El rap puede ser, para algunos todavía, un género de nicho y tal vez extraño, pero desde hace tiempo existe una escena por fuera de la que ya muchos conocemos de Estados Unidos.

Hoy podríamos empezar hablar de una escena latinoamericana donde países como Chile pisan fuerte con exponentes como Ana Tijoux, Bronko Yotte y Habitación pánico. También están Argentina y Uruguay. Dos países que de a poco están empezando hacer lo suyo dentro del rap y con diferentes mixturas que hacen una búsqueda de sonidos que los identifique. En el caso de Uruguay está Elisa Fernández, más conocida como Eli Elmic que se presentará este sábado en el Festival La Nueva Generación. Eli es una de las referentes del hip hop uruguayo que irrumpió en la escena para contar lo que siente y lo que vive una mujer en un mundo machista y en un género musical dominado históricamente por hombres.

O.C: ¿Cómo llegaste a hip hop, teniendo en cuenta que Uruguay es más conocido por el desarrollo de la murga y el rock, o por lo menos es lo que se ve desde afuera?
Eli Almic: Si es como decís. De hecho los primeros años me costó meterme en la movida que era muy under donde la mayoría son hombres casi sin ninguna referente mujer. Después conocí a Vicky, una gran hiphopera uruguaya. Pero cuando yo arranque era muy chiquita la escena. Arranque en el 2012 cuando estábamos en plena transacción donde las redes sociales estaban haciendo lo suyo. Creo que eso ayudo a la escena y a mí  a tener más adeptos. No te digo masificarse porque todavía no es una escena masiva.
Yo entre en un momento donde la propia escena uruguaya estaba empezando a crecer y que se puede ver reflejado en estos últimos años donde los festivales grandes como el Montevideo rock tiene un escenario de hip hop. Eso marca un poco la tendencia. Es cierto que el rock es un género representativo pero creo que el rap se está abriendo paso y  mostrando que tiene cosas para decir. Creo que el rock se tiene que reinventar y es natural que pase eso. No creo que el rock esté muerto pero hay otras voces. La murga está más legítima todavía porque es popular y en ese sentido creció.  Creo que son los dos géneros por los que se conoce Uruguay pero creo que la murga se supo reinventar mucho más.

O.C: ¿El hip hop no tomó  de algún modo la impronta que tenía el rock latinoamericano en esto de ser contestario? Algunos sostienen que el rock se está mutando a lo pop y de algún modo a canciones más simples en cuanto a las letras.
E.A: Por un lado comparto esa mirada pero me pregunto cuántas son las bandas de rap que llegan a ser conocidas internacionalmente o por lo menos en la región. Me refiero a bandas que tengan un mensaje crítico o político y salgan en los medios de comunicación. No sé si son tantas, creo que lo que más se masifica en el trap y el rap más divertido que no dice nada.  Por otro lado creo que trap vino a ocupar lo que es el pop, esta cuestión más masiva donde todos los adolescente se fanatizan y no les importa lo que digan las letras. Son fenómenos que hay que ver cuánto duran porque hay cosas que están buenas y otras que no.

O.C: ¿En ese punto, el rap guarda todavía un mensaje claro?
E.A: Creo que el rap todavía guarda un mensaje contundente y directo. Es muy crítico pero  también le cuesta mucho más llegar a tener visibilidad que un proyecto masivo donde las aguas no se dividen porque no estás diciendo nada. No creo que tener una respuesta contundente porque creo que si tiene esa pata social, pero no hay tantos espacios para ese  tipo de rap. Es algo que estoy descubriendo…

