El pasado viernes, Conociendo Rusia, publicó su nuevo segundo disco llamado Cabildo y Juramento.

El proyecto encabezado por Mateo Sujatovich parece haber encarado su camino definitivo a la consagración, a partir de un trabajo que vuelve a poner al artista en un lugar diferencial entre las propuestas de la última generación de músicos que concentran su actividad en el submundo del rock made in Argentina.

Producido por Nico Cotton y editado por Geiser Discos, está integrado por nueve canciones cargadas de un porteñismo característico en la escena histórica del rock argentino. El nombre, de hecho, remite a una de las esquinas más características de la otrora Capital Federal. El formato LP, además, logra volver a poner sobre la mesa la idea de disco conceptual, tan aparentemente demodé en los tiempos que corren, en los que el single parece volver a reinar en la producción musical.

Las canciones se estructuran formando un relato que nace con una espera en el punto de encuentro que nombra al trabajo y se desarrolla en un derrotero melancólico (Cosas para decirte, Otra oportunidad, Luces de Neón, o la furiosa 30 años) que finaliza con una especie de plegaria de amor con proyecciones de eternidad (Montaña infinita). El video dirigido por Ivan Pierotti, que acompaña el lanzamiento del disco, despeja todas las dudas al respecto.

Musicalmente, la evolución respecto al homónimo primer disco editado en 2018, se expresa en una notable ampliación respecto a las instrumentaciones, con una mayor presencia de arreglos de vientos respecto a la estructura más ligada al indie pop de su anterior disco.

Cabildo y Juramento será presentado oficialmente, con entradas agotadas, el viernes 22 de noviembre en Niceto Club. Habrá otra función el 23 de ese mes. Una semana antes, Conociendo Rusia será de la partida en la grilla de una nueva edición del Festival La Nueva Generación, en Córdoba.