La cantora tucumana actúa este domingo en Cocina de Culturas.

Nació en Monteros, a 53 km al sudoeste de San Miguel de Tucumán, esa localidad que quizás muchos no conozcamos presencialmente, pero si a través de la hermosa zamba que el Chango Nieto y Pedro Favini. “Y más dulce que tus guarapos / Son las niñas que hay en tu pueblo / Sé que por tus venas de azúcar despierta / Toda la alegría mi linda Monteros”, dice la zamba a Morteros, y María Paula Godoy con azúcar despierta en su sangre con apenas 5 años se fue a vivir a Sao Paulo. Esa ciudad la vió desarrollarse en los escenarios, donde comenzaba a mostrar que sus ojos inquietos y penetrantes eran a compañados de tremenda voz. En Sao Paulo María Paula, era integrante del grupo ” O Bando de Maria”, agrupación que se hizo camino al andar interpretando músicas del folklore del nordeste de Brasil.

   

En esa inmensa ciudad brasilera, María Paula Godoy, vivió hasta sus 28 años cuando decidió volver a su país natal. A su regreso, luego de un breve paso por su Monteros natal, se fue a la gran ciudad, Buenos Aires, a intentar conquistar los escenarios porteños. Y claro, mucho no hizo falta. Es que en María Paula Godoy el sincretismo cultural del Brasil con la Argentina conviven naturalmente, sin esfuerzos ni guiños demagogos.  Zambas y sambas conviven y alimentan a una cantante que con curiosidad y admirable antropofagia, afronta el escenario con una naturalidad que asusta. Una performance apoyada en el encanto de su voz, en una sentida interpretación y un carisma que encanta. En el adn de María Paula estan Mercedes Sosa y esa búsqueda de una canción bien profunda de la tierra, pero también esa gracia y “pulenta” que han popularizado Ivete Sangallo o Daniela Mercury. La cantante de Morteros es un remolino en el escenario, en el cual también puede derramar momentos de interpretación bien bluseras o jazzeras al mejor estilo de la más lúcida Liliana Herrero o la genial Elis Regina.

Junto a Esteban Blanca en percusión y Juan Angera en guitarra, María recorre Brasil y Argentina con sus canciones. “Mambembe” de Chico Buarque, “Insensatez” de Vinicius de Moraes y Antonio Carlos Jobim o la ya mencionada “Zamba a Monteros”, “Soy Pan, soy paz, soy” de Luis Ramón Igarzábal y Piero son parte del repertorio María Paula. Aunque hay dos joyitas para prestar atención puntualmente dentro del repertorio seleccionado por la tucumana que son versiones en portugués, bien finas, de “Merceditas” de Antonio Tarragó Ros y “Barro Tal Vez” de Luis Alberto Spinetta. Con estas canciones se ganó al público peñero de Cosquín, luego de participar en el pre Cosquín de 2013 -el cuál llamativamente no ganó-, y su reputación empezó a crecer por el boca a boca del público y la grata aceptación de la prensa especializada. Ese reconocimiento le permitió ganarse un lugar en el escenario principal de la última edición del festival de Cosquín.

María Paula Godoy esta grabando su primer disco formal, ya que de ella conocemos un material grabado de forma casera con un grabador Tascam de 4 canales y que puede descargarse de su bandcamp. Mientras tanto quienes quieran conocer en vivo sus canciones pueden acercarse este domingo 12 de octubre a Cocina de Culturas.