Este año se realiza el encuentro numero doce de cantautores en la localidad de Alta Gracia en el que participarán distintos referentes la canción tanto de Argentina y Latinoamérica.

A días de un nuevo encuentro de cantautores hablamos con Ricardo Pita, cantautor ecuatoriano que se presentará el día viernes 19 de Enero junto a Clara Presta y Fede Seimandi, Ricardo, Vivi Pozzebón Trío y Sofía Viola. En Librería Hora Libre, con entrada paga.

A continuación compartimos la charla con el cantautor ecuatoriano que nos cuenta sobre sus inicios, la actualidad la música ecuatoriana y más:
Otra Canción: Tengo entendido que tu amor por la música surge de familia, por tu padre que cantaba en las reuniones familiares…¿es así? ¿Cómo fue que decidiste dedicarte a esto?
Ricado Pita: La verdad es que fue algo que estuvo toda la vida. En casa las reuniones y fiestas giraban alrededor de una guitarra. No se ponían discos. Se cantaba toda noche. Desde muy pequeño, aparentemente desde los 3 años, me gustaba cantar. Nunca quería irme a dormir. Quería quedarme cantando con los grandes. Supongo que me llamaba mucho la atención de la bohemia alrededor de la música y de la guitarra. Un poco más adelante empecé a tocar la guitarra para acompañarme y luego a escribir canciones. Siempre estuvo claro para mi que ese era mi camino.

O.C: Tengo entendido que comenzaste cantando en Ave y niñosaurios como fueron esos comienzos?
R.P: Los dos fueron proyectos que se armaron con amigos de toda la vida. Gente con la que escuchábamos y descubríamos mucha música. Tengo recuerdos muy gratos de las dos experiencias. Llegué a tocar en 7 proyectos al mismo tiempo. Me gustaba mucho estar involucrado en tantas cosas a la vez. Proyectos de Son, Salsa, rock progresivo, swing, jazz. Pero cuando arranqué con el proyecto solista me tocó dedicarme a eso de tiempo completo.

O.C: Tenes discos editados uno es Amuleto y el Otro las aventuras de ayer hoy y siempre. Nombres que me hacen pensar un poco en la aventura que debe ser recorrer Latinoamérica gracias a ese Amuleto como puede ser la canción… ¿porqué esos nombres?
R.P: Justamente fueron pensados con ese propósito me parece. Con el primer disco pensé… bueno, quiero que este disco me lleve de paseo. Quiero viajar y tocar por donde más pueda. También el disco era una especie de recopilación de las canciones que venía haciendo durante muchos años. Las Aventuras de Ayer, Hoy y Siempre le hacía justicia a lo que decía y al propósito. Luego, con el segundo disco, hubo algo muy mágico alrededor. Estaba tocando de gira por Chile y me invitaron a hacer unas grabaciones en un estudio increíble en Angol, al sur de Chile. Sin el propósito de que sea un álbum ni nada parecido empecé a grabar un par de temas. De repente, poco a poco se empezó a sumar mucha gente, muchos músicos que de pura buena onda querían ser parte del proyecto. En un momento lo que iban a ser 5 temas a guitarra, voz y cajón se transformó en 12 canciones con toda una orquesta. Parecía que las canciones atraían está buena suerte y con el propósito de seguir atrayendo la buena fortuna nació el nombre Amuleto.

O.C: Estuve viendo que hay una canción en especial que para la gente es infaltable cada vez que te ven, me refiero a canción para el resto de los días. ¿Cómo nace la canción?
R.P:  Si es una canción que me trajo muchas alegrías, y lo más chistoso es que no nació de un lugar tan positivo. El estribillo dice Ya No Hay Mal que pueda Maltripearme Hoy, que viene de una jerga muy ecuatoriana pero que me parece puede entenderse claramente para todos los países de habla hispana. La canción habla de salir y dejar atrás una situación que no te hace bien. Me encanta pensar que, al menos para la gente que me escucha en Ecuador se transformó en una especie de mantra para cuando tienes un mal día. Es como un alto al fuego al conflicto mental. Jajajajajaja…

O.C: Después de haber recorrido algunos países de Latinoamérica ¿Cómo ves el movimiento cancionista latinoamericanos?
R.P: Latinoamérica siempre ha tenido cancionistas espectaculares. Gigantes como Violeta Parra y Atahualpa Yupanqui han hecho mella muy notable en las nuevas generaciones. También hay tanta música hoy en día que se hace tan difícil escuchar a todos. Prefiero no pensar en eso porque me desespera un poco. No quiero pensar qué hay tanta música que me falta por escuchar. Jajajajajaja… Pero de verdad todos los días conozco alguien nuevo que me vuela la cabeza. Hay gente impresionante!

O.C: Personalmente creo que cada vez existen más cantautores que buscan indagar en las raíces latinoamericanas además de querer salir a ver que pasa en los otros continentes Creo que Amuleto no es la excepción es un disco donde abordas diferentes géneros tenes canciones con tintes andinos y otros con orquesta como Las Cenizas muy Frank Sinatra…¿sos estudioso o por lo menos curioso de la música latinoamericana, de los lugares donde te presentas?
R.P: Siempre utilizo los viajes como una especie de investigación personal de las músicas locales, así como de las comidas! Jajajajajaja… Pero si, siempre busco y escucho música del lugar al que voy a viajar antes de ir. Y cuando estoy ahí siempre estoy buscando música y comida típica del país o región. Me parece que uno es como una esponja y siempre algo se va quedando en el inconsciente y sale después en la música qué haces. Me gusta mucho eso. En mi música se nota supongo ya que escucho mucho. De todos los géneros y de todos los lugares.

O.C: Estas o por lo menos estuviste estudiando música en nuestro país…¿Por qué argentina?
R.P: Argentina siempre fue un referente muy grande en mi vida. Desde los discos de Mercedes Sosa que se escuchaban en casa desde chico. Una de mis más grandes satisfacciones fue abrir el concierto de el maestro de maestros Luis Alberto Spinetta la única vez que estuvo en Ecuador. Spinetta, Charly, Cerati, Los Cadillacs. Todos estuvieron muy presentes y también Mercedes, Atahualpa, Facundo. La música de acá me pegó mucho siempre. Estudié un poco música acá ente el 2004 y 2007 y luego regresé todos los años desde el 2012. A tocar y a visitar. Vi tanta música en vivo acá también.

O.C: Amuleto fue grabado en Chile parte con una orquesta de 25 músicos, cuando en realidad tengo entendido que iba a ser como una grabación de paso… ¿Cómo surge esa idea?
R.P: Mucho de lo que ha pasado en este camino, o todo más bien, ha sido sin planear. Por ejemplo los primeros conciertos de solista los hice solo por tener fines de semana libres de todos los proyectos con los que trabajaba en ese tiempo. Nunca jamás se me ocurrió tener una carrera de solista o un proyecto con mi nombre. De repente de ese público se me acercó alguien a ofrecerme grabar un disco y alguien más a ofrecerme hacer videoclips. De no ser por ellos nunca se me hubiera ocurrido a mí. Lo mismo pasó con Amuleto. Me ofrecieron hacer unas grabaciones y de repente se transformó en un disco. Supongo que sonreír tiene su efecto ahí. Jajajajajaja…

O.C: Si bien estudiaste en Argentina, nunca tocaste en nuestro país hasta una presentación en la avenida de Mayo antes miles de personas…¿te acordasen que marcó fue ese show? Como fue esa primera experiencia con el público argentino?
R.P: La verdad es que eso pasó casi a lo que recién empezó esto de ser solista. En el 2013, cuando salió mi primer disco tuve unas invitaciones a tocar en varias ciudades de Chile y justo salió la oportunidad de participar en el festival Buenos Aires Celebra en la Avenida de Mayo. Sin yo saberlo me habían puesto para el cierre y más aún sin yo saberlo, había mucha gente esperando verme. Fue una experiencia increíble. De repente, cuando faltaba poco para subir a tocar me dijeron… viste cuanta gente hay? Y me asomé, y era un mar de gente! Por primera y única vez, que me acuerde me al menos, me dio lo que supongo es pánico escénico. Tuve que ponerme a hacer flexiones en el camerino para que vuelva el alma al cuerpo. Jajajajajaja…

O.C:  Mientras hacía esta nota pensaba…. ¿Que tiene Argentina que cada vez más cantautores quieren venir a nuestro país?. La pregunta surge porque en los últimos tiempos hemos podido ver muchos músicos de la nueva canción chilena, uruguaya, cubana y ahora ecuatoriana.
R.P: Yo creo que Argentina es un referente cultural muy grande a nivel mundial. Mucha música genial de muchos muchos géneros viene de acá. Pero más allá de eso, también es una especie de escaparate latinoamericano en lo referente a cultura, música en especial. Países como Ecuador no tienen una industria musical desarrollada. Nos toca salir a buscar crecer en otros países supongo.

O.C: Hago un párate en la canción ecuatoriana, personalmente no conozco mucho excepto algunos referentes como julio jaramillo y algún otro, pero en general no se difunden mucho (por lo menos acá) y menos de lo que llamaría la nueva generación como podrías ser vos…¿porqué crees que cuesta tanto que lleguen a argentina, si es que estas de acuerdo con mi opinión?
R.P: Creo qué hay una falta de distribución muy grande para el artista ecuatoriano en general. Tenemos grandes músicos, pintores, cineastas. Pero los intereses de la gente con poder para cambiar las cosas están muy distantes de difundir cultura. Las grandes disqueras tampoco están invirtiendo hoy en día en propuestas que innovan sino en fórmulas repetidas que vendan y mantengan al público en estado vegetativo para poder seguirles dando más de lo mismo. A las finales hace que te esfuerces más en tu obra creo. La buena música no morirá. Y de Ecuador están saliendo cosas increíbles.

O.C: cómo está actualmente el movimiento cultural en Guayaquil, recuerdo hace unos años un amigo que hace grafitti me contaba que solían ser perseguidos por la policía porque decían que era bandalismo. De hecho recuerdo haber leído una noticia de un grafittiero que casi lo meten preso, cpor el simple hecho de dibujar. Algo que suena paradójico si tenemos en cuenta que ahí esta la universidad de las artes….
R.P: Si, es una locura! A los compañeros grafiteros los siguen persiguiendo e incluso llevando presos. Grandes murales desaparecen de un día al otro bajo pintura gris. Es muy triste. Ecuador está en pañales en cuestiones culturales. Por otro lado eso favorece a las propuestas me parece. Al ser una movida naciente hay todo por hacer. En esa lucha nacen cosas muy interesantes.

O.C: ¿En cuanto a medios de difusión como esta? En Argentina por lo menos existen varios medios alternativos tanto radiales, gráficos o web que intentan difundir constantemente grupos nuevos, artistas de otros lados…
R.P: Va mejorando la cosa cada día. Si hay ahora gente haciendo mucho por la difusión de bandas nuevas. Y de 10 años atrás a ahora es innegable el crecimiento. Hace 10 años predominan las bandas tributo y ahora hay muchísimos festivales donde solo se toca música propia. Dos cosas para terminar…

O.C: ¿Qué artistas nuevos de Ecuador podes recomendarnos para que le prestemos atención?
R.P:
Una cosa rescatable de una escena en crecimiento como es la de Ecuador es que todos somos muy amigos. Toques el género que toques, todos nos apoyamos mucho. Les recomiendo a muy queridos amigos y grandes músicos como Mateo Kingman que hace música andina y de la selva con electrónica, Swing Original Monks que es una fiesta que fusiona muchos géneros bailables, La Máquina Camaleón y Da Pawn que hacen algo como indie pop rock. Héctor Napolitano, Hugo Idrovo, maestros cancionistas. Morfeo. Mamá soy Demente. Stanley Parker. Guardarraya. Can Can. Camila y la Máquina de Luz. Bueyes de Madera. Stich. Grecia Albán. Rocola Bacalao. Los Corrientes. Biorn Borg. Los Jitters. A2H. Paola Navarrete. Dome Palma. Pasajero. Hay tanto!

O.C: Lo otro… ¿Qué nos podes adelantar de lo que veremos el 19 de Enero en el encuentro de cantautores?
R.P: Lo que más me gusta hacer es que el público participe. Hacer que la gente cante y ponerle mucho humor. La cosa es pasarla bien juntos. Llevo de todo un poco. Pero lo que más es mucha buena onda. A cantar y a reír!