Tilín Orozco: “La música es Dios con sonido y uno es un vehículo”

El dúo Orozco – Barrientos regresa a Córdoba en el marco del mes aniversario de Cocina de Culturas.El dúo formado por Raúl “Tilín” Orozco y Fernando Barrientos llega nuevamente a Córdoba el sábado 3 de junio acompañados por los locales del Dúo  Trival, que integran Cuchu Pillado y Viginia Edith Mazzini. Luego de tres años de ausencia en tierras cordobesas  (la última actuación fue en el año 2014 como parte del homenaje al Chango Rodríguez en el Pabellón Argentina) el exitoso dúo cuyano regresa, esta vez para ofrecer un recorrido por su repertorio y nuevas canciones que formarán parte del cuarto disco en estudio, actualmente en proceso de grabación.

Antes de su llegada a la ciudad, charlamos con Tilín Orozco:

Otra Canción – Por lo que pude ver están en proceso de un nuevo disco. ¿En qué etapa se encuentra?
Tilín Orozco: Estamos componiendo las canciones que van a completar el próximo disco. Probablemente lo estemos sacando en Octubre.

O.C – ¿Qué se puede adelantar del disco?
T.O: Fíjate vos que el último disco, “Tinto”, es como un compilado de los otros dos discos, “Celador de sueños” y “Pulpa”. Estamos viendo de agregar un formato diferente pero siempre va a estar la posibilidad del encuentro de nosotros dos solos en guitarra y voz en algunas canciones, que fue la razón que nos motivo hacer el dúo.

O.C – En el disco “Tinto” hay un guiño al rock o mejor dicho al folk-rock ¿El nuevo va por ese lado?
T.O: Si, el disco va a ir por ese lado. Igual van haber ciertas cosas con power cuyano, pero va por el lado del rock folk, de la canción que es  fundamental en estos tiempos y para nosotros como vehículos de expresión que es la canción puntualmente.

O.C – Si hablamos de folklore cuyano, en los últimos años Orozco Barrientos se posicionó como referente, hasta creo que abrió las puertas a su difusión…
 T.O: Siempre hemos trabajado para visibilizar mucho la música cuyana, creo que en todos los niveles está faltando un poco más de difusión con la música popular argentina con raíces folclóricas. Puntualmente el folclore cuyano nunca fue agraciado por nuestra sociedad. Creo que en estos últimos tiempos en parte aparecemos nosotros para que empiecen a difundir y muchos medios han sido generosos, nos han difundido dentro de sus posibilidades.  Creo que en un momento fue un poco más visible, ahora cayó un poco y es necesario recuperar la difusión de la música cuyana, por eso agradezco siempre las notas, es reconocer que hay gente que si difunden…

O.C – Hace unos días nos preguntábamos con el Mono Izarrualde respecto a cuánto tiene que ver la difusión con tener una política cultural gubernamental, más allá de la ideología partidaria…
T.O: Todo tiene que ver y lo veo concretamente como una dificultad enorme para promover, difundir y visibilizar la cultura argentina. Como decís vos sin hablar de ideologías y partidismo, hay una realidad durante muchos años se  visibilizó la cultura del país, hoy bastante en descenso.

O.C – Pensando en que si bien tiene que haber una política nacional, también tiene que estar acompañada por una regional. ¿Cuánto tiene que ver las políticas provinciales y regionales para empujar esa visibilidad?
T.O: 
Tiene que haber una política nacional, de ella baja todo.  Por ejemplo Brasil tiene el tres por ciento del PBI para la cultura, acá no llegamos al uno por ciento. En los países latinoamericanos es lineal y vertical, es piramidal el poder. Habló del poder reflejado en muchas áreas, cultural, social, económico tienen una concentración clara y precisa. Somos producto de una  cabeza nacional, hablo de la provincia. Entonces si hubiese una bajada de línea nacional es más fácil la difusión provincial. Si con las regalías, las coparticipaciones y demás cosas  dependemos de la nación y mucho más en cultura. En Mendoza la cultura cuyana está totalmente difundida, si estoy de acuerdo que deberíamos profundizar las provincias más difusión.
Cuando hablo de cultura, incluyo la música pero habló en general pero también de la escultura, la literatura. La cultura abarca tanto que limitarme solo en la música me parece irresponsable de mi parte. Por eso siempre digo que las grandes ciudades como buenos Aires que manejan el monopolio, cuando ellos abren el grifo sale agua caliente, cuando lo cierran sale fría, pero nosotros podemos calentar el agua.

