Alegría Ramírez

En el año 2010 durante la residencia de Francesca en el litoral chileno, comienzan a trabajar a dúo y a componer canciones en coautoría entre las que se destaca “Barco de Papel” que se incluye  el último disco de la cantautora.

Actualmente acaba de lanzar su primer disco como compositor, titulado “El espacio entre las olas”, con Yanko Millán en guitarra acústica, junto a la participación de Carlos Aguirre, Antonio Restucci, Mariano Cantero, y Francesca Ancarola como músicos invitados.  A días de su presentación en Córdoba charlamos con Francesca:

-En tu último disco templanza, de 10 canciones incluís 8 de tu propia autoría.
¿Podemos decir que creciste como compositora o porque decidiste incluir mas canciones tuyas?
Si crecí o no es algo que no te podría responder… simplemente sentí la necesidad de mostrar estas canciones atesoradas en un lapso de casi 10 años y que reúnen una buena parte de mi etapa de crianza de mis dos niñas, como también los encuentros en distintos momentos con queridos y admirados creadores como Léa Freire, Hugo Fattoruso, Carlos Aguirre, Antonio Restucci y Simón Schriever, por nombrar algunos…

-Al escuchar los discos se siente una fuerte influencia latinoamericana, pero también del jazz. ¿Cómo llegaste a esos estilos? ¿Cómo te definirías musicalmente?
 La música venida tanto del Brasil como del Perú y la Argentina formaron siempre y desde que tengo memoria parte de mis escuchas, pues a pesar de la escasez en el mercado y en la radio de la música venida del folcklore en esos años en mi país, tuve la suerte de tener padres con acceso a este tipo de material musical y en casa se escuchaba buena música. Mucho más adelante entre los años 1995 y 1999 realicé estudios en el extranjero, puntualmente un magister en música en Manhattan School of Music, en donde conocí a compañeros de estudios de la división de jazz. Junto a ellos grabé “Pasaje de ida y vuelta” que marca el inicio de una relación de mi música con ese estilo…en todos caso no me considero ni una exponente del jazz, como tampoco del folcklore… simplemente trabajo con música de raíz latinoamericana y me acompaño con músicos que dialogan con otros lenguajes tales como el jazz…

-¿Cuáles son tus referentes de la música latinoamericana?
De Chile tengo a Víctor y a Violeta como música de cabecera y estudio permanente. Del Perú te puedo contar que las canciones de la Chabuca Granda me fascinan por su búsqueda melódica. Luego de Venezuela podría mencionarte el trabajo de Simón Díaz y el de Otilio Galíndez por los paisajes tan bellamente descritos en sus letras…ahora de autores o compositores vivos  me parece que la música de Milton Nascimento, Lèa Freire, Carlos Aguirre, Juan Quintero, Hugo Moraga y Antonio Restucci forman parte de mis referentes más cercanos…por nombrar algunos claro…

-Quienes te siguen saben tu gran admiración por Víctor Jara. ¿Cómo recibiste la noticia que después de 40 años de lucha Pedro Barrientos va ser juzgado por el asesinato de Víctor?
No significa una noticia muy alentadora, pues entiendo que tanto la familia como el equipo de abogados que interpusieron la demanda en 2013, buscan la extraditación de Barrientos para ser juzgado en Chile. Por otro lado el juez de Florida no aceptó el juicio por crímenes de lesa humanidad, solo por tortura y asesinato, por tanto desvirtúa y debilita el proceso judicial que debiera tener nuestro querido Víctor.

-Teniendo en cuenta que viajas haciendo conocer la música latinoamericana por todo el mundo…. ¿Cómo ves la música latinoamericana actualmente en especial la chilena?
Bueno “todo el mundo” es mucho decir… por donde más he viajado es por Chile y Argentina…también he llevado mi trabajo musical por algunas de las ciudades de nuestro continente, otras del otro lado del Atlántico y lo más lejos que he ido ha sido Tokio… Lo que te puedo decir luego de todas esas experiencias es que hay un deseo enorme de escuchar música latinoamericana en las latitudes más distantes y de saber qué es lo que se hace actualmente aquí, y especialmente en Chile después de la silenciada Nueva Canción Chilena durante los 17 años de dictadura. Siento que la música chilena de las nuevas generaciones se comienza a arrimar de vuelta al legado dejado por Víctor y Violeta, a reconocerse en las propias raíces con más cariño que antes y a partir de eso a proponer nuevas ideas…

 -¿Como será el repertorio en cocina de cultura?
En Cocina de Culturas presentaremos parte de lo que es mi último disco “Templanza”, así como una selección de algunas otras canciones contenidas en mis primeros 3 discos y también las versionadas en álbumes tales como “Arrullos-Canciones de Cuna Latinoamericanas” y “Lonquén-Tributo a Víctor Jara”, en un concierto a formato dúo junto a Simón Schriever, guitarrista, compositor y arreglador del puerto de Valparaíso, gracias a quien he vuelto a tocar la guitarra y cantar mis canciones.

Domingo 3 de mayo a las 21:30hs.
Cocina de Culturas, Julio A. Roca 491.
Bono espectáculo: $120; anticipadas a $100 en cocina de culturas.