Se termina 2018 y desde Otra Canción te invitamos a que conozcas a Morgan, una de las bandas más elogiadas por la critica musical española en este 2018. La banda oriunda de Madrid, formada en el 2012, hasta el momento lleva dos discos editados: North en el 2016 y Air editado este año y elogiado por la critica española.

Morgan es reconocida por estar influenciada por la música norteamericana como el folk-rock o la música negra como el soul, el góspel y el funk.
Actualmente la banda esta formada por David Schulthess en los teclados, Alejandro Ovejero en bajo, Paco López en guitarra, Ekain Elorza en batería y Carolina de Juan “Nina” en voz y piano, que con tan solo 27 años se perfila a ser una de las cantantes a más trascedentales de los últimos años en España.

Actualmente Morgan en encuentra entre los 12 ternados a recibir el  premio Ruido gracias a su último disco, los otros grupos ternados son Nacho Vegas, Zahara, Rosalia, Rufus T. Firefly, Christina Rosenvinge entre otro.

Te invitamos a conocer un poco más de Morgan en al conversación que mantuvimos con su vocalista Nina:

Otra Canción: A pesar del éxito en parte de España y Europa puede que algunos en Argentina no los conozcan por lo cual la pregunta comienza con ¿Cómo surge Morgan, de donde viene el nombre y como definirían lo que hacen?
 Nina: Nosotros somos una banda madrileña y empezamos a tocar juntos en 2012. Por aquel entonces trabajábamos Ekain (batería), Paco (guitarra) y yo, Nina (piano y voz). Estuvimos bastante tiempo sin dar conciertos, únicamente trabajando en las canciones que teníamos entre manos. Años después, en 2015, decidimos grabar nuestro primer disco: North. Para grabarlo necesitábamos dos músicos más y fue así como conocimos a Alejandro “Ove” (bajo) y a David “Chuches” (teclados), a los que llamamos para grabar el álbum. Desde entonces y ya de manera definitiva se quedaron, lo que dio pie a que nos consolidásemos como una banda completa. Presentamos North en febrero de 2016 e hicimos una gira de casi dos años. Ahora estamos presentando el segundo – Air – que salió publicado en marzo de 2018.  

O.C: Si bien son un grupos español, cantan en ingles y me atrevería a decir que no tienen nada que envidiarles a los grupos nuevos de folk, R&B, jazz y soul americanos o ingleses. ¿De dónde surge la necesidad de cantar en ingles?
Nina: De nuestras influencias. Es cierto que cada uno de los cinco tiene unos gustos definidos y diferentes, pero el “rock setentero americano” es lo que nos pone en común a todos. A la hora de componer, desde el principio supimos que nos encontrábamos muy a gusto trabajando en inglés.  

O.C: Tienen dos discos editados ¿De dónde vienen los nombres North y Air?
Nina: El norte de España estuvo muy relacionado con el proceso de composición de nuestras primeras canciones, las primeras veces que salimos a tocar fuera de nuestra ciudad viajamos a sitios del norte y fueron momentos que recordamos con mucho cariño. Por eso quisimos darle ese nombre, para dejar constancia de la importancia del origen de ese disco. “Air” es un concepto, la energía con la que compusimos las canciones del segundo disco, el contacto con el público, los viajes, los conciertos, las personas, todo aquello se resume en un “aire” que respirábamos los cinco en ese momento y queríamos dejarlo plasmado. 

O.C: La canción  “Another Road (Gettin’ Ready )” del disco Air tiene algo de carretera, de viajes. De hecho habla un poco sobre la importancia del viaje…..
Nina: Nace en la furgoneta. Nosotros estábamos, y estamos, viviendo una experiencia con la que ninguno contábamos. Nunca nos habríamos creído que Morgan nos haría tan felices y nos sacaría de viaje a conocer tantos lugares y tantas sensaciones. Así que cuando esta canción empezó a salir, queríamos contar todo eso. Es nuestra manera de agradecer y reflexionar sobre el momento que estábamos viviendo. 

