El próximo viernes, Federico volverá a hacer sonar sus canciones en vivo luego del año en el que la pandemia truncó sus expectativas para mostrar su primer disco de cara al público. “Estoy re contento porque es una oportunidad muy importante en un lugar que es realmente imponente” dice a Otra Canción en la previa a la presentación que compartirá con Nauel en Studio Theater (Rosario de Santa Fe 272).

Para el concierto del 26 de marzo, Federico tiene preparado el ingreso de un nuevo engranaje al funcionamiento de su banda (Iñaki Ruibal se hará cargo de la guitarra), a la vez que el reencuentro con el público servirá para hacer sonar por primera vez su última single, Después; y estrenar en vivo una canción aún inédita que verá la luz en el mes de abril: No te enamora. “Es una especie de premio para los presentes. Al volver después de un año, en medio de una situación que sabemos que está difícil, creo que amerita una especie de presente para el público que se la juega y viene a vernos”, señala.

Esos dos estrenos será también el inicio de un camino que viene transitando de la mano con Bernardo Ferrón (su productor) y que podría desembocar en un trabajo discográfico en el largo plazo. “Por ahora van a ser singles, pero pensar en un disco no es una locura. Ideas y ganas sobran”, asegura.

Otra Canción: Entre el disco y el single Después se ve un cambio, un salto, un cambio en la paleta de colores. ¿Cómo es la canción nueva?
Federico: Con Después decidimos dar un giro en cuanto a la frescura de la canción, en el beat y en un mayor protagonismo de la voz. La nueva canción es una confirmación de ese camino, yo lo escucho más simple para quien no conoce tanto mi música, pero también para quienes escucharon el disco. La lírica es un poco más directa porque también apuntamos a eso, creo que hay muchas cosas que están dichas pero cuando pasan por el filtro nuestro sale con un sello más propio. Eso es lo que buscábamos, creo que la palabra que reúne todas las características de ese cambio es “frescura”, un giro hacia cosas más simples y agradables de escuchar.

O.C: ¿Cómo encontrás la forma de buscar frescura en medio de algo tan denso como lo que representa el tiempo en que esas canciones nacen, en el medio de una pandemia?
F: La dinámica de laburo ayuda en eso. Hoy es más común trabajar desde tu casa, tener tu placa, tus pulgins, y la música nace con más facilidad. Como solista, también está bueno poder encontrar esa practicidad para laburar y generar material casi constantemente. Para hacerle frente a la pandemia, la tecnología de la que disponemos desde el home studio nos ayudó mucho a mantener esa frescura que intentamos imprimirle al laburo. De todos modos, en Después hay una impronta medio oscura que, entiendo, también me caracteriza bastante. Siempre digo que en mí convive un perfil romántico con otro oscuro y está bueno que eso se manifieste tal cual es. El lanzamiento nuevo va por el lado más romántico.

O.C: De todos modos, me sigo preguntando por el encierro y su influencia en el proceso creativo.
F: Es que también coincide con toda una dinámica más visual que se imponiendo a la par del lanzamiento de las canciones. Creo que hay una tendencia a generar ese tipo de material de modo casi excluyente. Eso es un fenómeno a tener en cuenta de este nuevo panorama del lanzamiento. Acá en Córdoba hay un montón de gente laburando en ese sentido y eso se nota en el fortalecimiento del medio en el que nos movemos.

O.C: Desde tu lanzamiento como solista, le pusiste mucha fuerza a ese perfil que tiene una apuesta muy clara desde lo visual. ¿Cómo fue?
F: Fue parte de un proceso que tiene que ver con comprender cómo repercute eso a la hora de transmitir la música. Me parece que hoy es esencial la creación de ese contenido y de ese personaje para comunicar tu música. Siempre tuve la idea clara, pero también hubo un proceso de crecimiento y de creación en el que me fueron cayendo fichas que sirvieron para fortalecer ese perfil que fue necesario para poder pararme en frente de una cámara y recrear mis propias canciones.

O.C: ¿Y eso lo hiciste solo o te fuiste encontrando con gente que te ayudó en el proceso?
F: Si hay algo para destacar en la escena de Córdoba en ese sentido es que hay gente increíble para trabajar. Los resultados están a la vista porque vemos una gran calidad en la mayoría de los lanzamientos. Yo siempre trabajé con gente que me ayudó mucho, en un principio fue Romi Alterman y Lu Moras, que fueron las dos directoras de artes con las que desarrollamos el arte de tapa del disco, un trabajo realmente hermoso. En el medio también apareció Ro Yacobone, con quien seguimos dándole recorrido al personaje, y más acá aparece Dari (El último rinoceronte) que terminó dándole la vuelta a todo el proceso de lo que fue Después. Así es todo el proceso, uno se da cuenta que es necesario tener todo un equipo de trabajo. La música, por sí sola, a veces queda un poco trunca y el panorama que se abre para el desarrollo profesional hacia otras áreas del proyecto es algo que está muy bueno. Hay gente muy talentosa que no hace más que potencia a la música.

O.C: Tus canciones son muy visuales, pensando en esa clave.
F: Me sale de esa forma. Siempre escribí a partir de imágenes o situaciones, pero con el desarrollo del proyecto lo fui tratando de potenciar. Creo que el broche de todo es Después, una canción que salió de una manera muy concreta para ser representada a partir de la imagen. El proceso creativo se cerraba con el video. Pero sí, soy consciente de eso, escribo de esa forma pero también busco potencia ese perfil.

O.C: El disco, con la pandemia en el medio, tiene un año. ¿Cómo lo ves a la distancia?
F:
Las chaces que tuvimos de tocar el disco en vivo fue de lo más increíble que me pasó a nivel personal en un escenario. La sensación de volver a tocar es algo increíble, creo que no tiene comparación con nada. Recuerdo que dos o tres días después de un buen toque yo ya estaba componiendo música nueva, porque tocar esas canciones en vivo era algo que me hacía muy bien. Me quedé con ganas de viajar a Buenos Aires y a otras provincias, pero nos agarró la pandemia, ojala podamos hacerlo dentro de poco.

O.C: ¿Se puede proyectar algo en este contexto?
F:
Queremos tener el espectáculo listo con un buen toque en la primera parte del año, eso es algo que se está cumpliendo. Si me das a proyectar, está la idea de viajar y tocar lo que más se pueda en otros lugares afuera de Córdoba. Sabemos que el panorama está complicado pero tenemos que ponerle buena onda porque otra no queda.

*La foto de portada está extraída del Instagran de Federico.