Sara Hebe es una de las referencias ineludibles del rap y la música urbana del país. Un género que siempre ha tenido referencias femeninas desde la irrupción de Actitud María Marta, el proyecto liderado a mediados de los 90 por Malena D’Alessio y Alika, y que hoy ha recibido un nuevo aire con el surgimiento del trap.

Sara Hebe actuará este sábado en Club Paraguay y antes de eso se hizo un ratito para charlar con nosotros.

Sara Hebe por Carolina Dottori

O.C.: Contame de “La Noche” lo último que hemos conocido tuyo, ¿es la punta de un trabajo nuevo?
S.H.: “La noche” lo hicimos con Mi$$il. El video lo grabamos en Asunción de Paraguay con gente de allí que forman parte del colectivo La Mansión 108. Este grupo es un colectivo transfeminista, marica, una gente muy linda. El tema pintó porque la encontré a Mi$$il en instagram, me gustó lo que hacia y la invite para hacer un tema que habla de salir a la calle, que habla de salir a bailar y de seguir bailando, entre otras cosas. Ahora si estoy haciendo temas nuevos, estamos mezclando cosas que ya tenemos grabadas con la idea de pronto, quizás este año o muy a principios del que viene tener un disco nuevo.

O.C.: Hace un tiempo vemos una explosión de eso que podemos llamar Música Urbana. Hip hop, trap, sus derivados y sus mixturas parecen ser las bandas de sonido de esta generación, ¿Cómo ves y a qué le atribuis este momento?
S.H.: Me parece que este momento es muy rico en producciones, hay muchas pibas y pibes muy jóvenes haciendo música muy buena. Sobre todo en el trap, que para mi, si bien es un género en si, es como si se hubiera reinventado el rap. Es como si nunca pasara de moda y siempre hay algo nuevo. Creo que está muy bueno este momento a nivel de las producciones musicales que hay acá y afuera.

O.C.: El periodismo mainstream se ha enterado hace poco de las batallas o riñas de gallos. Allí hay cuna de artistas, hay frescura pero también se ve cierta misoginia y violencia en algunas cosas que surgen de ahí, ¿Cómo ves esa movida que hoy moviliza a muchos pibes y pibas?
S.H.: De las batallas de gallos yo nunca participé. Nunca fui buena en el freestyle, así que no podría decir mucho. Si me parece que han crecido muchísimo y que de ahí salieron grandes raperas, raperos, traperas y traperos. Eso es importante porque es la música de la calle, el rap de la calle. Empezaron haciendo freestyle en las plazas y ahora estan haciendo temazos. Creo que está bueno. Misoginia y machismo hay en todos lados, no solamente en estas batallas. A la vez hay muchos pibes y pibas super jovencitas que están tirando otra data. Uno de esos ejemplos es Woz, un rapero muy piola que también ganó una batalla y habló de Santiago Maldonado. Esas son cosas muy lindas que están pasando. No es solamente que algunos bardean.

O.C.: La semana pasada Spotify cumplió 10 años, acá a Argentina llegó hace 5 años, ¿Cómo ves la irrupción de estas nuevas formas de consumo que por un lado permiten un feedback más rápido pero por el otro no se si se retribuye correctamente de forma monetaria a los artistas? ¿estamos dominados por los algoritmos?
S.H.: Lo de Spotify, que se yo, sí, es lo de este momento. Los trabajadores y trabajadoras nunca estamos retribuidas monetariamente de forma correcta. Spotify es el sistema de ahora y estamos ahí. Por un lado está bueno y como todo tiene una parte buena y otro lado que no podes controlar

O.C.: Hace tiempo venís ganando escenarios y públicos, ¿Esperabas o dimensionabas cuando te pidieron hacer el tema del El Marginal que todo eso se multiplicaría?
S.H.: No se si lo dimensionaba tanto. Lo que es cierto es que mucha gente que no conocía nuestra música nos conoce por el tema que está en la tele, está en Netflix, que son soportes súper masivos.

O.C.: Naciste en Trelew, ciudad donde se acaba de realizar el Encuentro Nacional de Mujeres. Como viene pasando desde hace unos años fue el de mayor convocatoria de la historia. Más allá de lo que pasó en el Congreso con el aborto, hay una sensación de irreversibilidad, que los feminismos y las reivindicaciones que plantean llegaron para quedarse, ¿Lo ves así?
S.H.: El encuentro plurinacional de mujeres, lesbianas, travestis y trans se hizo en Trelew fue mucha gente, nunca vista en esa ciudad. Había como 65 mil personas en la marcha, fue muy bueno y fue muy bueno estar. Estuve en algunos talleres. Me parece el acontecimiento político más potente y vital del momento y que también tiene muchas contradicciones. En los talleres se pueden entender de muchas cosas, como por ejemplo lo que las mujeres de las comunidades de pueblos originarios están exigiendo que el encuentro no sea nacional sino denominarlo plurinacional, dejando de invisibilizar a esos pueblos. También es interesante la discusión de que no sea solamente de mujeres, sino también de travestis, trans y lesbianas. Te quedas con muchas cosas para pensar. Me parece un hecho político impresionante. Hay fotos, se puede ver, estuvo muy emocionante. Hay historias muy buenas del encuentro.

*Foto de portada Nicolás Savine