O.C – Si no me equivoco están radicados en Buenos Aires ¿Cuánto es necesario para difundir un proyecto hacer pie en Buenos Aires? Esta la idea de que hay que radicarse o hacer pie en la capital..
Me parece que la pregunta tiene dos o tres aristas. Orozco Barrientos nunca tuvo la intención de ser tan conocido, de hecho todos los reconocimientos y premios salieron activando desde Mendoza. Los premios Viñas del Mar, Los Gardel, Konex y la nominación a los Grammy salieron de una producción realizada en Mendoza. Este último disco hablando con Gustavo Santaolalla, le dije que lo quería hacer en Mendoza, no por una cuestión de localía porfiada, sino por una gran necesidad que tengo de demostrar al menos, de darme el gusto de hacer algo en Mendoza como siempre lo hemos hecho. No es necesario a veces estar en Buenos Aires, ahora cuando se empieza hacer más conocido el proyecto las obligaciones te piden ir a Buenos Aires con más frecuencia. Por ejemplo yo nunca viví en Buenos Aires, si yo me tengo que tomar un micro, un auto o lo que sea  para llegar a Buenos Aires y cumplir con mi  palabra, yo lo hago pero no me quedo a vivir en Buenos Aires porque de acá (Mendoza) sale mi música.

O.C- Aún así creo que gran parte de los grupos se radican en Buenos Aires.
T.O:
 Es que sí, tenes razón y concuerdo con vos, de hecho  nosotros estamos mucho en Buenos Aires, Fernando vive ahí. Pero eso es depende el apetito que tenga cada uno. Si creo que es necesario estar ahí, pero no es la tarea primaria que motivo a Orozco Barrientos hacer su proyecto. Muchos chicos que empiezan en la música imperiosamente sienten la necesidad de irse a vivir a Buenos Aires porque tienen más posibilidades, probablemente las tengan, ahora la Mona y muchos más no se fueron a Buenos Aires….
Deberíamos hacer una búsqueda más allá de los éxitos, de los logros de cada uno, me refiero a más allá de la cantidad de ventas de discos, público o lo que sea… Creo que hay un denominador común, hacer lo que uno tiene que hacer y ver hasta dónde llega su obra.
Si existe gente que lo necesita para su proyecto, y lo auguro que lo hagan pero en nuestro caso no hizo falta que me vaya a vivir a Buenos Aires para tocar a China, Italia, Francia o España. Si tu obra está basada en un concepto, más tarde o más temprano se va a ver. Que creo que es el propósito de un artista. La idea es estar tranquilo con lo que uno hace y apostar con fortaleza, por eso estamos yendo a Córdoba y vivo en Mendoza, después me iré a Buenos Aires a tocar y volveré y así seguiré… No tengo un punto de conveniencia, el punto es mi hogar, mi gente.

O.C – Estuvieron nominados al Grammy y recibieron varios premios. ¿Después de tantos premios nunca se les ofreció darle una vuelta al proyecto como en algunos casos a otro estilo que busque una instalación a escala internacional?
 T.O: Nosotros llegamos a ciertos lugares gracia a un trabajo enorme, a nuestro concepto y somos bendecidos por eso. Yo estimo  que son propuestas comerciales que a algunos artistas les conviene más hacer tal o cual proyecto después de ganar ciertos premios y meter tanta gente. Buenos está bien lo respeto pero nosotros no nos movemos con esa vara. Igual lo que siempre digo, el que tiene claro lo que tiene que hacer no tiene problemas, ahora si vos cambias tu rumbo solo por una cuestión estrictamente de marketing, negocio, tendrás más dinero, fama  y aplaudo no me afecta al contrario son amigo de muchos de los que han cambiado.

