Como era de esperar el nuevo video clip de Bowie es atacado por la Liga Catolica Norteamericana. Además a pocas horas de subido a internet fue censurado por Youtube.

David Bowie en el videoclip The Next Day, dirigido por Floria Sigismondi.

David Bowie en el videoclip The Next Day, dirigido por Floria Sigismondi.

Hace dos días Otra Canción pesentaba The Next Day -Ver Gary Oldman y Marion Cotillard protagonizan nuevo video de David Bowie– el nuevo videoclip de Bowie y anunciábamos que seguramente los días subsiguientes hablaríamos de este video, por la polémica que generaría. Y así es.

Primero, a pocas horas de ser subido a internet al sitio Vevo -donde los músicos suben sus videos a Youtube-, el gran reservorio audiovisual universal lo censuró, aunque después apareció en dos versiones -una explicita y la otra censurada-.

Luego, aparecieron -como eran de esperar- las hordas de chupacirios preparados para morfarse vivo a Bowie. Y uno de los primeros -y más fuertes- en aparecer fue un señor llamado Bill Donohue, presidente de la Liga Católica Norteamericana. Donohue firma un comunicado en el website de la organización que trata a Bowie de “ambidiestro, jubilado bisexual de Londres”, y agrega que el video está  “plagado de un exceso característico”.

Bowie lo logró. Porque supongo que esto era lo que estaba buscando, no puede solo editar y publicar un disco. Tiene siempre que generar algo complementario que acompañe al hecho artístico  Por eso, el músico que escribió el polémico guión de su videoclip llamó a Floria Sigismondi para dirigir su video. Sigismondi es una fotógrafa y videasta italiana que entre otras cosas creo la identidad cinematográfica de Marilyn Manson al dirigir The Beautiful People en el 96, y que ese mismo año dirigió a Bowie en Little Wonder. Bowie buscaba golpear donde a los mojigatos les duele -y mucho-. Como un León Ferrari puso el dedo en el sexo de una monja y estalló una orgasmica lluvia de moralina.

The Beautiful People de Floria Sigismondi publicado en 1996.

Little Wonder de Floria Sigismondi publicado en 1997.

La Liga Católica fue fundada en 1973 por el jesuita R.P. Virgil C. Blum. La Liga es conocida principalmente en la política estadounidense como una organización que emite información y declaraciones sobre lo que considera como enfoques no cristianos y anti-católicos en los medios, realizándolo a través de su rostro visible, el presidente de la Liga William A. Donohue. Según la “Enciclopedia de la Religión y la Política Estadounidense”, la Liga “es considerada por muchos como la principal organización que representa las opiniones de los laicos católicos de EE.UU.