Filosofía barata y zapatos de goma fue el primer disco de Charly García de la década del 90. El disco es recordado por las clásicas canciones “De mi”, la versión de “Me siento mucho mejor” o la que le da nombre al disco. También ese disco es recordado por la versión del himno que grabó García y que fue objeto de discusión en los programas políticos de la época. En ese disco, el sexto como solista de Charly, hay hermosas canciones, una de ellas es casi una declaración guerra del genial músico al paso del tiempo: “Reloj de plastilina”.

El pianista porteño Julián Solarz rescató esta canción, para grabarla con su quinteto y lanzarla como adelanto de su nuevo disco llamado La palabra no dicha.

Solarz viene trabajando e investigando hace 20 años las músicas populares de nuestro país y el continente, a través del lenguaje del jazz contemporáneo. Solarz se formó como pianista, percusionista, baterista, compositor y arreglador junto a grandes maestros como Guillermo Klein, Diego Schissi, Juan “Pollo” Raffo, Nora Sarmoria, Hernán Ríos, Adrián Iaies, Guillo Espel, Abel Rogantini, Facundo Guevara, Jorge Pemoff, Facundo Ferreira y José Balé, entre otros.

Su quinteto (que viene trabajando las composiciones del disco en conciertos desde 2016) está integrado por Julián Solarz (piano, composición, arreglos y dirección), Frido ter Beek (saxo alto), Patricio Bottcher (clarinete bajo), Hernán Cassibba (contrabajo) y Nicolás Politzer (batería). Además, el álbum cuenta con la participación del guitarrista Juan Filipelli y la cantante Analía Sambuco como invitados.

Su disco, La palabra no dicha propone una transversal sonora entre la riqueza armónica e improvisatoria del jazz, la raíz rítmica del folklore afroamericano, el clima intimista del tango y la música urbana, y cierta influencia minimalista de la música contemporánea.