El reconocido pianista Hernán Jacinto regresa a Córdoba acompañado del cantautor brasilero Fabio Cadore para presentar su segundo trabajo “Acto 2”.

El segundo trabajo discográfico del cantautor brasileño y el pianista argentino. Este nuevo trabajo esta integrado por dos canciones inéditas del dúo y reversiones de clásicos como “Mi Elemento” de Luis Alberto Spinetta, “Camorrita” de Raúl Carnota, “Conversa de Botequim” de Noel Rosa o “Carabelas Nada” de Fito Páez, invitado del disco junto a Leny Andrada y el Aca Seca Trío   .

Otra Canción: Hernán, vos venís de familia artistas, tus padres son artistas plásticos… ¿Qué significa para vos el arte?
Hernán Jacinto: El arte es mi verdadero sosten, mi anclaje con lo abstracto, con lo puro y misterioso. Fue la única energía real que puedo decir que me ha hecho salir adelante de algunas situaciones dolorosas. Me da felicidad permanente y nunca deja de sorprenderme. Estoy realmente agradecido al arte.

O.C: Viniendo de familia de artistas plástico ¿Cómo surgió tu interés por el piano?
H.J: Mi interés proviene de un modo muy natural. Lo descubrí yo sólo, en un taller de ecología que tenía en la escuela. Un pobre instrumento lleno de polvo, acurrucado en un rincón, y yo iba por las tardes y lo ponía a funcionar. Así conocí el instrumento que me cambió la vida.

O.C: ¿Cómo fue tu encuentro con la música, Fabio?
Fabio Cadore:
Mi encuentro con la música se dio a los 6 años. Gané una guitarra criolla y empecé a aprender de manera autodidacta. Primeramente aprendí lo que se escuchaba en las radios de los años 80. Rock principalmente, y después descubrí la música clásica y también la bossa nova y jazz. A los 13 años ingresé en un conservatorio de música para estudiar música clásica y a los 17 empecé una facultad de música popular. Siempre con la guitarra, la voz y los arreglos.

O.C: Fabio, si comparamos tu propuesta solista, que está más relacionado a la idea de trovadores, al movimiento tropicalia como puede ser Caetano o Chico Buarque, y pensamos en Hernán, que está más ligado al Jazz ¿Cómo surgió el dúo?
F.C:
Si. Estas cierto. Tengo mucha influencia de los cantautores brasileños, sean trovadores, tropicalistas, bossa novistas, pero soy de una generación que escucha de todo, haciendo fusión constantemente, mi placer es investigar ritmos, culturas y Jacinto viene del mundo del jazz pero también es un gran autor de canciones. Tocó con los más grandes cantautores argentinos, así que nuestros mundos fácilmente se cruzaron. Somos apasionados por la buena música.

H.J: Aunque el género canción estuvo presente en toda mi vida, el Jazz fue mi gran amor. La improvisación siempre fue una cosa muy importante en mi vida, y haberme cruzado con el género que abandera ésta genialidad, fue muy gratificante. Aunque, además del Jazz, la música brasilera, el Rock, música Clásica, tango y Folclore formaron parte de la banda sonora de mi vida. Entonces la unión con Fabio fue inmediata, ya que compartimos los mismos gustos y eso nos hace un buen equipo. El dúo surgió luego de haber compartido algunos conciertos con su banda aquí en Argentina. Sentíamos que congeniábamos muy bien, sobre todo rítmicamente. Entonces enseguida se nos prendió la lamparita, y a los pocos días ya estábamos grabando nuestro primer disco.

O.C:  ¿Cuáles creen que cada uno de ustedes aportan a la música del otro?
H.J: Los dos nos complementamos muy bien, porque cada uno tiene lo que tal vez el otro desearía tener. Me encantaría tener su increíble voz y poder cantar mis temas, pero eso será imposible (Risas). Yo profundicé mucho con mi instrumento, y a la hora de interpretar sus canciones, me permito ir un poquito más allá de lo permitido. Nos divertimos mucho tomando ese riesgo.
F.C:
Uhh… difícil pregunta. Creo que tenemos mucho en común, incluso personalmente, y ya eso nos une muchísimo. Creo que hoy llegamos a un punto de fusión musical que es difícil identificar lo que cada uno trajo. En nuestros encuentros, la parte musical se da tan fácilmente que a fuera del escenario casi no hablamos de música… hablamos de la vida.

O.C:¿Como lo definirías la música Cadore?
H.J: Su música me parece muy profunda, delicada, cuidada y trascendental. Es un tremendo compositor, joven y lleno de luz. En su música se puede escuchar algo de Toninho Horta, Tom Jobim, Chico Buarque, Caetano Veloso, Djavan. Todos artistas que admiro mucho.

O.C: El primer disco lo grabaron a la distancia. Tengo entendido que estuvieron 10 días encerrados en un estudio grabando. ¿Cómo fue esa experiencia de grabar juntos?
H.J: Fue increíble. No podíamos creer poder estar grabando juntos en el mismo país, mirándonos las caras. Tuvimos el tiempo necesario para tocar los temas cuantas veces lo necesitemos, y darles forma, ablandarlos, y eso se siente en el disco.
F.C:
Grabar juntos es siempre más emocionante. Estas ahí. Claro que en el “Acto 1” también dimos lo mejor, pero el “Acto 2” fue más bien planeado y producido. Lo bueno es que empezamos a grabar el Acto 2 y todo salió muy fácil, porque veníamos de una gira extensa de 16 shows por toda Argentina, donde maduramos mucho el dúo. Entonces entrar en el estudio fue como celebrar la nueva conquistas artística. Una fiesta.

O.C: ¿Cómo se plantearon el proyecto del dúo?
H.J: En verdad en el primer disco, predomina la música de Cadore. En éste “Acto 2” tuve más colaboración a nivel compositivo, y hay más momentos de piano. También nos permitimos jugar con algunas máquinas de ritmo, grabar otros instrumentos, jugar mucho desde lo conceptual y de producción. Nos tomamos libertades, que tal vez con el primer disco no nos animábamos.
F.C: Es muy curioso pensar en esto. El primer acto realmente tiene más sonidos de jazz, música de cámara, elementos clásicos. Pero creo que ya veníamos con la idea de jugar más con los sonidos, las texturas, hacer con que el dúo suene más world music. Más contemporáneo. Nada contra los clásicos que me encanta. Mi primero disco solista, llamado “Lúdico Navegante”, que saqué en 2008, tenia este mismo camino bossa novista y clásico. Pero creo que tanto Jacinto como yo, encontramos en este dúo un camino más híbrido y contemporáneo. Con la necesidad de experimentar sonidos y nuevas propuestas. Mis trabajos solistas ahora están caminando en esta dirección, y Hernan también se armó un trió increíble de fusión. Tenes que escucharlos.

O.C: El “Acto 1” fue una apuesta grande de mostrar todas composiciones propias. Mientras que el segundo plantearon interpretar algunas canciones de otros ¿Por qué la decisión de hacer reversiones?
H.J: Porque nos dimos cuenta, haciendo algunos conciertos en vivo, que las reversiones nos encantan y nos daban cierta felicidad que no queríamos dejar de aprovechar. Nos parecía interesante, cada uno abordar músicas del país del otro.
F.C: Somos dos compositores natos y fue fácil e importante producir un primero disco totalmente autoral para dar raíces al dúo. Pronto que empezamos a tocar, hacer conciertos, teníamos ganas de también interpretar temas de otros compositores… y percibimos ahí una fuerte característica del dúo… probablemente seguiremos en este camino de re versionar temas, trayéndolos al nuestro universo. También es una manera de componer

O.C: El disco tiene canciones de Fito, Spinetta  Raul Carnota y Noel Rosa. ¿Cómo fue la elección de las canciones?
H.J: Son artistas que admiramos desde siempre, y nos parecía acertado interpretar sus músicas y abordarlas desde un lugar personal. A Fabio le encanta el Rock Argentino, y es admirador de Fito Paéz, como así también de Spinetta, Carlos Aguirre, y tantos artistas valiosísimos que tenemos. A mi me parecía divertido meter alguna música bien clásica de Brasil, y a Fabio se le ocurrió el temazo “Conversa de Botequim” del año 30.  Jugamos con muchos diversos colores, y eso creo que es lo que nos tiene tan motivados y con ganas de tocar.

O.C: ¿Fabio, cómo fue el encuentro con las canciones de Fito, Spinetta y Raul Carnota? Supongo que a Fito lo conocías porque han compartido disco y algunos recitales con referentes de Brasil. ¿Al resto?
F.C:
La música de Fito sí llegó a Brasil, pero lo más curioso es que yo no conocía el tema “Carabelas Nada”. Quien me presentó fue Hernán, hace algunos años… Me enamoré fuertemente. Incluso propuse una modesta adaptación de parte de la letra en portugués. Spinetta es un Dios. Escucho su música desde la primera vez que vine a Argentina, en el año de 2009. Este tema “Mi elemento” me acompaña desde 2013. Lo canto en Brasil, Argentina, o donde vaya. Grabamos también el tema “El diminuto Juan” de Carlos Aguirre, un gran amigo y uno de los compositores que más admiro en América. Y al gran Raúl Carnota lo conocí hace muchos años a través de una amiga cantante brasilera llamada María Paula Godoy, que vive en Buenos Aires y cantaba con Raúl en algunas giras.

O.C: Fabio, no es tu primer dueto. Ya compartiste una gira con un músico surcoreano y muchas de tus canciones son compuestas a dúo ya sea con tus hermanos o colegas. ¿Qué tiene el formato dúo que por lo visto elegís siempre trabajar así?
F:C
: Me gusta el formato dueto porque exige mucho más de la capacidad técnica y interpretativa de los músicos. Me parece que exige más profundidad en la conexión musical del grupo para que tenga una efectiva comunicación con la gente. Yo ya trabajé con distintas formaciones… muchos años tuve una banda, en mi proyecto solista, también escribo para varias formaciones, cuarteto de cuerdas, vientos, cámara… y por mucho tiempo lo que más me daba felicidad era tocar con banda pero hace algún tiempo tuve la oportunidad de celebrar buenos duetos, entonces sigo en esta línea. También porque es una formación mas fácil de moverse, hacer gira, y tenemos que pensar también en el negocio. No hay que cerrar los ojos para nada.

O.C: Varios de tus discos solistas tienen una muy buena recepción por parte de la crítica en Oriente, sobre todo Japón. ¿Tienen pensado girar por esos lados?
F.C: El Oriente siempre me trató con mucho cariño, abriendo puertas, desde mi primer disco, que llegó muy rápido a Japón, vendiendo cerca de 500 copias en 2 mese en el 2008. Después yo tuve una fuerte relación musical con un gran compositor y productor sur-coreano a partir de 2009 y grabé en varios discos, como invitado, hasta que me contrataron de una discográfica sur-coreana para presentar mi segundo disco “Instante” en el 2012. Yo fui de gira dos años consecutivos a Corea del Sur. Desde entonces siempre presentó mis trabajos allá. En un futuro muy breve creo que estaremos de gira con el dúo, también por allá.