El riotercerense radicado en Villa María acaba de lanzar su disco debut.

Villa María es un hervidero de músicos. No es novedad. Tampoco es noticia. Periódicamente, el punto equidistante entre el puerto rosarino y el territorio mediterráneo cordobés nos regala una novedad musical para celebrar. Eso, sí, es algo que siempre merece ser destacado. Sergio Cuello es uno de los artistas que lanzó su material en esta segunda parte del 2017. “Más allá” es un disco fresco de canciones simples. Un pop de época, una marca generacional que se encolumna en la cruza de los estilos en los que se destacan sus aliados en la empresa de su ópera prima. A lo largo de las canciones aparecen Tomás Ferrero, Nahuel Barbero y Hernan Ortiz. El sólo nombrarlos traza un camino de escucha. Un lineamiento estético de referencia. Pero Cuello empieza a andar su propio camino, ese que ya lo llevó de Río Tercero a Villa María y que se empieza a descifrar desde el arranque mismo del disco cuando Sergio deja asentada una frase a partir de la cual el escucha deberá sumergirse en la identidad sonora de las próximas cinco canciones: “Sólo espero que entiendas quién soy yo.

Otra Canción: Contame del disco. ¿De cuándo son las canciones? ¿Cómo fue el proceso?
Sergio Cuello: Las canciones que fueron incluidas en el disco fueron hechas a lo largo del año 2015 hasta principios de 2016. A lo largo de la pre producción agarramos 12 canciones aproximadamente y fuimos eligiendo hasta que quedaron estas seis, la elección fue conjunta con los músicos que participan del disco y Facundo Cretton quien fue importante en la producción. Las canciones nacieron casi en su totalidad en una guitarra, y construían su carácter en la sala de ensayo pero terminaron de definirse en el estudio, estos dos lugares fueron hermosos laboratorios para trabajarlas hasta como suenan hoy.

O.C: El disco está producido junto a Facundo Crettón. Alguno de nosotros lo conocimos por su disco junto a Proyecto Perinola mucho más relacionado con la canción de raíz folclórica. ¿Cómo fue su aporte al sonido de “Más Allá”?
S.C: Con Facu nos conocemos hace mucho, él es parte fundamental de que hoy yo esté haciendo esto, cuando arranco la idea de grabar el disco no dude en invitarlo a que se sume en la producción del proyecto. Su aporte al sonido de “Más Allá” fue muy importante en todas las instancias de trabajo, desde la pre producción hasta la mezcla, buscamos juntos muchísimas referencias pero siempre teniendo en cuenta que las canciones logren al fin y al cabo su propio sonido y carácter.  Es cierto que a Facundo se lo conoce por estar más ligado a la canción folclórica pero yo lo considero un músico muy abierto y completo ya que se nutre de muchísimos géneros tanto en la escucha como en la práctica, y también es eso lo que él me transmitió en estos años.

O.C: Entiendo un código generacional con Tomás Ferrero. Son increíblemente Rayos Laser los colores que se ponen de manifiesto en el tema que comparten. ¿Cómo es su relación?
S.C: A Tomi también lo conozco hace algunos años, desde aquellas épocas de Parc, su anterior banda. Justamente Facu Cretton fue quien nos presentó, en un contexto escolar por aquellos años.  Nombraste a quien considero yo las dos personas fundamentales para que me animara a hacer canciones. Hablando particularmente de Tomás es alguien a quien admiro y ha sido una influencia muy fuerte como cancionista, desde los sonidos de Rayos Láser hasta sus cálidas canciones solistas siempre han sido puntos de referencias. Tomi, al igual que Facu y los chicos de Hipnótica, son personas muy generosas de las cuales he aprendido muchísimo y pude compartir momentos muy lindos.

O.C: Voy a insistir en la teoría de la existencia de un sonido villamariense. Hay una generación de músicos que tienen una forma de componer y de encarar su obra desde un abanico de colores que vienen refrescando la canción rock-pop de la escena nacional. El último disco que me había generado esa sensación fue el de los Benigno Lunar. Escucho el tuyo y es inveitable que eso vuelva. ¿Qué pensas?
S.C: La verdad que musicalmente Villa María es una ciudad realmente hermosa. Como vos decís hay un abanico impresionante de colores musicales que da un enorme placer ser una pequeñísima parte de eso. Hay muchísimos músicos y proyectos de gran calidad dando vuelta por la ciudad, mostrando distintas estéticas lo cual te permite aprender y nutrirte mucho del otro en un montón de aspectos o por lo menos yo lo tomo así. Definitivamente no creo que sea casualidad que últimamente se este destacando tanto a Villa María por su movida musical.

O.C: ¿Cómo lo estas mostrando? ¿tenes pensado salir por la provincia, ir a Río Tercero, venir a Córdoba?
S.C: Hicimos una primera presentación en Villa Maria, en el Centro Cultural Leonardo Favio, compartiendo fecha con el gran Koko Mc. Ahora a fines de septiembre haremos otra fecha en esta misma ciudad con muchas sorpresas y también llevaremos el disco al anfiteatro de Río Tercero donde estarán los invitados y muchas cosas más, estos dos shows serán con banda completa. Luego a partir de octubre hasta fin de año con un formato más reducido instrumentalmente, visitaremos varios puntos de la provincia, incluyendo Córdoba Capital, y hasta casi seguramente también andaremos por Buenos Aires mostrando estas canciones.