Cci Kiu prepara la salida de su primer material discográfico.

cci_kiuHace un tiempo que una parte de la escena de la música de cordobesa observa cómo los estallidos surgidos desde las entrañas de la expresividad se encuentran con las bases y los conocimientos técnicos y profesionales adecuados para, de esa forma, dar espacio a nuevas experiencias que, en una primera instancia de esta historia, plagan el horizonte inmediato de expectativas. Un ejemplo de eso es Cci Kiu, una de esas experiencias de las que muchos hablan, desde hace ya largo rato. Cci es una artista integral. Compone, arregla, puede tocar todos los instrumentos necesarios para que una canción suene bonita y, lo mejor de todo, está a punto de editar su primer disco “Permiso para ser yo”.  El proceso de gestación debería ubicarse en alguna parte de la historia musical de Cci, en algún momento en que la canción surge y se acopla a las demás, pero en verdad tendríamos que fechar la situación con más exactitud. La exactitud que marca el momento de la decisión. Finales del 2013. En ese momento, el formato era un trio, con Araceli Bonfigli en batería y Leandro Lafi en guitarra y bajo. Diciembre del 2013, la encontró deambulando en búsqueda de un estudio, intentando encontrar ese lugar adecuado para inmortalizar sus primeras canciones. En ese momento se grabaron algunas baterías que inauguraron toda la historia por un motivo mayor; Araceli partía a Mexico, por una beca. Al toque, también se fue Leandro y las opciones eran encarar el trabajo en soledad o dejar el proyecto naufragar. “En esos primeros meses del 2014 caí en las manos de Dani Kogan en su estudio Cibernube, era Mayo del 2014 cuando empecé a trabajar muy duramente con él” cuenta Cci al reconstruir el proceso para Otra Canción. Fue en ese momento cuando la banda se empezó a armar. Ahí se sumaron la percusionista Cele Marcón, que había vuelto de la temporada de Stravaganza en Bs As, Agustín Dominguez se hizo cargo de la guitarra, Santiago Viale del bajo y, para Agosto, con el regreso de Araceli a la batería, todo tomó la forma definitiva.
Una vez que se termina de armar el grupo, empezamos a ensayar, a tocar mucho y grabar todo lo que quedaba. Los músicos, me acompañan y de tal forma que están muy involucrados con el proyecto, somos muy amigos y nos queremos mucho. Compartimos mucho de lo cotidiano y todos somos de la facultad de artes. El trabajo viene maravillosamente bien. Disfruto mucho de ir al estudio, es mi momento favorito del día.

¿Cómo has trabajado el estilo de tus canciones junto a quienes te acompañan para lograr armar el concepto de “Permiso para ser yo”?
Los chicos ya me conocen desde hace muchos años y por eso, desde el primer momento en que les conté, creo que sabían qué era lo que iba a hacer, creo que lo que más les gusta es trabajar conmigo porque creen en mi, no se aburren…(creo)…porque tocan de todos los estilos. En el repertorio hay de todo un poco, un poco de Rock, un poco de folk, de electrónica, texturas varias…partes muy corales…y cada uno es muy libre de tocar lo que quiera, o de tirar propuestas. Además son unas bellas personas y musicazos.
Ellos tocan en casi todo el disco, pero también hay muchos artistas invitados.

Contame por qué elegiste ese nombre. Me gusta, parece lógico, pero también me genera intriga saber qué te llevó a dar nombrarlo así. La idea del permiso…
Yo venía de tocar y tocar y girar en distintas bandas, siempre le metía muchas pilas a eso y, de golpe y porrazo, la cantante se iba o alguien crucial decía “no, no voy a seguir….” y yo, que era compositora y guitarrista, generalmente me quedaba colgada.
Tuve un pasado clásico, después rockero, después hice música brasilera, pertenecía a un ensamble contemporáneo de la facu de Artes, después fui parte de un grupo que se llamaba Las Nanas y llegó un punto en donde por mas que estuviese consolidada la banda, decidí abrirme, en el mejor momento de Las Nanas, porque necesitaba seguir mi propio camino. Y me tiré a la pileta y empecé a flashear con la música contemporánea de la mano de la electrónica. Tomé clases y sigo tomando clases. Hoy justo tuve una clase de 3 horas sobre todo eso. Siempre quiero saber más! Me hace sentir muy libre y plena.
Trabajé mucho con música audiovisual, atmosférica, poemas sinfónicos contemporáneos, hice instrumentos propios, porque me aburrían los que ya conocía y, básicamente, “Permiso para ser Yo”. Es un poco lo que representa, ser libre, hacer lo que se me ocurra, y que nadie me esté señalando porque no tengo un estilo o que intenten etiquetarme en un marco. Quizas me permite tomarme ciertas licencias.En el disco hay cosas como la zamba y después hay temas de rock progresivo mal. Te vas a encontrar con algo que mixtura la música culta contemporánea con algo re loopeado, con las armonías que se me piantan. Es todo muy intenso que es algo que me caracteriza. Siempre trabajé de modo intenso, muy apasionado como si fuese el ultimo día que vivo.
En definitiva, Permiso a nadie. Es una forma cordial de decir que voy a hacer lo que se me canta.

¿Por qué elegiste “Aire” y “Zamba para ella” para empezar a mostrar el trabajo?
Porque “Aire” es un tema que la gente que me escucha siempre me lo pide para cantar. Tiene una fuerza distinta del resto, y dice en pocas palabras todo lo que siento. Me gusta ver a la gente que quiero cantarlo y por ahí me dicen “che Ceci, yo también siento más de lo que….y a veces me atraganto”. Y cuando me dicen eso, se me pone la piel de gallina.
Con “Zamba para ella” tengo un apego muy fuerte. Hacia ella, hacia la naturaleza. Es el lugar donde me encuentro, se me caen todas las ropas mentales, y me siento en mi lugar en el mundo, intento que la cuidemos con la letra, que la amemos más…

¿Cómo son los pasos a seguir para encontrarnos con el disco?
Ahora estoy trabajando en una serie de videos que van a ir saliendo, aproximadamente, de a uno por mes, o quizás más. Eso será a modo de anticipo. El disco tiene 14 temas,a mí eso ya me parece una locura, intenté sacar temas pero son todos representativos del 2013 y 2014, la época en que le di forma al trabajo. Así que van de la manito uno de otro, no puedo separarlos.

Será en Junio, todavía queda una espera que esquivará la desesperación a medida que los videos y los adelantos se vayan superponiendo mes a mes. Todavía habrá tiempo para confirmaciones técnicas y otras especificidades. Hay que esperar. Pero se puede hacer de la mejor manera, que es alimentando la ansiedad, a partir de cada escucha.