OC- Volviendo un poco al trabajo con Gustavo Santaolalla. ¿Qué significa trabajar con él y cómo surgió la idea?
T.O: 
Trabajar con Gustavo es como hacer equipo con Diego o Messi . Es como que te diga vas a entrar a mi equipo y vamos a jugar…  Es fuerte estamos  hablando de uno de los mejores productores del mundo, es muy halagador, aprendes las 24 horas del día. En el equipo aparecimos gracias a la intervención de León Gieco  que  le dimos un demo nuestro con canciones grabadas de forma casera y Gustavo a los 15 días nos llamó que quería participar de alguna manera en el proyecto.

OC- Hablamos de Santaolalla, no puedo dejar pasar  por alto que por lo menos definas quienes son León Gieco y Mercedes para el dúo…
T.O: 
León es una de las personas más generosas del medio musical, un tipo desinteresado, solidario, es de esos artistas que son iguales arriba y abajo del escenario y eso merece una consideración y seguir aprendiendo de él. De Mercedes Sosa  aprendimos todo, el corazón de la negra supera cualquier titulación, comentario todo lo que uno puede llegar a sentir y vivir en la música, ha sido, es y será la persona  que más aportó a la cultura latinoamericana y es la persona que más ah incluido a sus compañeros músicos.

OC- Días atrás me topé con una lista de los ganadores de Viña del Mar (por poner de ejemplo) y pocos grupos de los que ganaron siguen juntos. Al contrario de lo que pensarían muchos  no sería el caso de ustedes. ¿Por qué crees que se da a veces que después de algunos premios se separan?
T.O: 
Tenes  razón, no lo había percatado, la verdad no sabría que decirte. Lo mismo pasa cuando algunos grupos hacen un disco muy bueno y después se separan.
Reitero que siempre se trata de tener en claro lo que uno va hacer. Yo ganando o sin ganar dinero voy a seguir haciendo música con el flaco Barrientos. A mí un premio no modifica mi estructura humana, ni social, ni musical. Solamente es un paso más. Yo me levanto a las ocho de la mañana, estudio, trabajo todo el tiempo y vengo trabajando en esto desde los quince años y ahora cincuenta y seis. Yo disfruté el trayecto, yo no fui por un premio, por cobrar regalías extenuantes.  A Celador de sueños la han escuchado en Internet tres millones de personas, y yo sé que es Mercedes y que es mi canción también. Sé que es el cumulo de un montón de cosas, de que me estés haciendo una entrevista ahora.  Sin importar hacía donde vaya la entrevista, porque ya es multiplicador, uno se tiene que hacer cargo de eso y seguir trabajando, seguir aportando a sabiendas que nunca sos solo, que el premio que recibí es de mucha gente, de tal ves muchos que hoy ya no están conmigo. Tengo que ser honesto con eso, cada vez que recibo un premio se lo dedico a mi viejo que no está, a mi ex mujer que no está, a los músicos que ya no están conmigo por cosas de la vida, al manager, algunos amigos con los que ya no nos juntamos pero que fueron parte fundamental de mi historia, de mis logros y no reconocerlos sería desagradecido.
Los premios me encantan, es linda la ceremonia, sentir ese cosquilleo es bonito, ahora a creerte que sos Monzart, que sos el intocable, el único no.

OC-Creo que lo premios puede que no sean importante como el público pero esta bueno a veces sentir el reconocimiento. Que te digan que buen trabajo es lindo diría que es un mimo….
Hay que tener en cuenta que los premios son parte de la industria y hay mucha gente que trabaja honestamente detrás de los premio. Decir que no me importa los premios sería quitarle importancia a esa gente. Al contrario siempre son buenos los mimos, pero uno tiene que abrazar y dar mimos cuando recibe un premio, no olvidarse de los que quedaron atrás o de los que están con vos.
En nuestro caso hemos ganados todos los premios de Argentina. Pero eso es por la constancia y agradecimiento de toda la vida,  por un trabajo serio, constante, y un concepto inquebrantable que es lo que nos motiva a seguir juntos con Fernando.