O.C: Me parece que “Planet hearth” define bastante bien la soledad vista desde el lado de un astronauta. De hecho la canción termina con  una conversación si no me equivoco del astronauta del Apolo. ¿Cómo fue su creación?
Nina: Desde el principio queríamos encontrar musicalmente esa sensación de soledad, de estar perdido flotando en el limbo. Así que cuando estábamos en el estudio empezamos a trastear con los instrumentos, y no paramos de darle vueltas hasta que empezamos a sentirnos así, como flotando en el espacio. Sin embargo, también queríamos que cuando la canción terminase, estuviéramos otra vez con los pies en la tierra, no queríamos dejar esa sensación abierta, así que la conversación de Neil Armstrong fue la manera que encontramos de volver a conectar con la realidad, de llamar y volver a casa. 

O.C: Creo que Air profundiza el sonido de su disco anterior North pero también tiene algunas diferencias. ¿Cuales creen que son las cosas que se profundiza y se diferencia?
Nina: 
David y Alejandro no pudieron trabajar en las canciones de North desde su creación porque no los conocíamos todavía, solo pudieron grabarlas en el disco. Pero para Air ya sí pudimos hacer ese trabajo de composición conjunta los cinco desde el minuto uno de las canciones. Eso ha permitido a la vez profundizar en lo que veníamos haciendo con North pero ampliando el registro y contando ya con sus ideas, influencias, referencias y estilo para Air. 

O.C: Hay una canción que me llamó mucho la atención me da la sensación que surge en un momento de rabia  me refiero a “Attempring” del disco North.
Nina:  Totalmente, es una queja contra los que critican a los demás y los juzgan pensando que ellos están a salvo de cagarla. No se dan cuenta de que antes o después se acabarán equivocando también porque nadie es perfecto. Nadie hace todo bien y “Attempting” era la manera que tuve de reflexionarlo y de desahogarme porque es totalmente injusto que alguien se crea con derecho a sermonear a los demás sólo porque se siente superior al no haber cometido (todavía) ningún error. 

O.C: Cuando me puse a escuchar y preparar esta entrevista me encontré con algo que me pareció curioso. La mayoría de sus canciones son en ingles pero las que más visualizaciones tienen en plataformas es “Volver” de North y “Sargento de hierro” de Air. ¿Por qué creen que se da esto? ¿No les hace replantear la idea de escribir más en español?
Nina:  Nuestras influencias son en su mayoría en inglés pero, al fin y al cabo, somos españoles, así que también han salido canciones en español.
 Lo que ocurre es que en España o países de habla española es mucho más directo e instantáneo conectar con canciones que estén escritas en español. Por eso “Volver” y “Sargento de Hierro” en España se escuchan mucho más.
  Pero nosotros no solemos tomar decisiones en base a lo que más se escuche o más se entienda. Tomamos decisiones en base a lo que nos salga natural al componer y ya hemos comprobado que sale más natural en inglés que en español aunque pueda parecer raro. 

O.C:  A mí personalmente me gustan mucho “Marry You”, “The Child”, “Good bye” y “Home”. Me resulta interesante como abordan el jazz, el blues y diría que hay mucha música negra. Además tu voz haciendo jazz y blues es muy interesante ¿Cuáles son sus principales influencias?
Nina: Pues la verdad es que nos gustan muchas cosas. No nos gusta vetar nada. Blues, jazz, gospel, rock, hard rock, heavy, rap, funky, pop, folk americano, folk español, country, electrónica…

O.C: Pensaba en que el blues y el jazz son músicas negras donde los negros decían lo que pensaban como puede ser el caso de Aretha Fraklin. En España por lo que leí en los últimos tiempos parece que hubo un retroceso y hay ciertas cosas de las que no se puede hablar. O si hablas tenes que tener sumamente cuidado. ¿Cómo ven esa situación actualmente?
Nina: 
Es una pena que se quiera poner límites a todo. No es lógico que a las personas no se les deje decir lo que piensan, o cantar o escribir lo que piensan. La misma sociedad censura a los demás (como te contaba de “Attempting”) y eso es un error horrible. No sabemos muy bien si esto es una tendencia que se pasará o es algo que cada vez se va a recrudecer más, pero esperamos que se empiece a hacer un trabajo serio y general de autocrítica y autocontrol cada uno individualmente antes de sentenciar a los demás con tanta dureza. Es una pena que no caminemos todos hacia adelante y haya todavía tantísimas personas con conciencias y limitaciones del pasado que tanto daño han hecho ya.