Perras On The Beach toca el sábado 11 de mayo en Studio Theater. Antes de ese show charlamos con su carismático líder, Simón Poxyran sobre el momento de la banda, la política y los planes futuros.

Simón emulando a Tanguito. Foto de Pedro Fernández.

Otra Canción: Vuelven a Córdoba, un lugar importante para ustedes…
Simón Poxyran: Si, sacando a Cosquín Rock, que no sucede en la capital, no tocamos en Córdoba desde el festival La Nueva Generación. En este caso vamos a una fecha propia lo cual implica otras cosas y no depender de los tiempos y cuestiones de un festival. Al ser una fecha nuestra vamos a tener toda la libertad para hacer un show largo y que la gente se pueda ir un poco más conforme. En los festivales se va a ver un todo, una experiencia completa, y en el caso de una fecha propia te permite otras cosas. Por ejemplo a la fecha la va abrir Misuki Amapola, una banda cordobesa que buscamos para compartir el escenario. No nos pinta que sea una fecha solo nuestra. Esta vez que vamos a volver es distinto. Tenemos un show mucho más completo y largo. Estamos muy contentos de poder volver a Córdoba.

O.C.: Entonces, ¿esta venida servirá como presentación de Flow de Cuyo también?
S.P.: Claro, Flow de Cuyo salió el año pasado. De hecho va a cumplir un año el viernes, cuando estemos tocando en Río Cuarto. Es cierto que no tuvimos una fecha propia de presentación del disco en Córdoba. Eso se viene postergando bastante. Vamos a presentar esas canciones pero también las que forman parte del EP nuevo, que se llama Película y que sacamos hace aproximadamente un mes. Vamos a estar concentrados en eso y sonaran algunos temas viejos, obviamente.

O.C.: Se los nota más maduros en escena, ¿ustedes también lo ven?
S.P.: Si, lo notamos. Hubieron muchos cambios que van más allá de que somos pibes y vamos creciendo. Han sucedido un montón de cambios culturales y políticos. Hay un montón de cosas que si sos una persona que haces música y tenes un publico que esta esperando que siempre digas algo, no es una obligación, pero te empuja a crecer. Crecimos naturalmente, no es que nos sentamos en una mesa y dijimos: ‘loco, tenemos que crecer’. Se dio naturalmente. nos empezamos a juntar a tocar más seguido, a zapar, cada show, cada escenario, cada festival te da data nueva. No nos quedamos en la misma y eso hace que aparezcan un montón de cosas nuevas. Igualmente, es un proceso interminable. Nosotros vemos que hemos madurado un montón. El último EP fue totalmente producido por nosotros, sin ninguna ayuda externa. Es es un montón para nosotros. Igualmente, nos falta mucho por aprender todavía.

O.C.: Mencionaste la palabra «política» recién, ¿te interesa la política?
S.P.: Tengo pensamientos encontrados. De guachín me pasaba de encontrarme diciendo que no creía en la política porque no había esperanza. Bueno eso es un poco lo que se ve ahora, es la realidad, ¿no? No se ve mucha esperanza y me pasa que no le creo a nadie. Eso es algo que no me pasa con cualquier otra cosa, solamente con la política porque de verdad no le creo a nadie. También entiendo que la política va mas allá de eso. La cosa va más allá del tipo con corbatita. Uno también puede hacer política con lo que está diciendo. Yo lo entiendo mas por ese lado. Lo que si, Macri gato a full, eso obvio.

O.C.: ¿Cuándo empezaron a zapar con la banda se esperaban este momento?
S.P.: No, ni en pedo porque al principio, cuando teníamos la otra formación de Perras, donde tocaban Juan, Lucca y Cocó de Usted Señalemeló, no dimensionábamos nada. la primera fecha fuera de Mendoza fue en la primera edición del festival La Nueva Generación. Tocamos tempranito. Esas primeras tocadas nos fueron avivando y nos hacían dar cuentas de que se podía seguir este camino y no tocar sólo en Mendoza. Nosotros en ese momento tocábamos en fechas chicas, con bandas amigas. No había ni un sope de por medio. De la nada empezamos a salir a tocar, hicimos un Niceto Lado B o un Festival la Nueva Generación y ahí la gente no nos conocía prácticamente. Cuando la nueva formación tomó más fuerza ahí si empezamos a salir más, giramos casi por todo el país en 2017. El año pasado con Flow de Cuyo ya está encarado de otra manera. Igualmente, hasta el día de hoy, nos siguen sorprendiendo un montón de cosas. La música es una caja de sorpresas.

O.C.: No dejan de ser un grupo de pibes amigos, ¿cómo se llevan con la crítica en internet?
S.P.: Hay que entenderlo. Al ser pibes y al ser tambien parte de ese mundo como usuario, la era de la internet te da ese lugar. Aunque no quieras al espacio lo tenes para decir lo que se te ocurra. Eso es parte de todo el flash. Siempre que subís algo a internet hay alguien que le va a gustar y otro al que no. Nosotros nos juntamos a leer los comentarios malos y nos cagamos de risa. Las que son con respeto nos sirven, porque uno va aprendiendo cosas. Nos interesa mucho el feedback con el publico y son ellos los que nos dan una mirada sobre nosotros mismos que no tenemos. Y los comentarios buenos son alto abrazo al corazón.

O.C.: ¿Se han fijado metas a corto plazo? ¿En que están laburando ahora?
S.P.: Prácticamente desde fines del año pasado hasta ahora empezamos a tomarnos los tiempos y establecer metas que queremos cumplir. Hasta ahora vino todo bien. Nos planteamos grabar algo a principios de año y salió bien, ya esta en internet y lo estamos tocando en vivo. La segunda meta fue grabar un videoclip con dirección, guión y producción propia, y ya está prácticamente terminado. De hecho ahora estamos editando ese video y en unas semanas va a salir. Al estar todo el tiempo con la banda y laburando para la banda, hay un montón de cosas que no están en internet o que no se ven, pero suceden. Pasan cosas todo el tiempo. Estamos prácticamente todo el día activos por la banda, creando cosas. Ahora vamos a sacar una linea merchandising que esta muy buena, muy fina y eso también lleva trabajo. Son muchos polos los que tiene la banda, no es solamente subirse a tocar y ya. Estamos por viajar a Ecuador y Perú, que es algo en lo que trabajamos fuerte. Desde que empezamos a tocar que nos empezaron a escribir para que viajemos. Al principio lo veíamos como muy lejano y ahora podemos hacerlo. Vamos a estar un mes en esa gira. Para este año las metas que nos quedan serian grabar algo más, girar por lo que nos queda del país, es decir, ir a lugares donde no fuimos y obvio volver a otros. Pensamos volver a Uruguay y Chile, por ejemplo, donde ya hemos ido y creo que a fin de año vamos a meternos a grabar un disco nuevo.