O.C: Esto me lleva a pensar en Gargolas, una canción tuya que de algún modo criticas también al rap. Hablas un poco de la moda y un poco de esa imagen de si realmente es rebelde o es venta. Por ahí pienso a nivel masivo como Tupac, Biggie, Ice Cube, Eminem. Siento que nos venden esa imagen. De algún modo son contestarios pero también entraron a ese sistema de ventas donde tenemos remeras con sus caras…
E.A: Lo que pasa que muchas veces cuando hay personajes que vienen a contar historias  de ciertos barrios o contextos políticos y sociales como puede ser alguno que venga a contar cosas de gangsteR o que cuenta su historia de pobreza y racismo. Después el propio sistema muchas veces es muy seductor y te invita a zambullirte en una cuestión de consumo y excesos que muy del capitalismo. No es una transición natural, capaz que podes elegir pero entiendo que es una tentación muy grande sobre todo para los que vienen de barrios más bajos.
Ahora a ser la tendencia el rap parte de la apropiación cultural es tomar esos signos y usarlos para otra cosa como hacer dinero.
Puede ser vista la canción como una crítica pero también es una invitación  mis propios colegas de preguntarse que son las cosas que nos están ofreciendo. No significa que a veces yo no las tome porque también estoy dentro de esas contradicciones. El tema es que cuando una marca te está exponsoriando está viendo cómo sacar rédito de tu música. Es parte de la vida y cada uno sabrá donde pone la cara y si le sirve.  El tema es la ceguera de consumo, que la gente ni se cuestione donde pone la cara.
Yo también vivo con esas presiones y entiendo a la gente que no quiere perder esa oportunidad.  Es algo complejo…

O.C: Entiendo que es arte, pero también de eso tenes que vivir lo cual de alguna forma se transforma en un negocio… el tema es hasta donde soy capaz de vender mi arte.
E.A: No es lo mismo alguien que tiene cinco pibes que mantener o yo que no tengo ninguno. También hay formas de vivir. Hay muchas necesidades que no son reales si no aganas de consumir. Yo  capaz que como cuento con ciertos privilegios elijo vivir de cierta manera para hacer un camino más cómodo a mis valores.

O.C: Habría que preguntarse hasta donde queremos llegar con el arte
E.A:
Siempre me pregunto que es llegar. Yo no tengo el objetivo de llegar a un estadio, si un día pasa buenismo pero no trabajo para masividad. Eso no quiere decir que no quiera que cada vez me escuchen más personas. Hay gente que quieren hacer plata, ser un productor y es válido. Pero no es lo que a mí me representa.

O.C: Qué cosas te llevan actualmente a escribir pensando que estás dentro de un género históricamente dominado por hombres. Los exponentes del rap son hombre excepto algunas excepciones como Lauryn Hill o Erikah Baduh pero no hay mucho más…
E.A: En un principio fue muy inconsciente, fue como largarme sin tener muy claro lo que quería decir. Fue quiero empezar a rapear porque este movimiento no tiene casi mujeres y no puede ser así. También lo hice por gusto pero después de un tiempo empecé a formarme más en algunas convicciones. Lo que más me define en termino generales es un equilibro entre una mirada política o social. También la cuestión interna sobre los cambios sociales. Por ejemplo el feminismo como un movimiento revolucionario me modifica y en un momento me dan ganas de hablar de eso porque me transforma. También puede haber canciones que más divertidas, más lúdicas y que no están diciendo tanto.
Los otros días pensaba de todo el quilombo que está pasando en Latinoamérica  capaz en algún momento hablo de eso. Pero tampoco es tan fácil  porque en estos últimos meses se vino tremenda bomba y hacen que pases por varios estados como incertidumbres, necesidad de buscar información….  Pero el feminismo me interpela y voy  tratando de hacerme lugar como decís dentro de un escena que es machista porque está inmerso en un mundo machista. No es la escena sea mucho más machista que otras escenas..

O.C: La canción Brujas habla un poco lo que siente una mujer con respecto a los machismos. ¿Cómo están las cosas en Uruguay? Me dijo un amigo que cambió mucho.
E.A: En realidad es la apreciación de un hombre, que no es para deslegitimarla pero lo que él puede ver en la calle no es lo mismo que puede tener una mujer que es la carne de cañon. Si es verdad que la cosa está cambiando pero yo lo noto que fue este año.  Los otros me puse el short para salir en bici y dije bueno  me preparo para que me digan cosas. Y no lo note tan así, pase por ejemplo pase por una construcción donde históricamente te decían cosas y ahora no me sentí tan acosada… No es que no pase pero es menos. Hay que seguir hablando de las cosas porque por el peso y la costumbre no hay que volver para atrás.
Si tiene razón tu amigo pero por no es que se terminó de instalar, es una apreciación hay que seguir trabajando para que se termine de instalar.

O.C: Estuviste por varios países de Latinoamérica como viste al escena del hip hop, sobre todo en Chile donde creo es el país donde más fuerte está la escena….
E.A: Es verdad lo que decís. Cuando yo empecé a rapear  mucha gente se inspiraba en la escena española con Mala Rodríguez y muchas otras bandas. Cuando yo arranqué la escena latina  estaba muy fuerte mientras la española estaba bajando. Yo personalmente me identifique más con la escena Chile con Ana Tijoux o la gente de habitación pánico y un montón de referentes. Latinoamérica creo que tiene mucho para decir. Se está desarrollando en un montón de campos donde estamos mirando al norte pero también estamos empezando hablar de temáticas que son nuestras como el colonialismo. Hay temáticas que nos afectan a nosotres y debemos desarrollar arte, opinión e información sobre eso. Ahora te devuelvo la pregunta no sé cómo está en argentina porque  me dio la impresión que el rap no sé si esta tan fuerte como años atrás. O si es por el trap que empecé  a ver menos exponentes. Pero desde mi apreciación creo que ahora está más tranqui la escena argentina.

O.C: Si, puede ser que haya estado un poco más tranquilo, igual creo que están empezando a ver cosas interesantes. Al mismo tiempo suelo entrar en el debate de quien hace rap o trap porque hay algunos que hacen varios estilos y de alguna forma son hermanos
E.A: Esta bueno que se nutran los géneros. Yo por ejemplo estoy trabajando en un disco nuevo y tengo algunas canciones de trap, pero con otro contenido. Estoy tratando de resignificar el género.  Eso me parece más interesante.

O.C: Te conocí escuchando por spotify a Bronko Yotte que me llevo a una lista que decía Trap sound uruguay… ¿Existe un rap uruguayo?
E.A: Yo creo que lo estamos buscando. No te puedo dar una respuesta acabada de eso porque lo estamos trabajando. En los últimos dos o tres años empezamos a desarrollarlo. Hoy estamos trabajando en cosas de mejor calidad. Esta bueno que haya una lista de rap uruguayo para gente como vos nos conozca. Todavía es muy reciente pare decirte esté es nuestro estilo o temática. Todavía necesitamos que salga más gente a rapear  para comparar contenido y ver de qué estamos hablando.

O.C: Estuviste en Estados Unidos, la cuna de hip hop ¿Cómo fue esa experiencia?
E.A: Crecí muchísimo profesionalmente y humanamente. También es verdad que viaje autogestionado, que era yo con los beats y un tecladista.
La mayoría de las cosas que hice fue re under y a pulmón. Imagínate llegó la piba que no la conoce nadie con poca plata y trata de hacer contactos. Me fue muy bien pude hacer ciertos contactos y grabé canciones que terminaron en el ep  publicado el año pasado. Fue una exploración de salir de Montevideo donde tengo mi escena. Me pasó de caer a Los Ángeles sin tener donde tocar y dormir en una ciudad de millones de personas donde todos quieren triunfar.  Pase por situaciones divinas y otras no tanto como tener un dólar y no saber al otro día quien me iba a hospedar.
 Es verdad que es la cuna de rap pero no llegue a sectores donde eso es tan visibles. Si caminé por Nueva York, vi cosas representativas, fui a una entrevista a una radio del Bronx. Pero me hubiera gustado ver algunos artistas, hice lo que pude con lo que tenía.

O.C. ¿Cómo te fue con el idioma?
E.A:
Había gente muy copada que se prendía y otras que hablaban y tenías que rapear sobre sus murmuros sabiendo que no entiende un pomo lo que estás diciendo.   Es una cultura nada que ver a la nuestra. Me paso una vez esta estar en una estación de servicio sentada en el cordón de la vereda y me trajeron comida pensando que era pobre. Culturalmente es tan distinto que si te sentas en una vereda sos pobre. Por ejemplo yo acá soy la piba blanca con un montón de privilegios y donde por ahí por el color de piel pueden llegar a tratarme distinto. En Estados Unidos eso corre menos porque igual sos Sudaka y hablas español. Te hacen notar que no sos de ahí.

O.C:¿Cómo será el show que veremos en La Nueva Generación?
E.A: El show va ser buenismimo. Es un formato que voy a estrenar por primera vez. Somos 4 con bajo, batería y el dj, es una formato nuevo porque en Uruguay toco con banda completa que son 8 personas, pero es difícil salir así para afuera asique trato de hacerlo lo más completo posible a lo que hago  en uruguay. Va ser una lista pensando que se lleva una persona que nunca me vio y otra que nunca me vio pero me escucha por Spotify.