OC – Si bien el artista trabaja para uno, creo que también trabaja para un público para un otro….
T.O:
 Por eso, esas cosas son antropológicas, no se usa más eso… A el que  piensa yo hago mi obra porque es inmaculada, por lo tanto el público no me importa, le digo negro estudia Farmacia. Ojo no lo digo porque un farmacéutico no sea sensible, sino porque es más práctico, dame un blíster de 10 y se termino. Hago hincapié para que no se entienda que por parte de Orozco Barrientos el público no es interesante. Al contrario el público lo es todo y no es una venta, no voy a vender más entradas por decir esto. Pero que quede claro que para nosotros el público es lo más importante, es donde cierra el círculo. Tanto Artistas, vecinos, familias, compadres, periodistas, todos tienen un sentido para que el público este, sin el público eso se termina y entras en conflicto,  Si pensás que lo que vos realmente estas haciendo es por demás insuperable y ya pensar eso con cierta altivez es un problema.

OC – ¿Cómo vez el movimiento folclórico tanto nacional como latinoamericano?
 T.O: Lo veo muy bien, es algo muy fuerte inquebrantable, la música popular latinoamericana tiene que ver con la raíz misma. Yo veo que por supuesto estamos siendo totalmente colonizados por la cultura diferente y está bien, pero me parece que a veces no es tan justo que se pase el noventa por ciento de artistas internacionales y el diez por ciento a las cuatro y media de la mañana de folclore o de música popular Argentina o proyectos artísticos de la cultura regional.

O.C – Creo que todavía hay mucha gente que desconoce o escucha ciertas canciones sin saber quien es su autor original..
T.O: 
Eso pasa porque no se difunde y al no haber difusión, no hay formación, al no haber formación no hay conocimiento. Creo que tampoco hay una búsqueda individual, es parte de un todo. Creo que hace falta un plan de difusión, de mostrar los autores, compositores. De eso se encargaba Mercedes Sosa que fue la única que agarro el bastón y empezó a visibilizar canciones como el cigarrito y otras cosas de Violeta Parra.

O.C – ¿Cuánto tiene que ver la difusión con un proyecto en conjunto por parte de los artistas, que si bien pelean por lo mismo a veces creo que no unen fuerza?
T.O: 
Es que casualmente el arte popular no es un dogma, no es un conglomerado de tanta evolución que seguimos a un líder. Para eso están los sindicatos que para bien o para mal aglutinan a los músicos. Si hay una representatividad y se ve muchas veces en algunos espectáculos compartidos. Que más puede hacer un músico, si a veces no tenemos ni para las cuerdas. La voluntad de juntarse está siempre.  Ahora que falta más unión puede ser, lo que pasa que a mí me gusta Boca y vos River, estamos en la pelea…

O.C – Si bien a mí me gusta River y  a vos Boca, creo que si tenemos un objetivo en común como puede ser sacar el fútbol adelante podríamos dejar las diferencias por un rato…
T.O:
 Junta hincas de Bocas y  River y fíjate que pasa, todo depende de qué lado estés. Creo que en el arte podemos entablar una comunión mínima, pero también sucede desde el trabajo individual proponer la unión.  Por ejemplo nosotros ahora vamos a tocar con músicos que no hacen lo que hacemos nosotros pero ellos son músicos, la pelean, trabajan y son dignos de mucha gente, me refiero a trival con los que vamos a ir a tocar a Córdoba.

O.C – Recién hablabas de compartir escenarios se me vino a la cabeza el show con Lucio Mantel en el CCK..
T.O: Lucio es excelente, es un cancionista que hace temas complejos y por otro lado estuvo Luis Amaya que es un folclorista cuyano tradicional de 83 años que cantó con nosotros. Ahí está la unión, yo creo en la unión, de hecho podemos bajar de tocar con Divididos y después ir a tocar con el Duende Garnica, pasar a estar con Jorge Drexler y grabar con  Sandra Mianovich. Por eso te digo que el trabajo empieza siendo de concientización individual para poder trasladarlos y compartirlo.
Te puedo decir que creo en la unión y la practico, como también la practican conmigo, como la practicó Mercedes Sosa. Recuerdo que la negra con su simpatía enorme y belleza de ser humano invitaba rockeros y la criticaban y un día hablando con ella me dijo que lo hacía porque amaba a los artistas. La unión tiene  que ver con una entrega, con desprenderse de uno mismo, es como los premios cuando vos lo recibiste y pensas que sos vos y nadie más, te equivocas. Por ejemplo nos juntábamos a tocar con el Titi Rivarola de Torax, que fue  excelente músico de todos los géneros pero puntualmente del rock quien colaboró como muchos artistas que hoy son populares. Nosotros  no mediamos eso, nos juntábamos en el escenario que sea, todo  esto tiene una razón de ser que es el arte, por eso nosotros vamos y disfrutamos con todo el mundo, desde nuestra pasión.

