ISFAPOoefCU

Antes de su llegada a Club Paraguay, hablamos con Didi Gutman, integrante de Brazilian Girls.

Didi Gutman es porteño. Nació en Buenos Aires en 1968 y con apenas 16 años empezó a hacer música profesionalmente. Durante los 80 actuó y grabó con Miguel Mateos, Rubén Goldin, Celeste Carballo y Alejandro Lerner, entre otros tipos que estaban haciendo la música de esa agitada década. En 1987 integra la banda que acompañó a David Lebón en su álbum Nunca te puedo alcanzar y 1989 integró la banda de Luis Alberto Spinetta que grabara Don Lucero. En 1992 viajo a Estados Unidos para estudiar en el Berklee College of Music en Boston. Después paso por Los Ángeles, hasta llegar a New York. Fue allí al donde entre otros acompaño a Bebel Gilberto (hija de João Gilberto) y dónde comenzó a gestar el proyecto Brazilian Girls.

Gutman venía de ganar un Grammy Latino por su canción “Vacío” interpretado por Bajofondo Tango Club y de actuar con Lauryn Hill, Grace Jones, y Gustavo Cerati, entre otros, cuando junto fuerzas con Sabina Sciubba (voz), Aaron Johnston (percusión),y Jesse Murphy (bajo) en Brazilian Girls. Pasaron ya 12 años del debut discográfico de esta banda que en su debut se animó a musicalizar a su estilo una versión de “Me gusta cuando callas”, una de las obras más reconocidas del poeta chileno Pablo Neruda. De ahí en más, y con tres discos en su haber, Brazilian Girls se convirtieron en parte de una revolución sonora multirítmica en la escena neoyorquina que comenzó a conquistar el mundo. Por suerte para nosotros vuelven a Argentina y antes de pasar por el festival BUE, actuaran en Club Paraguay, el próximo jueves.

Didi nos cuenta que la banda esta con ganas de tocar en Córdoba y que sonarán algunas canciones del prometido cuarto disco de la banda: “Sonarán algunas de esas canciones, si, lo único es que el disco ya no se va a llamar Back on Bottom, ese era nuestro working title, ahora tiene un nuevo nombre”, dice Gutman.

Hoy la banda se encuentra dispersa por el mundo. Gutman vive en Madrid, Sabina Sciubba está en París y Murphy y Johnston se trasladaron a las afueras de New York, pero por suerte esto no limita sus posibilidades de ahcer nueva música: “No trabajamos mucho a distancia, mas bien aprovechábamos los momentos en que estábamos juntos para alquilar un estudio por unos días y meternos a darle”, aclara Didi.

O.C.: El eclecticismo y la libertad de la banda ha sido algo que siempre admiramos. ¿Cuál es tu visión de la industria de la música actual? ¿Sigue siendo ese gigante que todo lo absorbe? ¿Cómo se hace para no ceder la independencia y libertad creativa?
D.G.: No veo a la industria como algo gigante que todo lo absorbe. No hay una sola industria. Existen canales, niveles, maneras, de hacer música, editarla, promocionarla, presentarla, compartirla.

O.C.: ¿Qué opinión tenes sobre eso que la industria llama “hits”. ¿La voracidad de los medios y la industria en busca de hits no corrompe los procesos de creatividad artistica?
D.G.: Lo veo como algo natural ;Hay canciones que tienen un enganche inmediato, hits. Siempre los ha habido. Dejan mas dinero. Eso no significa que uno tenga que adorarlos o detestarlo. Sobre gustos….

Didi Gutman nos cuenta que está “al tanto y en contacto” con las nuevas generaciones de músicos que han surgido en el país, y agrega: “están saliendo cosas muy buenas y me pone las pilas”.

O.C.: ¿Que estás escuchando últimamente?
D.G.: Hoy estuve escuchando el nuevo de Queens of the Stone Age, y Aromanticism de Moses Sumney, ambos recomendados por mi querido Héctor Castillo.

Foto: Mauricio Vélez