El músico platense dialogó con Otra Canción a días de su llegada a Córdoba.

Ya hablamos de Diego Billordo allá por febrero en estas páginas. Ya contamos de su aventura de caminante del indie, de paladín alternativo de la música. De La Plata al mundo, guitarra eléctrica al hombro, Diego Billordo tocará en Córdoba el sábado 13 de septiembre en LaLaLa Acoustic Bar. Pero más allá de esa fecha puntual, el cancionista platense trae la buena nueva de un nuevo disco, el sexto de su carrera que se llama “Aventura Felicidad”. Como dice la canción que le da nombre al disco, explorar su música o ir a alguno de sus shows es aventura. Gracias por la aventura.

Desde aquel disco del 2002, Low-Fidelity, Billordo no ha dejado de recorrer el país con sus canciones y su predica de la independencia. Hay dos tipos de músicos independientes: el que lo es por convicción y el que lo es porque no le queda otra. Billordo es un Quijote de los primeros, de los que están convencidos -desde hace rato- que el camino es la independencia, la alternatividad y la posibilidad de alterar a través de sus canciones nuestra cotidianidad.

aventuraEn Aventura Felicidad, su más reciente trabajo, Diego Billordo saca su lado más folk -si de esa forma podemos denominarlo-. Deja un rato la guitarr eléctrica y elabora un disco con canciones despojadas, pero no por ello pierde luminosidad. Lo despojado, lo más acústico y orgánico, le dan realce a las palabras. Guitarras, ukeleles, teclados y coros mantricos visten sus canciones. Lo que parece un ejercicio de instrospección, le dan realce a las obras para que sean directas y al alcance de todos. “Cuando era el fin de la música / Encontré en vos la inspiración / Notas de amor / Notas de amor / Fa sol do”, escribe Billordo en “Fa Sol Do” y se regocija en esos tres acordes universales que tantas verdades nos han transportado a lo largo de la historia de la música. Nos regocijamos ante el arte de lo simple, aún cuando todo parece que tiende a ponerse más complejo a nuestro alrededor.

En definitiva Aventura Felicidad es un disco de amor… de amor a la vida y a la música.  “Infinita sorpresa es la vida y eso es música / No puedo parar de componer y componer / Canciones y mas canciones para ella / Acordes que germinan, florecen mil ideas”, dice su canción “Infinita Sorpresa”, el track que cierra el disco.  En definitiva eso son las canciones. Pequeños mundos, historias minimas que nos mantienen en ese estado de sorpresa continua. Ahí va Billordo sin querer ser grandilocuente o pomposo. Nos muestra sus canciones tal como son: simples y directas, como la vida misma. En menos de 20 minutos -en contra de cualquier manual de la industria- Billordo nos leva de viaje y eso es un acierto saludable.

El sábado llega el cantautor ecléctrico y aventurero, en Otra Canción charlamos con él y compartimos esa entrevista. Bienvenido a la aventura.

billordo