O.C – Sos parte de la fundación Pinta Argentina…
T.O: 
No  soy parte, solo colaboré con la fundación en un momento, como también colaboró con otras fundaciones y ONG. En este caso  fue por la inclusión  con los chicos de síndrome de Down. Ahora estoy trabajando con chicos que tienen autismo. Antes trabaje siete años a ad honorem en el correccional de máxima seguridad de menores tratando de salvar algunos pibes por medio del arte y la música.

O.C – Sos de los que piensan que el arte y la música pueden cambiar las personas, aportar su granito…
T.O:
 Por supuesto que si, y te  puedo contar alguna historia que me pasó, historias fuertes…

O.C: Adelante…
T.O: 
Estaba en un aeropuerto en Buenos Aires con un amigo y nos cruzamos con un amigo del chico que estaba conmigo que venía de Colombia. Le dice mi amigo al colombiano, che te presento al Tilín de Orozco Barrientos y él se emociona, empiezan a caerles una lagrimas. Yo no entendía que pasaba y el tipo me dice te agradezco porque mi hijo tiene autismo y con lo único que se comunica es con Celador de Sueños, le tengo que poner la canción para que me pueda comunicar lo que quiere. Hay un vídeo que se ha viralizado de un papá que va a un recital de rock con su hijo autista y el pibe empieza a emocionarse. Claro que puede cambiar la vida, porque no puede ser posible penetrar en las personas, tocar la fibra de su alma. Pero eso no me hace a mí , ni me entrega la potestad de ser único e irrepetible, eso para mí es un privilegio porque además esa canción la hice cuando estaba muy mal en San Antonio de Arredondo, en Hicho Cruz y estaba por morir por eso la escribí rápido y salió como salió, existe toda una carga…

O.C – Empezaste desde los 15 años a tocar, trabajaste con gente con capacidades diferentes,  además de tocar en festivales… ¿Qué es la música para Tilín?
T.O: La música es Dios con sonido,  y uno es un vehículo. Sostengo que la música es independiente de mí. Yo no la domino a la música porque es demasiado grande, por eso para mí es Dios con sonido. Yo críe dos hijos con la música, uno de ellos es hoy un gran músico con un grupo que la está rompiendo, el lleva el código de la música en su corazón.

O.C – ¿Hubieras pensado lograr todo lo que lograste hasta ahora como músico?
T.O: 
Jamás pensé que iba a ganar tantos premios y que iba a ser reconocido, no había tiempo para pensar eso, tenía que comer, había que salir, no había tiempo para pensar esas cosas. Tenía que salir a tocar y disfrutar el camino, tratar de ofrendar espiritualmente lo mejor de mí para el público, para el amigo, para la fiesta familiar. Jamás pensé que iba a terminar nominado a un Grammy latino, nunca se me pasó por la cabeza eso.
Si tenía un sueño de tocar algún día con León Gieco. Yo lo admiro desde muy pequeño, desde la banda de los caballos cansados, se tenía un sueño era tocar con León y no solo tocamos juntos,  me abrió el camino, me ayudó.

O.C – ¿Cómo sigue el año para Orozco Barrientos?
T.O:
 Ponernos de cabeza en el disco, seguir componiendo grabando, nuestra meta es el disco nuevo que va salir en Octubre  y salir a tocar por supuesto.

O.C – ¿En cocina de culturas va ser un repaso de todos los discos, veremos algo de lo nuevo?
T.O:
 Vamos hacer un repaso de los tres discos en formato acústico y vamos a presentar algunas canciones nuevas para toda la gente que vaya, vamos a guitarrear.

Estudiante de periodismo. Actualmente se desempeña como colaborador del programa 19 días y 500 siestas para la 100 La Rioja. Se desempeño en el 2012 como conductor del programa "Con que necesidad". Ha realizado transmisiones y colaboraciones con Radio Líder de Córdoba e Inédita de Cosquín.

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *